10 Enero - 2019

Que mas da una nueva promesa para finiquitar las obras del megaproyecto túnel de la Línea

Desde hace más de cien años se habla de este megaproyecto vial que servirá para la verdadera competitividad y comparatividad de Colombia frente a otros países, pero está todavía muy crudo, falló Álvaro Uribe Vélez con la entrega de esta gigantesca obra al ingeniero Carlos Collins, si una firma europea, norteamericana o asiática se lo hubiera ganado ya estaría realizado, pero Collins dijo que con 800 mil millones de pesos lo dejaría listo, se comió ese presupuesto, pidió auxilio y ahora se requieren $650.000 millones más.

Ver para creer en esa luz al final del túnel
 
Por Cesáreo Herrera Castro, director
 
Las obras en el  túnel de la línea han sido visitadas por muchos presidentes, el que por fin se decidió meterle todo el oxígeno a este megaproyecto fue Álvaro Uribe Vélez, pero se equivocó en entregarle el megaproyecto al ingeniero Carlos Collins, quedó incompleto, con cantidades de problemas en varios túneles, hay muchos de ellos por arreglar en lo atinente a las fallas geológicas, no se puede ser tan irresponsable entregar un megaproyecto que pueda generar repentinos desprendimientos de tierra sobre las personas que transiten por ese lugar.
 
Bien lo reveló el presidente Iván Duque Márquez: "Si se trabaja en línea todo lo pendiente de La Línea, seguramente y por fin, habrá luz al final del túnel".
 
 Si se cumple esta nueva promesa presidencial la colosal obra del túnel de La Línea estaría lista en el 2020, tendríamos suficiente tiempo los armenios para avanzar en las 9 obras trazadas con los dineros recaudados por valorización, decisión del nuevo alcalde Óscar Castellanos Tabares, quien concluye su mandato el 31 de diciembre del año 2019.
 
Por fin entonces culminaría una apuesta de país que ha desbordado todos los factores e indicadores de tiempo, costos y desgastes propios de improvisaciones, promeserismo electoral y los infaltables surcos de corrupción propios de este tipo de obras que se alejaron de ser un propósito superior de Estado, y cayó en las temporalidades y discrecionalidades de por lo menos tres periodos con sus turnos presidenciales.
 
El compromiso del presidente Duque, que con su viaje relámpago, refrendó una promesa electoral y confirmó las agendas y aseguramientos presupuestales que había anunciado también en el taller democrático de Filandia al final del año pasado. En medio de una inconmensurable comitiva local en la cual casi todos se peleaban por salir en las fotos y asegurar entrevistas, el jefe de Estado le garantizó a los quindianos que por fin se cerrará este ciclo, que se constituirá en un eje propulsor del cruce de la cordillera Central, clave para la competitividad y la productividad, ya que conecta el corredor Bogotá–Buenaventura. Es un proyecto que genera un ahorro en recorrido de 15 kilómetros entre Calarcá y Cajamarca y aumenta la velocidad de operación de 18 a 60 kilómetros por hora.
 
Luego de verificar las obras que se adelantan en el túnel de La Línea, el presidente Iván Duque se comprometió a entregar todo el proyecto para el año 2020.
 
Esta megaobra, una de las más importantes del país, contará con 30 kilómetros y comprende la construcción de 25 túneles, 31 puentes, 18 kilómetros de segunda calzada y 3 intercambiadores viales. Para el ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Vías, Invías, se prevé la terminación de los trabajos y la puesta en servicio de las obras complementarias en diciembre de 2020. Este proyecto cruce de la cordillera Central generará recursos anuales por $292.000 millones, según estimativos que han hecho expertos del susodicho ministerio.
 
Se abrieron tres licitaciones, que son dos en el departamento del Tolima y una en el Quindío para continuar con las obras del túnel, que son diferentes viaductos y otros túneles. Terminar las obras vigentes es una de las mayores prioridades que están dentro del cronograma. El mandatario de los colombianos también anunció que los recursos adicionales por $620.000 millones, que se requerían para finalizar la megaobra, fueron asegurados por medio de un Confis. La construcción de esta obra de infraestructura vial genera actualmente 1.300 empleos directos que aumentarán a 2.800 con la contratación de 1.500 puestos adicionales en las obras complementarias.
 
Lo cierto es que el Quindío espera que esta sea la última promesa presidencial que resulte cierta y seria, pues la cadena de promeserismo ha hecho de manera recurrente y frustrante que este túnel fuera un eslabón oscuro que no tenía salida. Clave será la supervisión de los organismos de control y la presión política y seguimiento gremial, que desde el Quindío se haga a los cronogramas y bitácoras en curso.
 
Culminar megaproyecto en La Línea durante su gobierno: el reto de Iván Duque
 
En su visita al Quindío, sobre el Portal Galicia de La Línea, el presidente exaltó el proyecto e hizo un balance respecto a este. 
 
