28 Febrero - 2015

Sin riesgo fiscal el hospital San Juan de Dios, dice su gerente Jairo López Marín

El hospital ejecuta obras de infraestructura en áreas como la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, y urgencias, entre otras. En conversación con La crónica, Jairo López Marín habló sobre diferentes temas que se trabajan desde la IPS, entre ellas la viabilidad financiera.

“Somos un hospital sin riesgo fiscal”, gerente hopital San Juan de Dios
 
López Marín aseguró que el centro asistencial presentó un superávit en el 2014 cercano a los $21 mil millones, cifra muy superior a la de 2013, que llegó a los $2.000 millones, situación que deja en claro que el hospital no presenta un riesgo fiscal y además es viable. 
 
“Con respecto al punto financiero de la institución, que es lo que nos da la viabilidad a través del tiempo, hemos avanzado mucho. Si bien es cierto que en 2013 nosotros pasamos con un superávit de $40 o $50 millones, en 2013 ya avanzamos a una suma más importante que fue de $2.000 millones y para el 2014 fue mucho mejor, ya que pasamos con un superávit de $20 mil millones. Definitivamente somos un hospital sin riesgo fiscal, lo que nos da viabilidad financiera, que es lo que se busca”, indicó. 
 
El funcionario aseguró que la estabilidad económica que se ha logrado es gracias, en parte, a la recuperación de la cartera que se tienen de las EPS, pero también habló del incremento en la venta de servicios. “Esto se ha logrado principalmente con la recuperación de las deudas, pero además se ha aumentado la facturación, porque vendemos más servicios, atendemos más gente. Puedo decir que permanecemos llenos, no tenemos camas vacías nunca, antes nos toca esperar a ver a quién le podemos dar salida para poder subir a uno de los que tenemos en urgencias esperando una habitación”. 
 
Además afirmó: “Este superávit no quiere decir que nos está sobrando plata, solo que estamos siendo muy viables. El hospital trae desde el 2008 unas carteras increíbles, entonces cuando uno habla de superávit no es porque se haya facturado en su totalidad este año, sino que aparte de eso se recuperó dinero. Frente a este tema hemos hecho un gran esfuerzo, es más, casi nos dimos una pela con los usuarios y con las EPS. En ocasiones tuvimos que cerrar servicios, siempre teniendo en cuenta que no podía dejar de atender urgencias vitales y todos lo de tercer nivel, pero sí lo que estaba programado de días atrás”. 
 
Con respecto a la utilización de  los $21 mil millones que se consiguieron de superávit en el 2014, el médico manifestó que se han invertido en el proceso de acreditación y en la ejecución de las obras que se realizan en este momento en la parte de infraestructura de algunas áreas específicas. 
 
“Este año es crucial en el tema de acreditación, si no hubiéramos tenido ese dinero nos habríamos visto obligados a hacer un crédito para apalancar este proceso, ya que puede costar cerca de $2.000 millones. Hay que tener en cuenta que la acreditación es mejorar en calidad, pero todo tiene un costo. Por ejemplo tenemos que tener mejores médicos con mejores sueldos, mejores equipos, infraestructura, entre otras cosas”. 
 
Igualmente, hizo referencia a los proyectos de infraestructura que se llevan a cabo en la edificación, los cuales tienen que ver con la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, quirófanos, esterilización, laboratorios y urgencias. 
 
Según él, la IPS ha invertido cerca de $15.600 millones en estos trabajos, sin contar con las adiciones que se han hecho por improvistos presentados durante su ejecución. “Cuando usted destapa la estructura encuentra cosas en el camino que no fueron previstas en la inversión inicial, esto, hasta el momento, ha correspondido a casi $5.000 millones más por parte del hospital”. Estas obras contaron también con financiamiento por parte del Sistema General  de Regalías, SGR, y el Ocad. 
 
