13 Septiembre - 2014

Red Hospitalaria Cordillerana del Quindío mejorará la calidad de atención

Así lo afirmó el ministro de la Salud, Alejandro Gaviria Uribe. Agregó que se cambiará un gerente con camioneta por más médicos.

“Se cambiará un gerente con camioneta por más médicos”: Minsalud

El funcionario nacional dijo que la gobernación cuenta con el apoyo del gobierno nacional para esta fusión
El ministro de Salud, Alejandro Gaviria Uribe, aseguró que la red hospitalaria cordillerana mejorará la calidad de atención para los habitantes de los municipios incluidos.


El ministro de Salud, Alejandro Gaviria Uribe, dijo que el proyecto de la fusión hospitalaria cordillerana en el Quindío pretende suprimir los cargos administrativos en cada uno de los municipios, liberando gastos que se invertirán en más profesionales para atender a cada uno de las comunidades.

El funcionario nacional se manifestó, a raíz de las polémicas que se han generado en algunas de las localidades con respecto a esta iniciativa. Mandatarios de Pijao, Génova y Córdoba han expresado su inconformismo con la creación de la red, argumentando que se suprimirán médicos y se perderá la autonomía de las instituciones, lo que acarrearía una desmejora en la atención.

Sin embargo, Gaviria Uribe aseguró que estas conclusiones son apresuradas y que la gobernación cuenta con todo el apoyo del ministerio para llevar a cabo el proyecto, el cual según lo planeado, empezará a funcionar a partir de enero de 2015. “Doy parte de tranquilidad y garantía de que no se cerrarán infraestructuras, y en vez de tener un gerente con camioneta, tendremos más médicos para la gente, porque la idea es que los recursos de la salud sean empleados en la misma”, puntualizó el jefe de la cartera.

Cabe recordar que ya se han sostenido varios debates en los municipios cordilleranos frente al tema, donde el resultado siempre ha sido el mismo, un no rotundo por parte de las administraciones.

Cada uno de los alcaldes ha expuesto los puntos por los que no están de acuerdo, pero el que prevalece es la preocupación por el traslado de pacientes desde localidades alejadas como Génova y Córdoba hasta la sede principal, en donde funcionaría la consulta externa con especialistas y la atención de urgencias graves. Además, la mayoría de ellos afirman que los hospitales no presentan un riesgo fiscal, por lo que no ven la necesidad de realizar esta intervención.