19 Mayo - 2020

Senador Mario Castaño aterriza en el Quindío amenazando prensa y veedurías

Mario Castaño, un caldense oriundo del municipio de Pacora en dicho departamento es un senador liberal que ha transitado hacia la ultraderecha uribista en los meses recientes dada su concepción oportunista del ejercicio de la politica como producto de las prebendas y privilegios burocráticos para construir caudas electorales mediante la compra y venta de votos y caciques locales. Es un acérrimo defensor de los sistemas clientelares en la acción politica y electoral

Tiene acumulada una larga trayectoria administrativa en la burocracia de Caldas como contador
 
Por Horacio Duque Giraldo
 
Tiene acumulada una larga trayectoria administrativa en la burocracia de Caldas como Contador y en la práctica docente en colegios y escuelas de Pacora y Manizales.
 
En su condición parlamentaria se inició como Representante a la Cámara y en la actualidad es el Presidente de la Comisión Cuarta del Senado que está encargada del trámite presupuestal y de la distribución de los recursos fiscales del Estado.
 
En su region hace ostentación con su capacidad para direccionar y obtener la “mermelada” de las Regalías petroleras que se canaliza para el desarrollo de obras regionales en el marco del Sistema General de Regalías.
 
En la pasada campaña electoral para alcaldías y gobernación de Caldas se jacto en sus discursos y presentaciones públicas de haber conseguido a través de sus contactos con el Ministro de Hacienda Carrasquilla, con el Director de Regalías y con el Ocad regional importantes recursos para obras en los municipios de Pacora y Pensilvania.
 
En varias manifestaciones el día 3 de agosto del 2019, informo que gracias a su gestión y contactos se asignaron más de 27 mil millones de pesos  para vías locales.
 
Esos anuncios provocaron las denuncias de Camilo Enciso, ex Consejero de Transparencia de la Presidencia de la Republica, quien en varias columnas llamo a eso “mermelada electoral” para conseguir votos y engatusar a la ciudadanía caldense.
 
Enciso señaló que el discurso del senador suscitaba varias preguntas que la Procuraduría, la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia deberían investigar: ¿Qué es lo que el director de Regalías va a cumplirle al senador Castaño? ¿En contraprestación de qué? ¿Por qué el Gobierno muestra tanto interés en notificarle al senador Castaño que le está cumpliendo? ¿Por qué el senador sugiere una relación causal entre la aprobación de esos recursos y su elección como presidente de la Comisión de Presupuesto y Regalías? ¿Por qué razón el Gobierno está impulsando la aprobación de proyectos de regalías en plena época electoral?”
 
Cuestiones que todavía no han tenido respuesta de los órganos interpelados.
 
Castaño justifico sus ofertas en la magnanimidad feudal de su personalidad y en su capacidad benefactora con los recursos públicos.
 
Pero las virtudes de este hombre, acostumbrado al desparpajo y el maltrato de sus subalternos y electores, en una muestra del despotismo antidemocrático que caracteriza su personalidad autoritaria advenediza incluye otra arista, bastante peligrosa.
 
En sus correrías por la Dorada, importante municipio del Magdalena Medio, cuna del paramilitarismo y del sicariato que asesino a Luis Carlos Galán y a otros destacados politicos en los años 90, se ufana de su estrecha relación con Enrique Emilio Angel Barco, un sujeto que hizo parte de la Parapolitica y de las bandas paramilitares en su condición de parlamentario (2006-2010) por la Dorada, por lo que fue condenado el 8 de agosto de 2008 por el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Manizales. 
 
Ángel se hizo merecedor a la sanción por participar en la promoción y el auspicio de grupos paramilitares, más específicamente aprovechando los vínculos con el Bloque Central Bolívar manejado por Macaco, de las AUC, frente Cacique Pipintá”, comandado por alias Ernesto Báez, quien fue un protagonista central de las Autodefensas de Castaño por lo que fue condenado por Justicia y Paz, falleciendo en la cárcel hace pocos meses.
 
Cuando se le recuerda esta alianza a Castaño su respuesta altisonante y desafiante es: ¿Cuál es el favor “hijueputa” que Enrique Emilio, confeso parapolítico, le está haciendo al senador Castaño, hoy miembro de la coalición de gobierno? No me da pena decir que me está ayudando.
 
