30 Septiembre - 2020

Quindío inicia preparativos del simulacro nacional para la prevención de desastres

Se cumplió la presentación del Simulacro Nacional de este año, ejercicio de prevención, previsto para el 22 de octubre a partir de las 9:00 a.m., en todo el país y el cual no será como los anteriores, con la habitual evacuación organizada a los puntos de encuentro establecidos, sino que dadas las condiciones que no permiten realizar aglomeraciones, se adapta el modelo para que a través de actividades de mesa se trabaje en el autocuidado y la autoprotección.

Departamento y municipios inician preparativos del Simulacro Nacional para la prevención de desastres
 
Escrito por Rubiela Tapazco Arenas
 
En este sentido, el Simulacro Nacional del 22 de octubre, busca a través de ejercicios de mesa, planificar y mejorar la capacidad de respuesta mediante simulaciones por los diferentes eventos amenazantes que pueden ocurrir en el territorio.
 
Explicaron que como no se va a adelantar evacuación, a partir de las 9:00 a.m, se desarrollaren actividades de mesa con la Gobernación, alcaldías, empresas públicas y privadas, organizaciones sociales y comunitarias y la ciudadanía.
 
Los escenarios de riesgo como inundaciones, sismos, tsunamis, ciclones tropicales, movimientos en masa, avenidas torrenciales, entre otros serán escogidos por cada municipio de acuerdo con el riesgo o amenaza que más los pueda impactar.
 
El Simulacro de este año será de planificación, verificación y actualización de los Planes de Gestión del Riesgo de acuerdo con el rol que se esté desempeñando, ya sea desde lo territorial, lo empresarial, lo comunitario o lo familiar.
 
Es así como los territorios pondrán a prueba, desde ejercicios de escritorio, sus Estrategias Municipales y Departamentales de Respuesta a Emergencia, verificando qué está bien y qué deben modificar; revisando la planeación que han tenido y cómo están articulados desde los Consejos Territoriales de Gestión del Riesgo para atender una emergencia.
 
Las empresas por su parte, verificarán qué tiene su Plan de Gestión del Riesgo, cómo están sus sistemas de comunicación interna, sus alarmas, sus puntos señalados y especialmente que sus colaboradores conozcan qué hacer en caso de presentarse una situación de riesgo.
 
Por su parte, las organizaciones comunitarias y sociales, actualizarán y evaluarán sus Planes de Gestión del Riesgo, tener los contactos de emergencia más cercanos, identificar las zonas de riesgo, verificar que sirvan las alarmas comunitarias y sus Sistemas de Alerta Temprana.
 
Finalmente, las familias y ciudadanía en general, velarán por sus autoprotección siendo responsables con su entorno, actualizarán o construirán su plan familiar de gestión del riesgo, en donde se incluyan los datos de entidades como bomberos, Cruz Roja, Defensa Civil y Policía; la lista de datos familiares, conocer qué riesgos pueden presentarse dentro y fuera de las viviendas; saber cuáles son las rutas de evacuación en sus casas y edificios y tener presente y socializar con toda la familia en conjunto cuál es el punto de encuentro más seguro. Así mismo, y muy importante, verificar que el kit de emergencia esté completo.