07 Diciembre - 2017

Quindianos reaccionan porque el Valle de Cocora se reemplazará La Palma de Cera por aguacate hass

Unos están en favor de conservar ese santuario natural denominado Valle de Cocora, ubicado en una gran extensión territorial de Salento, Quindío, otros que los campesinos siembren el aguacate hass como un mecanismo de sobrevivencia, subsistencia, la Palma de Cera no se comercializa.

El valle de Cocora será el valle del aguacate hass
 
 
Fuente. el quindiano
 
Una protesta generalizada se está formando en el Quindío, tras el inicio del cultivo de aguacate hass en el mítico valle de Cocora, donde crece la Palma de Cera del Quindío, en el municipio de Salento.
 
La primera entidad en llamar la atención sobre este fenómeno ha sido la Fundación Bahareque de Salento, defensora del patrimonio ambiental y cultural del Quindío. “Estamos muy preocupados porque en el valle de Cocora, uno de los paisajes más hermosos de Colombia y el mundo, están sembrando grandes plantaciones de aguacate Hass para la exportación”, dicen en su primer pronunciamiento.
 
La Fundación Bahareque argumenta: “En el valle de Cocora se encuentra la Palma de Cera, el árbol nacional de Colombia, pero esta especie, así como muchas otras de fauna y flora, están ahora amenazadas por los monocultivos de aguacate Hass para la industria de alimentos y la cosmética de Europa y Estados Unidos”.
 
Y explican: “Este valle está protegido por el Acuerdo 089 de 1997 emitido por Concejo Municipal de Salento y se encuentra dentro del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI). También hace parte de la zona de influencia del Parque Nacional Natural Los Nevados, donde se produce el agua para el consumo de los habitantes del departamento del Quindío. La producción de aguacate viene creciendo en Colombia y está cambiando los usos del suelo, modificando el paisaje y generando daños ambientales por la utilización de químicos y la cantidad de agua que requiere”.
 
La fundación está haciendo un llamado para firmar un documento, por parte de miles de colombianos, para pedir al Ministerio del Medio Ambiente que detenga la siembra de aguacate en el valle de Cocora, y ha dispuesto esta línea de comunicación: #YoDefiendoLaPalmaDeCera. ( Este es parte del valle de Cocora, antes todo era cultivo de Palma de Cera, fue reemplazada poco a poco por pasto, que también se abona, necesita pesticidas, en la parte inferior de la foto de ven varias plantas de aguacate hass, unos rechazan que siembren o otros que lo hagan para la sobrevivencia de los campesinos de ese sector).
 
Hostales y restaurantes
 
Propietarios de hostales y restaurantes de esta zona han manifestado también su desacuerdo con los proyectos de siembra de aguacates y han manifestado que la gestión de un atractivo natural, debe estar ligado a su protección, la restauración del ecosistema natural, así como la creación de un balance entre el aprovechamiento turístico y la protección de la especie y el paisaje. “En el valle del Cocora esto debe darse pronto. Las palmas cumplen su ciclo vital y de no hacerse algo pronto, un valioso atractivo va a desaparecer y con ello la afectación de quienes hoy han planteado modelos de negocio, que sí o sí, dependen de la palma y su paisaje. No el actual, si no el de un ecosistema andino en recuperación”.
 
Fundación Cosmos
 
Por su parte, el director de la fundación ecológica Cosmos, Néstor Ocampo, ha manifestado que empieza a morir el paisaje de Cocora y a nacer en su reemplazo el paisaje del aguacate hass. “Este que ha sido considerado uno de los paisajes más bellos del mundo, empieza a desaparecer ante el avance voraz de los cultivadores de aguacate hass”, sostiene en un mensaje que ha hecho circular en las redes sociales.
 
“Ahora para satisfacer la gula de los países desarrollados vamos a destruir hasta nuestros paisajes y, de paso, a cargar de químicos el agua que se toma en Circasia, Armenia, La Tebaida y Cartago. Como si fueran pocos los problemas que ya tenemos con el agua en el Quindío. Preguntamos a la Corporación Autónoma Regional del Quindío, a la gobernación del Quindío, a la alcaldía de Armenia, a la alcaldía de Salento y a los órganos de Control del Estado: ¿Para qué sirve esa categoría de protección denominada "Distrito Regional de Manejo Integrado de la Cuenca Alta del Río Quindío del Municipio de Salento"?... ¿para qué?”, se pregunta el ecologista.
 
Finalmente, el señor Ocampo dice: “Ahora veremos si el Quindío aprendió algo, o no, en el Primer Simposio Internacional "Pensar y sentir el paisaje" realizado aquí en Armenia apenas hace 15 días”.
 