“Hay otros temas en los que hemos invertido como  en los equipos biomédicos, en los cuales se utilizaron cerca de $4.000 millones para poder mejorar la prestación del servicio, que finalmente favorece es a la población pobre y vulnerable del Quindío. Cuando nos ponemos a sumar empezamos a ver en qué se ha ido el superávit, por ejemplo hay créditos que se están pagando como el del reforzamiento estructural que representa una cuota mensual de $200 millones, y así tenemos más compromisos”. 
 
Explicó que también se ha destinado  plata para abrir nuevos servicios y mejorar los que ya tienen, con nuevas instalaciones en cada uno de los pisos, en lo que, según él, se ha llevado cerca de $1.400 millones por piso. “Por eso nos sentimos estrechos, cuando ya tengamos toda esa área habilitada vamos a estar a la par de cualquier institución del país, a eso es a lo que le estamos apuntando”. 
 
Las deudas de las EPS 
 
López Marín dijo que se ha recuperado mucha parte de la cartera con las Entidades Prestadoras de Servicios, EPS, indicando que cuando inició su periodo como gerente, en 2012, las deudas llegaban a los $71.000 millones, cantidad que para el 2013 bajó a $62.000 millones y que en 2014 cerró en $36.000 millones. 
 
“Aunque todavía es mucho, se ha hecho un gran esfuerzo en recuperar, porque una cosa es lo que va llegando día a día, lo que se factura, y otra es lo que ellos deben en vigencias pasadas. Aunque paguen mes a mes no están abonando nada a lo que tenían acumulado. Ahora estamos saneando esa parte para empezar en lo que tienen atrasado y puedo decir que casi toda está reconocida y conciliada”. 
 
Añadió que desde hace unos meses las EPS no se atrasan en los pagos del mes, sin embargo, hay situaciones como la de Caprecom, en la que además de tener una deuda cercana a los $13 mil millones no legalizan contrato desde diciembre y por lo tanto no pagan los servicios que se han prestado desde entonces. 
 
“El tema con ellos es complicado, en septiembre les cerré los servicios, en octubre llegamos a un arreglo y me pagaron hasta diciembre, ahora desde enero no tengo contrato firmado y no me pagan todas las atenciones que se han facturado. Es así como esto se va convirtiendo en una bola de nieve, a esos $13 mil millones que deben se le van sumando lo que se factura mensual que es cerca de $1.000 millones en el departamento”. 
 
Contratación con especialistas
 
De la misma forma, a principios de 2013, el hospital San Juan de Dios de Armenia se vio involucrado en un problema de contratación con los especialistas de la institución, incluso algunos de ellos renunciaron a sus puestos por problemas con la vinculación.  
 
Frente a esto, el gerente aseguró que ya se solucionó el problema y que las relaciones laborales con los profesionales están establecidas y en buenas condiciones. “El conflicto se dio principalmente porque en ese entonces la ley me permitía contratarlos como asociaciones o fundaciones, sin embargo, en ese año cambió la norma y me decía que debían ser contratados por medio de asociaciones sindicales o empresas temporales, y esto fue lo que les molestó”.
 
Y prosiguió: “A raíz de estas diferencias, y lo que decían los profesionales, se hizo una contratación directa, que entre otras cosas tampoco es del todo legal, solo se permite por un tiempo determinado pero luego hay que cambiar la figura. Finalmente se ha solucionado totalmente el impasse y ya se socializó el cambio en el contrato para salir de la ilegalidad. Ellos están enterados y de acuerdo, incluso muchos de los que se fueron han vuelto”. 
 
Oncología infantil
 
Asimismo, en los últimos meses se han entablado quejas constantes con lo referente a la atención especializada de oncología infantil. Los usuarios denuncian que deben trasladarse a otras entidades e incluso a otras ciudades. 
 
Ante ello contestó: “Ese es un tema al que estamos apuntando. Nosotros estamos haciendo convenios con estos médicos especialistas, de manera que el paciente llegue acá y se pueda ofertar todo en un solo lugar. Estos acuerdos están casi hechos, no falta sino arrancar a trabajar para que se atiendan acá mismo, los oncólogos vienen, valoran los pacientes y dicen cual es el procedimiento y si se puede, o no, hacer en el mismo hospital”. 
 
