27 Febrero - 2017

Fundanza entregó buen balance en el 2016

Cada vez que realizamos en este medio virtual y en el físicoActualidad Quindiana un balance de gestión y resultados de Fundanza, tenemos que decir que es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, que se encuentra ubicada en la calle 19 No 27 – 40 de la ciudad de Armenia y que ha logrado una cobertura de sus programas de formación artística y cultural en las casas de la cultura de los municipios quindianos y en una infinidad de instituciones educativas de Armenia.

23 Enero - 2017

Estreno de la obra Amoxtli Yoalli Ehecatl (Libro de las Teofanías Proféticas en el Orden de la Tierra )

Compartimos con ustedes el artículo del New York Times sobre el estreno en el Lincoln Center de la obra Amoxtli Yoalli Ehecatl (Libro de las Teofanías Proféticas en el Orden de la Tierra) de Alejandro Iglesias Rossi, director de la Orquesta de Instrumentos Autóctonos y Nuevas Tecnologías y de la Maestría en Creación Musical, Nuevas Tecnologías y Artes Tradicionales de la Untref.

09 Agosto - 2016

La Universidad del Quindío completa 28 libros de autores quindianos

Con la presentación del libro "Quindío 50 años, recorrido visual por el departamento", la Universidad del Quindío sumó otro texto a la biblioteca de autores quindianos, con lo que se eleva a 28 el número de títulos de esta colección que tiene el sello Uniquindiano. Se trata de una edición de lujo que recorre los 12 municipios del Quindío para mostrar en sus páginas mágicos lugares, sitios ignorados, poco explorados, pero en todo caso asociados al patrimonio cultural e inmaterial local.

06 Junio - 2016

Colombianos se desnudaron en la plaza de Bolívar de Bogotá

Hombres y mujeres, unas seis mil personas, posaron para la lente de de Tunick. Se lograron muy buenas fotografías en la madrugada de este domingo 5 de junio, parece que hubo más mujeres que hombres, juzguen ustedes.

04 Junio - 2016

Óscar Domínguez, cronista

Decálogo y lección. Lo primero, porque el autor se ha puesto en el trabajo de clasificar el material como si se tratara de imprimir las tablas de la ley del periodismo en un espejo: no hay tema, por frívolo que parezca, que no nos retrate de cuerpo entero. Desde las juguetonas disquisiciones alrededor del ombligo del almanaque, hasta la furtiva lágrima que asoma en la despedida al Ñero que murió por fax; las desvertebradas notas unidas aquí por la pasta y el lomo de un volumen, se convierten en señales de identidad para un país que no conoce su rostro porque a la hora de escribir desprecia el lenguaje cotidiano.