11 Noviembre - 2016

Quindío cada día más inseguro, asesinan a dueño de finca hotel

No nos cansaremos de publicar aquí sugerencias a las autoridades de Policia y a los propios alcaldes para eliminar la delincuencia que se ha apoderado de las zonas urbanas y rurales del departamento del Quindío. Hace poco de capturaron a dos sujetos que atracaban fincas, violaban mujeres, fueron llevados a una cárcel y ayer jueves 10 de noviembre se conoció la noticia relacionada con el asesinato de Bernardo Ramírez Mora, dueño de una finca hotel en la vereda Baraya de Montenegro.

Consejo de Seguridad
 
Instamos al comandante de la Policía del Quindio, gobernador Carlos Eduardo Osorio Buriticá y a todos los alcaldes para que estén en permanentes consejos de seguridad, las alertas están prendidas desde hace mucho tiempo en el departamento del Quindío, no es el primer asesinato y menos será el último.
 
A la delincuencia hay que enfrentarla, si toca con medidas extremas hay que hacerlo, los paños de aguas tibias no sirven, se captura, está en la cárcel de un día para otro, s enecesita una reforma profunda para que paguen condenas de 15, 20, 30, cadena perpetua, es la única forma de enderezar el orden público enmel Quindío y todo el país.
 
Asesinan a propietario de finca hotel en Montenegro
 
El hecho de sangre se presentó ayer en horas de la tarde en la  nca hotel Arrayanes del Quindío en la vereda Baraya de Montenegro.
Delincuentes encapuchados y armados acabaron con la vida del señor Bernardo Ramírez Mora en una de las habitaciones de la finca hotel Arrayanes del Quindío, de su propiedad, ubicada en la vereda Baraya del municipio de Montenegro.
 
El hecho de sangre fue reportado a las autoridades ayer a eso de las 5:30 p. m. La llamada a una línea de emergencias por parte de la esposa de la víctima alertó sobre la situación.
 
El adulto, de 64 años de edad, fue baleado por tres sujetos que habrían llegado al inmueble, al parecer, con la intención de cometer un robo.
 
Ramírez Mora al percatarse de la situación se encerró en uno de los cuartos del lugar y con una escopeta que tenía le realizó algunos disparos a los extraños, quienes reaccionaron con las armas que llevaban, accionándolas contra los dos ciudadanos.
 
Una de la balas infortunadamente impactó en el pecho de don Bernardo, ocasionándole graves daños en su organismo que ocasionaron su deceso casi que instantáneamente.
 
Ante la situación generada los antisociales escaparon con rumbo desconocido, mientras que la dama pedía ayuda.
 
Pese a que al lugar, prontamente se desplazaron socorristas en una ambulancia, cuando llegaron al punto ya era demasiado tarde para el lesionado, pues ya no presentaba signos vitales.
 
Al mismo tiempo al sitio se desplazaron agentes de la Policía Nacional en el Quindío adscritos a la subestación de la zona que de inmediato tras recopilar algunos datos iniciaron la búsqueda de los agresores, pero no pudieron dar con su paradero.
 
Posteriormente, las labores fueron apoyadas por unidades de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín.
 
Mientras se llevaban a cabo los patrullajes y cierre de posibles rutas de escape de los homicidas la escena del crimen fue acordonada y allí el personal del laboratorio móvil de criminalística, también de la Sijín, se dispuso a recopilar el material probatorio necesario para el debido proceso y luego llevó a cabo la inspección técnica del cadáver para conducirlo a la morgue del municipio de Calarcá.
 
Allí hoy en horas de la mañana funcionarios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses le realizarán la correspondiente necropsia al cadáver y luego será entregado a sus parientes para las honras fúnebres.
 
Este crimen elevó las alarmas en los habitantes de las áreas rurales del departamento, que se han venido viendo afectados por el accionar de algunos grupos delincuenciales dedicados al atraco.
 
Del fallecido se supo que era oriundo de Belén de Umbría, Risaralda, pero que llevaba varios años radicado en el Quindío, donde era un reconocido comerciante, trabajador, amable y servicial.
 
Las autoridades judiciales hicieron un llamado a la comunidad para que si tiene algún dato relevante que permita esclarecer este crimen lo informe oportunamente a través de la línea de emergencias 123 o en las instalaciones policiales más cercanas.