06 Enero - 2019

POZ debe ser estudiado por expertos, dice director de Planeación de Armenia Fernando Arias Romero

Mientras algunos constructores esperaban una respuesta inmediata sobre el POT y POZ en la avenida Centenario de Armenia el director de Planeación Fernando Arias Romero fue enfático en señalar que los expertos tienen la palabra. En las obras de la avenida Centenario hay en juego cuatro o cinco billones de pesos.

Larga historia del POZ y  POT de la avenida Centenario
 
Por Cesáreo Herrera Castro, director
 
Desde antes del sismo del año 1999, un lunes 25 de enero, se habla del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, de Armenia, incluso un día antes de ese terremoto, domingo 24 de enero, había sido aprobado en el Concejo de Armenia, con el evento natural borrón y cuenta nueva. Pero no hubo borrón y cuenta nueva, no se construyeron, tampco se estabilizaron cómo debía ser los edificios afectados y los nuevos edificios que no podían exceder los 5 pisos, hoy se ven por todas parte de la ciudad, unos de 14, otros de 15, 20 y el ingeniero civil Jorge Iván Echeverry proyectaba levantar una mole junto a un boladero del puente La Florida de 22 pisos, menos mal que esa obra se suspendió, igual otras en la avenida Centenario porque violaron el POZ y el POT, aparte de la seguridad alimentaria, la cercanía a las cuencas hidrográficas y el Paisaje Cultural cafetero, PCC, gran detonante porque La Unesco lo declaró patrimonio de la humanidad. ( Foto que corresponde a una de las obras paralizadas en la avenida Centenario, Entre Ríos, porque violó el POT y el POZ).
 
 
Más de cinco billones en obras comprometidos en la avenida Centenario
Camacol ha querido interceder para que su gremio vuelva a reanudar las obras en ese sector, pero tienen otro probloema grave y es que hacen parte algunos de los morosos que no le han pagado al municipio de Armenia $ 9.000.000.000,oo ( nueve mil millones de pesos). 
 
Inició cobro coactivo por decreto 064; POZ debe ser estudiado por expertos
 
El director de Planeación de Armenia habló sobre la actualidad de los decretos derogados en 2017.
 
Fuente: la crónica
 
En diciembre de 2017, el entonces alcalde de Armenia, Carlos Mario Álvarez, tumbó los decretos que regulaban el aprovechamiento urbanístico y el POZ de la avenida Centenario.
 
Fernando Arias, director del Departamento Administrativo de Planeación de Armenia, habló con La crónica sobre la actualidad de los decretos 081, 030 —Plan de Ordenamiento Zonal, POZ, de la avenida Centenario— y el 064 —aprovechamiento urbanístico— derogados en diciembre de 2017. 
 
Frente al POZ fue enfático en decir que un tema tan importante había sido dejado en manos de contratos de prestación de servicios de profesionales que no eran tan especializados y que este debe ser analizado por expertos. 
 
“Encontré que en el primer semestre de 2018 y hasta agosto o septiembre se invirtió mucho dinero en contratos de prestación de servicios y lo que hay hoy son productos muy poco utilizables para un trabajo serio”. 
 
Arias expuso que se encuentra prestando atención a lo que están haciendo las ciudades importantes como Cali, Medellín y Bogotá, pues sectores como la avenida Centenario y el borde oriental del río Quindío, hasta los límites con La Tebaida y con Salento, deben ser objeto de un concurso arquitectónico importante, donde la Sociedad de Arquitectos, consultores y universidades participen. 
 
“El ordenamiento de una ciudad en un tema tan álgido como es todo lo que se da frente al Paisaje Cultural Cafetero, PCC, no puede dejarse en manos de gente inexperta, hay que buscar el aporte de la comunidad y la academia. Es la única manera para que una parte la ciudad tome una serie de decisiones que no van a ser amañadas ni van a favorecer a unos o estar en detrimento de otros, sino que va a ser buscando el beneficio general. Esta es la mejor forma de hacer ordenamiento”, añadió. 
 
Lea también: Superar los $70.000 millones en convenios, meta de Telecafé en 2019
 
Arias dijo que los decretos fueron derogados por un alcalde alegando violaciones muy fuertes a lo que decía el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, y la ley 388 de 1997, que es la de ordenamiento territorial. “Estos decretos debió haberlos demandado no la administración municipal, sino los constructores”. 
 
Aseveró: “Con relación al POZ de la avenida Centenario, si una actividad se siente golpeada —en su momento hablaban de $60.000 millones que no se iban a poder invertir—, yo demando porque había elementos para hacerlo, pero si no lo hicieron, por qué quieren que el municipio entre a desandar si obviamente el tema es bien complejo para la misma administración, ya que se puede interpretar de que se está legislando o haciendo su gestión en beneficio de un privado”. 
 
Cobro coactivo por aprovechamiento urbanístico
 
Con relación al otro decreto derogado en diciembre de 2017 —064— el director de Planeación dijo que la respuesta es muy sencilla y es que el ordenamiento territorial, en síntesis, es un equilibrio entre las cargas y los beneficios. 
 
“Cuando se estableció el decreto 064, que fue el pago de mayores aprovechamientos urbanísticos, era claro que lo que se buscaba era que se construyera más, pero que el municipio tuviera recursos porque esos valores eran para que la administración pudiera hacer infraestructuras que de otra manera no se podían”. 
 
Arias dijo que el resultado de este decreto es que a la fecha constructores adeudan $9.200 millones de esos recursos cuando algunos proyectos ya están edificados, vendidos, habitados y las sociedades disueltas, por lo que quedó en nada el compromiso y la distribución entre cargas y beneficios. 
 
Le puede interesar: Transporte intermunicipal en Quindío subió $200 y $300
 
“La solicitud a Camacol es que hay que recuperar esos dineros antes de que de una manera responsable se le pida al municipio que analice la posibilidad de nuevamente volver a presentar un proyecto de acuerdo, porque es realmente vergonzoso que constructores que se han lucrado y sacado sus proyectos, a la fecha no han hecho presencia”.
 
El director dijo que hubo otros que hicieron acuerdos de pago, sacaron licencia de construcción y después de construir quedaron las deudas. “Eso es hacer trampa y desafortunadamente ya se están adelantando cobros coactivos porque hay una pasividad un poquito dolorosa de parte de la administración y se dejaron crecer esas deudas que le hacen mucho hueco al municipio”.