29 Junio - 2019

Quindío con corazón recupera valores

La líder es la empresa del mueble Marina Botero Gómez, trabaja con un equipo humano en el que hay sicólogos, trabajadores sociales, economistas, artistas, deportistas, filósofos, entre otros, la corporación cívica Quindío con Corazón busca rescatar los valores de los quindianos.

Quindío con Corazón busca rescatar los valores
 
Así lo dio a conocer Óscar Varón, miembro de la junta directiva de la entidad, quien explicó que el proyecto se lleva a cabo con el objetivo de tener una sana convivencia. 
 
Recomendado: Marina Botero, gestora del proyecto Quindío con Corazón
 
“Todos los valores se quieren incentivar: respeto a las personas, la cultura cívica, entre otros, que se promoverán a través de una campaña que exalta el compromiso de llevar al Quindío en el corazón”, expuso Varón. 
 
Corporación Quindío con Corazón entregó dotación de uniformes a 50 niños
 
Agregó que se trata de una cátedra de urbanidad, en la que se puede, por ejemplo, tomar un valor cada mes, “llevar al Quindío en el corazón es respetar los semáforos”. 
 
Explicó que desde la corporación vienen trabajando en las comunas 6 y 7 de Armenia: “Se impacta a la población más vulnerable en el cumplimiento de los valores, en estos sectores se ve, por ejemplo, un mal manejo de las basuras e irrespeto a la sociedad”. 
 
Acotó que se está recurriendo al gobierno para solicitar apoyo y aclaró que no son una entidad con ánimo de lucro, sino que busca crear conciencia. 
 
Sobre la ayuda gubernamental, José Fernando Pantoja Ocampo, sicólogo y filósofo de la corporación, coincidió en la importancia, ya que con más recursos podrán impactar a una mayor población y desarrollar más programas.
 
Indicó que trabaja con aproximadamente mil niños que eligen el deporte como alternativa para la ocupación del tiempo libre. “Necesitamos desde recursos de materiales como humanos para impactar de manera más efectiva. Buscamos una sede”.  
 
Marina Botero Gómez es la gestora del proyecto Quindío con Corazón
 
La corporación cívica ayuda a niños y jóvenes de poblaciones vulnerables.
 
 
Marina Botero es la gestora del proyecto Quindío con Corazón, una entidad sin ánimo de lucro.
 
Marina Botero y su corporación cívica Quindío con Corazón trabajan por brindar una mejor vida a niños y jóvenes de escasos recursos, mediante el deporte y la lúdica, donde además se les hace un refuerzo en valores.
 
¿De dónde nace su gusto por ayudar a poblaciones vulnerables?
 
En primer lugar, permítanme agradecer este reconocimiento que en persona mía se hace a todos los integrantes de la familia Botero Gómez, a las personas y entidades con espíritu altruista que han contribuido desinteresadamente a nuestros objetivos, así como a los diferentes grupos de colaboradores que nos han acompañado en los proyectos de carácter social que hemos emprendido en el Quindío. Mi deseo de emprender y colaborar en las causas sociales, así como el impulso para llevar a feliz término proyectos que ayuden a nuestra comunidad, nacen del ejemplo que mis padres nos dieron a mis hermanos y a mí desde muy pequeños. Por eso somos empresarios con conciencia social.
 
¿Hace cuánto funciona la corporación cívica Quindío con Corazón?  
 
La idea comenzó a gestarse hace algo más de dos años en una reunión a la que invité a mi grupo familiar y a algunos interesados en la sana convivencia de los quindianos. Esto, a propósito de la crisis de valores que sufren nuestro departamento y el país entero. Con su ayuda económica y el aporte de ideas, aunados a los de personas de diferentes profesiones, le dimos vida jurídica a nuestra corporación sin ánimo de lucro el  17  de mayo de 2016, la cual es apolítica y no tiene el carácter de entidad de beneficencia.
 
¿Qué comunidades se ven beneficiadas de la fundación? 
 
Su objetivo principal es la recuperación de valores en el Quindío, entre otros programas, a través de las disciplinas deportivas y lúdicas practicadas con niños y jóvenes de los estratos sociales más vulnerables, por las enseñanzas que estas disciplinas transmiten, tales como el respeto, el sentido de autoridad, la cooperación y muchas más. Sabemos bien que lo primero era alejarlos de actividades inapropiadas de su entorno y convertirlos en multiplicadores de valores en sus grupos familiar y social, por lo que iniciamos nuestro proyecto en las comunas 6 y 7 de Armenia.
 
Lea también: 290 niños esperan por regalos en Navidad
 
¿Qué programas de apoyo realizan?
 
Actualmente tenemos vinculados 550 niños y jóvenes de ambos sexos, a los que proveemos de espacios y materiales adecuados, bajo la dirección de profesionales que los capacitan en áreas técnicas y sociales.
Próximamente impulsaremos, en las mencionadas comunas, programas para generación de empleo con actividades de intermediación, sin costo alguno para empleados y empleadores, y promoveremos emprendimientos en las familias más afectadas por los altos niveles de desempleo en nuestra ciudad. Simultáneamente haremos una campaña sistemática para la conservación del medio ambiente.
 
¿Cuáles son las fuentes de financiación de la corporación?
 
Principalmente los aportes de la familia Botero Gómez y los de algunas entidades y personas solidarias con nuestros objetivos. Hemos también emitido bonos para que, sin compromiso formal y sin límite de sumas, cualquier persona colabore con nuestros programas en la medida de sus posibilidades.
 
Es sabido que obtener fondos, para fines tan ambiciosos como los que nos hemos propuesto, es muy difícil, por lo que hemos resuelto tocar puertas de entidades y personas en el país y en el exterior con muy pobres resultados hasta ahora. La oportunidad que La crónica nos da para que conozcan nuestra obra, es de especial importancia para interesar a los lectores, con conciencia social y amor por nuestra región, que quieran mejorar la sana convivencia de los quindianos.
 
¿Qué dificultades se le han presentado a la hora de realizar labor social?
 
La credibilidad en nuestra corporación y entender sus objetivos. Es fácil que nos confundan como una más de las pocas fundaciones que, al amparo de la legalidad, sirven intereses políticos, engañan a la población o son vehículo para el enriquecimiento de sus directivos. En ocasiones nos confunden como una entidad de beneficencia y esperan ayudas materiales que no están en línea con nuestros objetivos. El entorno en el que tienen que trabajar nuestros técnicos y profesionales, implica rechazar personas portadoras de antivalores, lo cual genera inseguridad y la necesidad de recurrir en ocasiones a las autoridades que nos dan un apoyo irrestricto. 
 
¿Qué es lo más gratificante de su gestión?
 
En primer lugar, la participación y los resultados obtenidos con nuestros niños y jóvenes, pues acabamos de ganar el subcampeonato de fútbol en el certamen Hinchas de Paz, auspiciado por LA CRÓNICA y la Policía; igualmente el apoyo a nuestra gestión de parte de los anteriormente mencionados y el nivel de compromiso de los funcionarios y asesores voluntarios de la corporación. Esto significa que vamos bien encaminados.
 
¿Cómo pueden las personas apoyarlos?
 
En este momento lo más importante es que nos conozcan y compartan nuestros objetivos, los aportes y ayudas materiales son una consecuencia de lo anterior para poder dar cabal cumplimiento a los mismos. Invitamos a los lectores de La crónica para que nos visiten en nuestra página web y en nuestras oficinas y conozcan de primera mano quiénes somos, qué buscamos y cómo pueden contribuir en la sana convivencia de los niños quindianos.