El Instituto Humboldt
 
Por otra parte, la directora General Instituto Humboldt Brigitte Baptiste, se pregunta en un artículo publicado en la revista Semana: “¿Aguacates en vez del bosque? ¿Cultivos de exportación como matriz para el paisaje de la palma? Mejor que las vacas y el potrero diríamos algunos apresuradamente, sin pensar acaso que el desierto de kikuyo que alimenta la ganadería no necesariamente es distinto que el desierto de árboles que alimentan las cadenas de comida rápida mexicana, a menos que los cultivadores de aguacate tomen la decisión de que su plantación será definitivamente amigable con la recuperación de la Ceroxylon, que no es un paso más complejo que el que algunos ganaderos ya están dando: una estrategia de convivencia, de transición ecológica del paisaje hacia un modelo más amable con la biodiversidad, tal vez sin la pirotecnia de la escenografía apocalíptica, tal vez más natural, como si la gente y las palmas hubiésemos, por convicción y afecto, aprendido a vivir juntas”.
 
Brigitte Baptiste nos recuerda lo que es el Valle de Cocora y la Palma de Cera del Quindío: “La imagen que tenemos de esa región, de inmensos potreros abiertos en los cuales crece la monumental palma, heroica, resistente, es sin duda evocadora y parte del imaginario nacional: solo en la muerte del bosque y su reemplazo por el uso ganadero a finales del siglo XIX la palma adquirió su visibilidad como especie majestuosa, haciendo del carácter solitario con que se expresa en Salento motivo de solidaridad y lucha aguerrida contra la extinción. El futuro del planeta requiere actos radicales, es cierto, pero el dilema de la transformación del paisaje de esta hermosa y turística región del Quindío también exige un poco de perspectiva, como en todos los casos en los que el cambio de uso del suelo o del canon arquitectónico (por no hablar de la moda) implica un sacudón identitario”.
 
El debate está servido. Ahora no es solo la megaminería la que amenaza el paisaje y el medio ambiente, sino también el cultivo de una fruta tan apetecida en el mercado internacional, como el aguacate hass.
 
 
Reacciones en las redes sociales
Cesáreo Herrera Castro
 
Ángela, buscamos que nuestro territorio no se convierta en una cloaca, un vertedero de pesticidas, insecticidas, plaguicidas, que en Boquía, Salento, por ejemplo, las autoridades de la CRQ, alcaldía de Salento y la CRQ puedan canalizar esas aguas sucias, las que vienen también de las letrinas de las 80 familias que viven allí, más los turistas, a las aguas que llegan a la planta de captación y que luego es tratada por la EPA. Hace tiempo hablo de este asunto porque es en ese mismo lugar es donde se necesita un pozo séptico que reciba las aguas vertidas en el río Quindío y que no tenga que ser aseado por el carro elefante de EPA. Ángela, estos comentarios los voy a subir a colombiaparatodos.net, igual la nota, tengo un promedio de 270 mil lectores, bastantes para que se enteren de nuestra realidad.
Cesareo Herrera Castro · Owner en Autónomo
José Miguel, pero esa no es la vía y menos la alternativa.¿Quién garantiza que la producción de aguacate hass en el Quindío esté libre de trazas químicas y también exista en cualquier momento una saturación del mercado, ya pasó con el café?.
José Miguel Jaramillo Jaramillo · Istituto d'arte di roma
N0 estoy diciendo sea solución...!!! Lea mi opinión...!!!
Fabio Aristizabal · Aragon
Cesareo:
Lo garantiza el ICA con la certificación de BPA, lo garantiza la GG certificación internacional de inocuidad, no es jugando con los consumidores que pagan inocuidad, los venenos no exportan.
 
Solo en Colombia nos envenenan lo comida y nadie sabe y nadie dice nada, si su preocupación es legítima le cuento que el café del Quindio no es apto para el consumo de nadie, los venenos que hoy se usan para el control de broca están prohibidos por el ICA y su uso es delito, valla al comité de cafeteros del Quindio y pregunte que tienen para la broca.
Me gusta · Responder · 8 horas
 
Jhony Alejandro Arbelaez Garcia
Que brutalidad !! Porque o que permiten esto? Que dicen las autoridades y organismos ambientales?
Me gusta · Responder · 1 · 4 de diciembre de 2017 0:19
 
Cesareo Herrera Castro · Owner en Autónomo
Craso error, grave que esto vaya a suceder en el Valle de Cocora, allí hay que sembrar Palma de Cera, nuestro árbol nacional y la especie original de ese sector. El aguacate hass lo tienen que abonar con químicos, pueden devolver los envíos por tener trazas químicas, ya lo han hecho desde Asia, Europa y Estados Unidos. Este aguacate deben sembrarlo en otras áreas distintas al pié de monte, cuencas hidrográficas, reservorios de agua, humedales. Me uno a esa protesta. ¿Acaso no se ha dado cuenta la autoridad ambiental CRQ que Cartón Colombia nos hizo mucho daño en Salento, Circasia, Filandia y Calarcá con sus pinos?. Así como la CRQ cerró definitivamente el relleno sanitario Villa Karina debería actuar igual con el sembrado de aguacate hass en el Valle de Cocora?.
Me gusta · Responder · 3 · 4 de diciembre de 2017 5:44
 