Culminar megaproyecto en La Línea durante su gobierno: el reto de Iván Duque
El presidente Iván Duque estuvo en la entrada al túnel correspondiente a la jurisdicción Quindío.
 
“Nuestro compromiso es que esta obra se concluya en 2020 conforme al programa y vamos a trabajar para eso”, señaló el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, este mipercoles en su visita a la megaobra del túnel de La Línea. El mandatario en su discurso para medios del Tolima y Quindío dijo que es un proyecto emblemático para el país.
 
Ratificando el compromiso
 
Durante la visita, en la que estuvo acompañado por el gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá; el alcalde de Armenia Óscar Castellanos Tabares, y los congresistas Aydeé Lizarazo y Diego Javier Osorio, como representantes quindianos, y de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y el director de Invías, Juan Esteban Gil, el jefe de Estado expresó su compromiso con el departamento para culminar los trabajos en el año señalado. 
 
El gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio, estuvo presente en la visita presidencial. 
 
“Es quizás la obra de infraestructura más difícil, compleja y exigente que tiene Colombia. No es solamente el túnel de La Línea, es todo el tramo para cruzar la cordillera Central de nuestro país. Unir dos departamentos, beneficiando a toda una Nación. Se trata de un tramo que va desde Cajamarca hasta Calarcá, una obra que no solamente cuenta con varios kilómetros de doble calzada, sino más de 25 túneles incluyendo el megatúnel de La Línea y más de 30 viaductos”, expresó Duque. 
 
Transparencia y legalidad
 
El presidente explicó que el proyecto, que va a beneficiar a 400 municipios, es vital para la competitividad, las exportaciones, comercio en general y el turismo. “Colombia tiene que ser un país para pensar en grande, pero para lograrlo tiene que ser una Nación de legalidad, de imperio de la ley, donde podamos enfrentar cualquier forma de delincuencia”. 
 
Iván Duque
@IvanDuque
 El #TúnelDeLaLínea va a beneficiar a más de 400 municipios de Colombia y será vital para la competitividad, la productividad, las exportaciones e importaciones, el comercio y el turismo. Eso es emprendimiento y equidad para todos los colombianos. #VíasParaElProgreso
 
465
13:54 - 9 ene. 2019
323 personas están hablando de esto
Información y privacidad de Twitter Ads
 
Aclaró que vigilará de cerca la megaobra y de encontrar algún tipo de corrupción, denunciará. También mencionó que visitará de manera reiterada el proyecto para vigilar que todo se adelante según lo establecido. “Es una obra de equidad, que permite a los departamentos dar apertura a la dinamización del comercio, el turismo y la movilidad. El compromiso es que podamos terminarla”. 
 
 
Iván Duque
@IvanDuque
 No tendremos contemplación en denunciar los abusos, manejos fraudulentos y corrupción en los proyectos de infraestructura del país. Tenemos que demostrar que las obras estratégicas se tienen que cumplir de acuerdo con los cronogramas. #VíasParaElProgreso
 
1.071
13:40 - 9 ene. 2019
717 personas están hablando de esto
Información y privacidad de Twitter Ads
 
Invitó a tener un panorama más esperanzador y a dejar las divisiones políticas. “Tenemos que pensar en positivo, este es un año para dejar las polarizaciones y pensar en lo que nos une y nos tiene que unir, sacar este proyecto adelante. Me dio mucha tristeza ver las obras abandonadas, cuando vimos que había recursos no asignados y por eso desde el primer día me invadió un sentimiento de responsabilidad. No importa quién la haya empezado, sino que se concluya”.
 
Compleja y exigente
 
Sobre su compromiso con el proyecto, Duque expuso que “recibimos gran parte de este proyecto desfinanciado y tomamos una decisión desde el primer día de gobierno. El primer compromiso que tenemos es concluir las obras estratégicas de nuestro país, por eso apropiamos los recursos para avanzar y terminar todo”.
 
Aclaró que se consiguieron primero $600 mil millones y la meta que hay ahora es que todo el conjunto pueda estar terminado para diciembre del año 2020, “pero esperamos que el megatúnel esté terminado con la ayuda de Dios y el apoyo de los héroes que trabajan día y noche, en mayo de esa anualidad. Es la gran obra del bicentenario del país”. 
 
Puntualizó que es un proyecto que por años se consideró inviable y lo que se ha demostrado es que la ingeniería colombiana tiene con qué. “Hoy la presencia nuestra es para decir que tenemos los recursos, nos apropiamos para entregar la obra a los colombianos. Creo que el ejercicio del gobierno requiere humildad y con la convicción y deseo de trabajar le puedo decir que el sueño es poder cumplir el cronograma establecido”. 
 
 
Lily Dayana Restrepo 
La crónica