05 Agosto - 2012

Señor, muéstrame tus caminos,y enséñame tus sendas.Sal 25:4

No somos un accidente. ¡Somos sorprendentes! Fuimos un milagro desde el día en que comenzamos nuestra existencia en este planeta y todavía lo somos. Tenemos talentos, habilidades, inteligencia y corazón para hacer milagros en nuestra propia vida. Tenemos potencial que ni siquiera hemos comenzado a destapar. Tómense un tiempo hoy para pensar en esto.

No somos accidentes, somos sorprendentes

Por Ómar Nieto López omarnietol@yahoo.com

Reflexiones – Caminos Misteriosos
 

Mike Larkin, oficial de transito en el Estado de California patrullaba en su motocicleta, cuando de pronto un camión de carga salió en una esquina a alta velocidad. El Oficial Larkin pensó inmediato, esto es una buena boleta, encendió su sirena y sus luces y comenzó la persecución del día. El conductor del camión aceleró con mayor fuerza y el policía Larkin aumentó a su vez la velocidad de la motocicleta.
 

Tras varios minutos de persecución Mike se comunicó por radio con la Estación Central pidiendo ayuda, pero el silencio fue su respuesta, luego de llamar varias veces, escuchó una voz desde la central que le dijo: ¡ Cállate!. Nuevamente comenzó a llamar, nadie respondió y un poco más tarde nuevamente la voz le dijo…¡que te calles!.
 

Sin entenderlo, siguió su persecución y ahora la voz en la radio desde la central decía: ¡Atención! Si hay un oficial de policía cerca de Calle Park 1254, en esa casa hay una emergencia, un niño está sin poder respirar, favor ir de inmediato allí. Para sorpresa de Mike, justo estaba ahora frente a la casa 1254.
 

Se detuvo y en ese momento el padre del niño con rostro de angustia salía apresuradamente con el niño en sus brazos, sus labios morados… El oficial Mike tomó el niño y le dió respiración artificial…el niño volvió en sí y pudo recuperar su respiración, dos minutos más tarde llegaron los paramédicos, hicieron aun lado a Mike, tomaron el niño y con su padre lo llevaron en la ambulancia y allí quedo el oficial Mike, solo.
 

Pensativo, se dijo a si mismo: ¡ No es justo….llego, auxilio este niño, nadie dijo gracias y los paramédicos ni me determinaron y el camión que yo perseguía se fue!. Mientras un sentimiento de injusticia lo abrazada… escuchó a Dios hablar a su corazón diciéndole: ¿“por qué te preocupas" ? Tú estabas en el lugar correcto y a la hora correcta, para ayudar a la persona correcta. No te olvides que yo opero por caminos misteriosos.
 

Yo usé ese camión para que llegaras a este punto correcto, yo impedí que te comunicaras con la Central, para que llegarás en el tiempo correcto. Hiciste lo que yo quería que hicieras y eso te debe hacer feliz”. Mike, encendió su moto y con una sonrisa en sus labios reanudó su patrullaje lleno de satisfacción. Años más tarde ese oficial de Policía llegó a ser el director mundial de Misiones Internacionales de la Iglesia Cuadrangular.
 

No te olvides que aún hoy Dios puede llevarte por caminos misteriosos, que no logras entender ni comprender para que estés en el sitio correcto y a la hora correcta para tender tu mano a la persona correcta. Ahora pues, si he hallado gracia ante tus ojos, te ruego que me hagas conocer tus caminos para que yo te conozca y halle gracia ante tus ojos. Considera también que esta nación es tu pueblo.Exo 33:13
 

Y ahora, Israel, ¿qué te pide el Señor tu Dios? Simplemente que le temas y andes en todos sus caminos, que lo ames y le sirvas con todo tu *corazón y con toda tu *alma. Deum 10:12
Señor, muéstrame tus caminos,y enséñame tus sendas.Sal 25:4
No Somos Accidentes, Somos Sorprendentes…
 
Líderes de Papel con Pies de Barro
Fuiste hecho para ser un líder Genuino y no uno de...
Red Social Renuevo de Plenitud
Encuentra Amigos Aqui
Escucha Nuestra Radio
Nuestro interés es el de dar un ambiente propicio para la oración, el trabajo y en general un "Ambiente" de frescura.
Manténgase Conectado(a)
Facebook
Twitter
YouTube
Suscríbete a Nuestro Canal
10 Reglas de Oro del Matrimonio
 
10 Reglas de Oro del Matrimonio
1. Nunca se enfaden los dos al mismo tiempo.Para lograrlo es necesario ser prudente, y saber, con fortaleza, reprimir la ira que se levanta en nuestro interior.
2. Nunca se griten el uno al otro a menos que la casa esté en llamas. Hay que tener templanza y moderación de las pasiones.
3. Si uno de los dos tienen que vencer en una discusión, deja que el otro sea el ganador. En el fondo de esta actitud hay amor del bueno, que prefiere ceder para obtener la paz. La aparente «derrota» se convierte en una gran victoria sobre sí mismo.

Otras Noticias