José Miguel Jaramillo Jaramillo · Istituto d'arte di roma
El campo Colombiano no es rentable en muchas zonas , ( no soy propietario) y sus propietarios buscan una salida económica, triste pero cierto...¡¡¡
Me gusta · Responder · 2 · 4 de diciembre de 2017 7:02
 
Carlos Alberto Tamayo Palacio · Liceo San Rafael
Dr. Jaramillo, sin duda un tema muy difícil: por una parte estaá la belleza de las palmas pero por la otra está la parte económica.
México le vende el 90% de su cosecha de aguacate Hass a EE.UU en la suma de US$ 2.000 millones.
¿ Que tal si le pudieramos rasguñar un poco de ese mercado a México ?
Hay que ser relistas: el aguacate hass es una revolución por sus variados y óptimos usos: gastronomía, aceites, industria farmaceutica y productos de belleza. 
Es el único alimento del que un ser humano podría vivir: tiene todos los elementos que el cuerpo humano necesita.
Es inimaginable pensar en los mas de milo millones de chinos demandando aguacates.
Así que es escoger entre mimetizar las palmas de cera ( no hay que derribarlas) entre cultivos verdes o beneficiar a una cantidad de personas que tienen sus tierras improproductivas y/o con ingresos casí que paupérrimis.
Fuera de eso y teniendo en cuenta el Estado, los ingresos por exportaciones serían considerables.
Me gusta · Responder · 5 de diciembre de 2017 14:16 · Editado
 
Luis Carlos · Coordinador Nodo Quindio en Red de Educaccion y Desarrollo Humano, Redh
No se puede afectar a toda una región solo para el beneficio de unos pocos, lo mismo que con la minería que tanto admiración despierta en este medio nos afecta a todos y beneficia pocos.
Me gusta · Responder · 3 · 4 de diciembre de 2017 7:57
 
Fabio Aristizabal · Aragon
Jhony y Cesáreo, si hay algo nefasto en Cocora es la ganadería de leche extensiva de rotación en monocultivos de Kicuyo.
Averigüen con que abonan, con que pesticidas se manejan las plagaste del pasto, con que moléculas hoy se inyecta a esas vacas para la fiebre de garrapatas que ya está enfermando ese ganado, quien dijo que hacer agricultura en la tierra es delito, quien dijo que un zángano le dice a un agricultor que hacer, quien dijo que no Sebastián puede sembrar con agricultura orgánica, quien dijo que producir alimentos y generar empleo donde tanta falta hace es motivo de semejante sarta de improperios.
Vagos, infames, ignorantes y mediocres.
 
Luis Carlos no tienes estatura moral para esta discusión, dedícate a otra cosa.
Me gusta · Responder · 4 de diciembre de 2017 13:56
 
Luis Carlos · Coordinador Nodo Quindio en Red de educaccion y desarrollo humano REDH
Fabio Aristizabal no solo moral sino ética y técnica , creo que no cuenta ni con la autoridad ni con la inocencia para declararse juez sobre el tema, cuando hay interés se pierde la objetividad.
Me gusta · Responder · 1 · 4 de diciembre de 2017 14:35
Mostrar 5 respuestas más en esta conversación
 
Guillermo Valderrama · Universidad de la vida
Perdera el Valle, su encanto. Pesimo, pesimo
 
Ángela Patricia Rivera Camelo
 
Eso lo aclara muy facil un laboratorio .... se montan monitoreos de calidad y se envian muestras de agua cruda y potable a laboratorios para que nos digan si hay o no plaguicidas en el agua ... sencillo... no se por que tienen que empezar con la ofendedera ... que problema hay en saber que tipo de agua es la que nos estamos tomando ? acaso ese dato no nos sirve a todos? y para eso no se necesita ser alto o bajito... para tener altura en un dialogo ... no se necesita ofender ... solo se necesitan evidencias reales ... asi que al laboratorio y ya... el resultado dirime ... y dice quien la esta embarrando y quien no.
Me gusta · Responder · 5 de diciembre de 2017 15:17
 
Alcalor Deuncafé · Trabaja en Al Calor De Un Café
Al calor de un café, conversamos sobre el Valle de Cocora:
 
https://youtu.be/eKjrtbKhyw4
Me gusta · Responder · 5 de diciembre de 2017 19:52
 
Fabio Aristizábal · Aragón
 
Las declaraciones del audiovisual son contundentes y no admiten discusión en la legítima verdad de los datos y la estadística:
Nada más cierto que las zonas mineras son inframundos de pobreza, prostitucion, delincuencia y miseria:
 
Es literalmente la gloria del Ades y sus más inmundas maldades lo que queda cuando se rebienta la tierra para sacar de ella algo que no sea vida, que no sea agua, que no sea comida.
 
La narración es legítima y contundente.
 
Al calor de un café, merece todo mi respeto y en este discurso su invitado también.
No se puede comparar jamás y por ningún motivo el cultivo de alimentos con la siembra de maderables exóticos importados para pulpa de papel, ni con el asesinato de la vida en la megamineria, la agricultura no se puede comparar con lo execrable, me sumo al propósito de este material audiovisual en su contenido y su denuncia.
Responder · 9 horas