07 Septiembre - 2020

Vicepresidenta dice que el túnel de la Línea es sinónimo de empleo, comercio y progreso

-La Comisión Intersectorial de Infraestructura que lidera la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, fue clave para acelerar procesos como la adjudicación de un predio baldío con la ANT, el otorgamiento de permisos de concesión de aguas superficiales con Cortolima y el desbloqueo de $235.000 millones con el Ministerio de Hacienda.

Túnel de la Línea, sinónimo de empleo, comercio y progreso: Vicepresidenta 
 
-“El Túnel de la Línea representa un enorme aporte a la reactivación económica del país, ya que dinamizará el comercio, reducirá costos de transporte, incrementará el turismo y generará empleos”, dijo la Vicepresidente.
 
-Este gobierno dejará en marcha otros megaproyectos como el Canal de Dique, obras del Pacto Bicentenario en cinco departamentos, entre otras.
 
Bogotá, D.C., 4 de septiembre de 2020. (@ViceColombia).  Como un hito, sinónimo de empleo, comercio y progreso, calificó la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez el Túnel de la Línea, que fue inaugurado –este viernes- por el Presidente Iván Duque, después de 11 años de trabajos, y varios contratiempos para sacar adelante el proyecto. Se trata de una de las megaobras más importantes de América Latina.
 
“Siento una enorme satisfacción por la ingeniería nacional, por el trabajo de nuestros obreros, por las mujeres operarias, ingenieros y diseñadores, que estuvieron trabajando por tantos años. Estamos demostrando que las dificultades de la ingeniería no son superiores a nosotros. Somos superiores a cualquier dificultad cuando trabajamos unidos y cuando tenemos un propósito de país”, señaló la alta funcionaria.
 
La Comisión Intersectorial de Infraestructura que lidera la Vicepresidente, por encargo del Presidente Iván Duque, fue clave para acelerar la adjudicación de un predio baldío por parte de la Agencia Nacional de Tierras, para la conexión eléctrica de túneles cortos en el lado del Tolima; y acelerar otorgamiento del permiso de aprovechamiento forestal con la Corporación Autónoma Regional del Quindío, así como los permisos de concesión de aguas superficiales con Cortolima. 
 
También se solicitó al Ministerio de Ambiente la priorización de solicitudes del INVIAS con relación al túnel y se logró el desbloqueo de $235.000 millones, con el Ministerio de Hacienda.
 
La Vicepresidente destacó la importancia de esta megaobra en la dinamización del comercio, el incremento del turismo, la generación de empleo y  la reactivación económica del país. “Estoy segura de que los efectos económicos se verán reflejados en el aumento de la dinámica en el comercio exterior, en la estimulación de la industria por menores costos de transporte, en el aumento del turismo y la interacción económica entre los territorios”, dijo.
 
Junto con el Túnel de la Línea, se inauguran otros 4 túneles, 5 viaductos, 2 intercambiadores viales y 13,4 km de vía nueva que conforman una parte de la doble calzada que conecta los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío).
 
“Felicitamos las acciones del Instituto Nacional de Vías y los diferentes actores del Gobierno Nacional para sacar adelante este proyecto a través de la Comisión Intersectorial de Infraestructura, con el propósito de destrabar el proyecto. El gobierno del Presidente Iván Duque se apoyó en los estudios técnicos especializados, con una empresa consultara, para definir y poner en marcha cuatro líneas de acción centradas en terminar, reparar, repotenciar y reconstruir las obras iniciadas”, indicó la Vicepresidente.
 
Con la puesta en operación de estas obras, se aumentó la velocidad de operación vehicular de la carretera de 18 km/h a 60 km/h; se disminuye el tiempo de viaje en aproximadamente 50 minutos; se ahorran 850 horas al año en tiempos de cierre de vía; se reduce en un 100% la accidentalidad en el sector; y se disminuyen en aproximadamente $270.000 millones los costos de operación y logística de transporte.
 
Además, la Vicepresidente destacó los impactos ambientales de este Túnel, “como la disminución de emisiones de CO2, disminución de impactos negativos sobre los acuíferos y mejoramiento de la calidad de las fuentes de agua superficiales”.