Acreditación como hospital universitario
 
El médico habló sobre la acreditación de la IPS como hospital universitario y su apoyo a la facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la universidad del Quindío, en lo que afirmó que se ha recibido un apoyo constante de centro asistencial de Nariño, que fue el primero en el país en recibir esta titulación. 
 
“Vamos a pasos agigantados con esta tarea, afortunadamente tenemos todo el apoyo y respaldo del hospital de Nariño, en el 2014 tuvimos convenio todo y para este año ya está renovado. Ellos nos hacen las visitas y nos capacitan. Además contamos con la asesoría de una fundación de Medellín que nos ayuda en el sistema de acreditación. En esto hay unos temas complicados como lo es el de humanizar, ha sido muy difícil tanto con el personal externo como el interno, cada trabajador es diferente, y no es fácil entender que el buen trato con los pacientes es fundamental”. 
 
Comunicó que en el centro asistencial se desarrolla un programa que  se llama ‘Saludar, Atender y Explicar, SAE’, que pretende hacer que el trato de los funcionarios sea más ameno con cada una de las personas que llega. “Esto ha sido clave, nosotros hemos trabajado mucho, le decimos a todos que saluden, que atiendan de buena gana y expliquen a los pacientes y familiares. Antes era un tema complicado, yo como gerente le daba ronda a los pisos y no me saludaban o no me contestaba, y ahora el cambio es total”. 
 
También se ejecuta un proyecto de líder de piso, el cual designa a un funcionario para que se encargue de todo lo que tiene que ver con la atención de pacientes y el mantenimiento de su área de trabajo, tanto en lo que tiene que ver con los internos como en lo físico. 
 
Investigación de la Procuraduría
 
López Marín enfrenta una investigación por parte de la Procuraduría con respecto a la adquisición de una camioneta, la contratación con empresas temporales y de manera directa con los especialistas. 
Al respecto el funcionario dijo sentirse tranquilo frente a este proceso, ya que argumentó que no tiene nada que esconder y que confía plenamente en el trabajo que hacen sus abogados.
 
El San Juan de Dios lanzó revista científica
 
Jairo López Marín, gerente del San Juan de Dios presentó la primera edición.
Ante la comunidad académica y médica del departamento, el gerente del hospital departamental universitario del Quindío San Juan de Dios, Jairo López Marín, presentó la revista científica de la entidad llamada Hospitium.
 
López Marín exaltó que gracias al esfuerzo del área de investigación y docencia se presenta la revista Hospitium, un instrumento de comunicación de los investigadores locales que llena un espacio importante en el ámbito regional, además que es un producto que aporta al proceso de acreditación del centro asistencial.
 
Además, destacó que la comunidad hospitalaria inició el 2015 con nuevos propósitos y grandes retos, y muestra de ello es esta publicación de 62 páginas que cuenta con 3 escritos originales, 3 reportes de caso, 2s artículos de análisis y 2 de opinión. “Comenzamos la recta final para culminar el plan de desarrollo trazado 2013- 2016, y esta entrega es un gran aliciente para todos los proyectos que esperamos desarrollar, como lo son las adecuaciones físicas, y la actualización tecnológica y biomédica”, dijo López Marín.
 
Asimismo, señaló que la responsabilidad es de todos, el reto consiste en avanzar día a día en el mejoramiento continuo en la prestación de los servicios, contando con el apoyo decidido de la junta directiva y de cada integrante de la familia hospitalaria.
 
De igual modo, invitó a todos los investigadores en el área de la salud para que participen de la segunda edición de la revista, en la que ya se está trabajando. Los trabajos se estarán recibiendo hasta el próximo 30 de abril en la oficina de Investigación y Docencia de la ESE.
 
El médico precisó que el próximo gran objetivo es el de poder indexar la revista, lo que dará a la institución un alto reconocimiento como hospital universitario que le apunta a la investigación.