Hay otros aspectos que se resaltan en el ejercicio político de Castaño. El abogado Johann Wolfgang Patiño Cárdenas, lo demando ante el Consejo de Estado por no haber asistido a 60 sesiones, no justificadas, de la Cámara de Representantes y en las que se votaron proyectos de ley y/o actos legislativos entre julio del 2014 y diciembre del 2017, y por haber respondido a lista en otras 16 sesiones y luego haberse retirado del recinto. El abogado pidió la pérdida de investidura.
 
Un grupo de abogados en Bogotá (Jorge Lara Bonilla, Jesús Antonio Arias Huérfano, Sonia Beatriz Cabrera y Jorge Augusto Hernández Ramírez) demandó ante el Consejo de Estado la elección de Castaño por no reunir los requisitos constitucionales y legales para ser elegido a nombre del liberalismo en el periodo 2018-2022, pues su aval lo otorgó discrecionalmente Miguel Ángel Sánchez Vásquez con el respaldo de César y Simón Gaviria, secretario general del Partido, a través de una resolución, desconociendo los estatutos de la colectividad que indican que debía ser el congreso del Partido.
 
Igualmente, el fotógrafo José Máximo Salas Trujillo, aceptó ante la Fiscalía que compró votos en Ibagué el 11 de marzo del 2018 para la candidatura del congresista Castaño. El fotógrafo llegó a un preacuerdo con la Fiscalía, al aceptar el delito de corrupción al sufragante en calidad de cómplice. Castaño dijo en esa oportunidad que Salas Trujillo nunca ha sido líder suyo. Este caso sigue abierto.
 
Todo este polémico desempeño de Castaño dio sus consecuencias y se  reflejó en las elecciones del pasado 29 de octubre con la derrota de su candidato a la Alcaldía de Manizales, un viejo exponente de la politiquería local y de su candidato a la gobernación, que eran los representantes de una coalición de Castaño con la ultraderecha uribista, ampliamente rechazada en todo el país.
 
En Manizales fue elegido Carlos Mario Marín, un lider de los Verdes con 28 años de edad. Le ganó a Jorge Hernán Mesa, el candidato de la continuidad que contaba con toda la maquinaria del alcalde Cardona y Castaño.
 
La sorpresa fue más que todo por los 75 mil votos que Marín sacó, quedando como el alcalde más votado en la historia de Manizales.
 
También fue sorpresa que al delfín uribista Camilo Gaviria, el candidato de Castaño a la Gobernación, lo derrotara con una diferencia de 71 mil votos el gobernador electo Luis Carlos Velásquez, un novato en política que hizo campaña como independiente.
 
Una de las razones de que la maquinaria de Castaño no obtuviera todos los votos que esperaba, es que parte de las bases liberales no compartieron su alianza con el uribismo sin tenerlos en cuenta, afirma Juanita León en la Silla Vacía. 
 
Asi que a Castaño le llego la peste y su caída es inevitable. En su desespero y con promesas de “mermelada electoral” intenta recuperar terreno en el departamento del Quindío donde el actual Gobernador Roberto Jairo Jaramillo le ha prodigado con una amplia fronda burocrática integrada por fichas y subalternos del gamonal caldense.
 
En iguales términos está procediendo el Alcalde Ríos de Armenia, en franco desplome por los escándalos de corrupción con los recursos para atender la actual crisis sanitaria  que lo tienen al borde de una suspensión la cual intenta impedir con maniobras oscuras repudiadas por la ciudadanía.
 
La presencia de Castaño en el Quindío con sus abusivos procedimientos ha generado el repudio de la ciudadanía que ha sido contestada por el personaje de marras con amenazas a la prensa, periodistas y veedurías ciudadanas que protagonizan una vibrante movilización contra la corrupción del gobernador Jaramillo y el Alcalde, sumergidos en varios escándalos que la Procuraduría provincial ignora desatando el rechazo ciudadano y las denuncias correspondientes ante el Procurador Carrillo.
 
Gravísimas y muy peligrosas estas amenazas del Senador Castaño.
 
En el recuerdo de muchos está el vil asesinato en Manizales de Orlando Sierra, subdirector del periódico La Patria, un valiente periodista que destapó gigantescos robos al departamento de Caldas ejecutados por la venal clase politica de ese departamento. Por ese crimen paga 40 años de cárcel Ferney Tapasco, un teniente electoral de la cuerda del viejo Senador, ya muerto, Víctor Renán Barco el referente de Castaño.