20 Diciembre - 2018

Termina el 2018. Obligada una pausa para hacer un balance de los 12 meses que colman su universo.

Son muchas las aristas a observar. Desempeño de la economía, condiciones ambientales, desastres naturales, situación social de millones de seres humanos, eventos políticos, manifestaciones culturales, relaciones internacionales, acciones del gobierno, vida religiosa de las comunidades, en fin.

"Acontecimientos verdad"
 
Por Horacio Duque Giraldo
 
Hago un apretado balance desde la perspectiva de lo que el filósofo y novelista francés A. Badiou denomina los “acontecimientos verdad”, que son aquellos que van marcando hitos en el curso histórico de las sociedades, los que direccionan rumbos en el devenir de las naciones.
 
Destaco los procesos políticos articulados alrededor de las elecciones parlamentarias y del nuevo Presidente de la Republica.
 
Los resultados nos están indicando otra configuración de nuestra cultura política.
 
En el Congreso se constituyó un importante bloque alternativo y de oposición política dotado del Estatuto de Oposición, que si bien no es la maravilla democrática si es una importante herramienta que oxigena el sistema de poder prevaleciente desde hace muchas décadas.
 
Más de ocho millones de colombianos, sin que mediaran prebendas clientelares y actuando de manera espontánea y libérrima,  acogieron una propuesta presidencial que planteó un horizonte popular y  de derechos para los colombianos golpeados por la pobreza y la exclusión.
 
El regreso del uribismo al poder en cabeza de Ivan Duque es otro hecho que amerita ser registrado al igual que su protuberante perdida de legitimidad y aceptación entre las mayorías de la sociedad.
 
El referendo contra la corrupción y sus casi 12 millones de votos fue un hecho impactante cuyas repercusiones impactan los valores y las costumbres cívicas de los colombianos.
 
Esta movilización multitudinaria traza otro norte a la nación y amplio definitivamente el imaginario social que ya se refleja en la convocatoria a un referendo por la educación y a otro por la reforma rural integral.
 
La movilización estudiantil universitaria le dio otro contenido a los movimientos sociales y a las disputas políticas.
 
Más de dos meses de huelga estudiantil realzaron el derecho a la educación de los colombianos.
 
Y su impacto  involucró otros ámbitos hasta hacer retroceder el sentido regresivo de la reforma tributaria y las trazas del neoliberalismo.
 
La tragedia corrió por cuenta del asesinato de más de 400 líderes sociales sometidos al peor de los exterminios y genocidios que repiten la historia de violencia en Colombia.
 
Inevitable registrar la diáspora venezolana como consecuencia de la arremetida Trumpiana contra el gobierno venezolana y de la corrupción.
 
La historia que falta por contar en el Quindío
 
Hay mucha bibliografía referente al departamento del Quindío, pero falta la historia bien contada, desde antes de convertirse en departamento después de la segregación del Viejo Caldas, período en que existían los caciques, gamonales, dómines y azucenos del poder, impenetrables, hasta que llegó el momento de un grito de libertad, el primero en separarse de esa logia politiquera fue el hoy llamado departamento del Quindío, son ya 53 años de índependencia geográfica, presupuestal, fiscal, política, con autonomía por parte de los habitantes de esta región para elegir a sus mejores prospectos en los concejos, alcaldías, Asamblea y la gobernación.
 
Pero esa separación del Viejo Caldas no fue para nada positiva para el departamento del Quindío, en esos 53 años se tuvo que sacudir del poder total que ejercía el  'cacique' Ancízar López López, no se movía nada sin su voluntad, muy diferente a la formación de Camilo Mejía Duque, oriundo del también joven departamento Risaralda y otro que puso su marca en Antioquia, Bernardo Guerra Serna, quien luego se desmoronó muy a pesar del soporte que tenía con los cronistas políticos de ese entonces, uno de ellos el extinto Carlos Murcia, al servicio del periódico El Espectador, quien dijo que los caciques de Quindío, Risaralda y Antioquia serían gobernadores después de tantos años haber ocupado estos puestos, haber pasado por los concejos, asambleas, Cámara, Senado, les falta concluir sus etapas vitales en las gobernaciones, pero todos tres de derrumbaron, en el Quindío Mario Gómez Ramírez sepultó las ilusiones y esperanzas de Ancízar López López.
 
