27 Enero - 2017

Son más los problemas que tenemos que soluciones a la vista

No son exclusivamente de Armenia, el Quindío, el país entero, también en el resto del mundo no faltan los conatos por malos gobiernos y por falta de colaboración de las personas. Para empezar, el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tiene en jaque mate a varios países, uno de ellos y que reaccionó con rabia, fuerza y porque insultaron a sus gentes fue México, su presidente se opuso a la construcción de un nuevo muro de la infamia y a un costo de 25 mil millones de dólares que deberán ser asumidos por los propios mexicanos.

Apoyamos el gobierno de México

Mal haríamos nosotros desde estas páginas acolitar la soberbia, prepotencia y los dictados injustos de este presidente Donald Trump, quien con su proceder se parece al tirano de Corea del Norte, no falta si no que oprima el botón rojo para acabar con el resto del mundo porque para él los estadounidenses son lo mejor de la raza humana, ve a los latinos como una especie rara y que a su pueblo le robaron su trabajo, riqueza, que pasaron de la pobreza extrema a la miseria absoluta.

Donald Trump sabe de negocios, empresas, pero de gobernar pocón pocón, son ya muchas salidas en falso y si sigue así el resto del mundo lo aislará, él ignora que USA es hechura de cientos de inmigrantes que con su fuerza laboral, su capacidad de trabajo, la convirtieron en la primera potencia.

El problema del mundo de hoy es la globalización, hace años se dijo que el día en que China estornude el resto del mundo se resfría, hoy asistimos a esa realidad, por donde se camine todo está inundado de productos y artículos chinos, Laos, Vietnan, Camboya, Corea del Sur y Japón son los mejores exponentes de su avance, progreso en ciencia, tecnología e investigación.

Países mal llamados del tercer mundo o subdesarrollados

Los países de América Latina que han soportado tantos conflictos y la dependencia en todo de Estados Unidos, Francia, Inglaterra, etc, no han podido ponerse al día con los afanes que trajo el siglo XXI, fueron tantos que hubo necesidad de llegar a la Unión Europea, UE, o se unían o se hundían todos al mismo tiempo, gracias a la apertura e internacionalización de le economía y sobre todo al modelo Neoliberal, que afecta hoy día a ricos y pobres; es un sistema arrollador, diabólico, demoníaco que nada bueno trae, el capital se concentra en cinco o seis multimillonarios y el resto del mundo a llorar frente al mono de la pila, ladrarle a la luna y arar en el desierto.

Trump es el mejor ejemplo, dijo que entregaba todo su poder al pueblo, pero no afirmó que sus empresas estarían también al servicio de ese mismo pueblo. En el caso de Colombia todo no anda bien, hay una deuda pública op externa impagable, hay desconfianza por parte de los organismos calificadores de los resultados tan desalentadores que tenemos en materia de inflación, inversión en las clases menos favorecidas, una educación regular, escasos de ciencia, tecnología, investigación e innovación.