El departamento del Quindío empezó con muchos escándalos, el más fresco de todos y que le tocó a Mario Gómez Ramírez fue 'La chaterrización' a cargo de su secretario de Hacienda, Gillermo Roa Restrepo, quien fue cuestionado en todos los círculos sociales de la región y el país. Después vino un período de rifirrafes entre gobernadores y alcaldes de Armenia, no se podían ver Amparo Arbeláez Escalante con David Barros Vélez, en esa reyerta estában también Luis Fernando Velásquez Botero ( exgobernador), Mario Londoño Arcila ( exalcalde, ya fallecido), Julio César López Espinosa ( exgobernador), Ana María Arango Álvarez ( exalcaldesa), se refinó más la disputa, los celos, entre Sandra Paola Hurtado Palacio (exgobernadora), hoy en el ojo del huracán, deberá comparecer por un presunto carrusel de contratos, sobornos, corrupción, con la exalcaldesa Luz Piedad Valencia Franco ( encarcelada).
 
Luz Piedad tuvo que reactivar la herramienta de la valorización para avanzar en 12 obras de 165 que requiere con urgencia manifiesta la ciudad de Armenia, en tanto sandra Paola y Germán Vargas Lleras se opusieron a que La Ciudad Milagro de Colombia fuera incluida en los aportes de los dineros de las regalías del petróleo, Sandra trajo al Quindío más de $240.000 millones, pero de esos recursos no hubo un solo peso o denario para Armenia, sin embargo la fustigaba Sandra desde la gobernación del Quindío, en sus instalaciones físicas tenía un pendón que de decía "Piedad con Armenia" para referise a que no estaba de acuerdo con la valorización.
 
A pesar de esa oposición Luz Piedad logró que el Concejo le aprobara ese mecanismo, La Fiscalía se lo avaló varias veces, igual El Tribunal Administrativo del Quindío, TAQ, pero faltaba que la intriga de Sandra prosperaba, había un entramado con el Fiscal General de la Nación, FGN, Néstor Humberto Martínez Neira, para que Luz Piedad, su esposo y cuatro de sus exfuncionarios terminaran en los centros carcelarios por un presunto detrimento patrimonial de esas obras de la valorización por $ 20.000 millones, que no se ha podido probar, se volvió hipotético, tanto que la audiencia para definir la situación jurídica de Luz Piedad y que estaba prevista para el 6 de diciembre de 2018 se corrió para el mes de enero de 2019. ( En la foto, de izquierda a derecha, Luz Piedad y Sandra Paola), podría ser la ilustración de un libro que preparan Horacio Duque Giraldo y Cesáreo Herrera Castro). 
 
Luz Piedad alcanzó construir tres obras, Carlos Mario, exalcalde de Armenia ( también en la cárcel La 40 de Pereira), se encargó de traicionar a su mentora política, excongresista Luz Piedad Valencia Franco, prácticamente se la entregó en bandeja de plata a la Fiscalía, se hizo el montaje de la captura, un día cualquiera, fin de semana, llegó a la ciudad de Armenia Néstor Humberto Martínez Neira, develó todo ese entramado delincuencial, le puso su acostumbrada marca "Operación Díez por ciento", en menos de lo que canta un gallo se imputaron varios cargos a a la exalcaldesa, a varios de sus exfuncionarios, unos están en libertad, otros en intramuros, Luz Piedad en el centro penitenciario de mujeres de Armenia, Villa Cristina, después de haber pasado un corto tiempo en una cárcel de Envigado, Antioquia.
 
También le llegó la hora a Sandra
 
Todos pensaban que a la 'goberlechita' ( remoquete cariñosos de sus más cercanos) no sería investigada por un presunto carrusel de la contratación, pero los analistas más conspicuos sostienen que se llevó a cabo tras el escándalo de Odebrecht que envolvió o arropó a Néstor Humberto Martínez, que a él  le interesaba poner más cortinas de humo y con el Fiscal Ad Hoc no pudo aguantar la presión contra Sandra así Germán Vargas Lleras la protejiera.
 
En este momento Sandra tiene a cinco de sus exfuncionarios a un pelo, de un cacho, para imponerles penas entre cuatro o cinco años, tiene un testigo excepcional la Fiscalía que no le permite seguir en libertad a la exgobernadora.
 
Se argumenta que en enero La Corte Suprema de Justicia de Bogotá decidirá su situación jurídica, en tanto los armenios y quindianos quieren que se cambie de nombre toda esta operación nacional contra la corrupción, que no sea "Bolsillos de cristal", sino "Navidad dulce", porque primera vez y en más de 20 años el departamento del Quindío empieza a escribir su verdadera historia, a varias manos, entre ellas las de Horacio Duque Giraldo y Cesáreo Herrera Castro.