18 Octubre - 2018

Plus de medios, entre ellos colombiaparatodos.net, apoyan al alcalde con un nuevo POT para el Siglo XXI

Nos satisface hacer parte de ese gran equipo que requiere el alcalde de la capital quindiana, economista Óscar Castellanos Tabares, a quien en varias ocasiones le hemos entregado un mapa de navegación para que desenrede el POT y el POZ de la avenida Centenario.

Un POT para el Siglo XXI
 
Por Horacio Duque.
 
El país y Armenia, en particular, están en mora de dar un viraje radical a su planeación y ordenamiento urbano.
 
La falta de regulaciones, los vacíos jurídicos y la corrupción se han convertido en el terreno abonado para la piratería urbano de mercaderes inescrupulosos, y la manipulación en los procesos de construcción de nuevas urbanizaciones, edificios de oficinas y otras construcciones que omiten los problemas de servicios públicos, de espacio público, de vías y de parqueaderos.
 
Los POT se han convertido en el principal instrumento de acumulación de grandes capitales, mediante la incorporación ilegal de áreas rurales sin respetar los procesos de expansión urbana reguladas, lo cual por lo demás se presta para el lavado de capitales originados en el negocio de las drogas.
 
Se crean situaciones de hecho con graves daños y efectos sobre el derecho ciudadano y colectivo a la ciudad en los términos que lo plantean las alternativas democráticas y progresistas.
 
En Armenia, en su Avenida Centenario y en Calarcá estamos presenciando proceso de construcción en áreas que afectan los ecosistemas naturales afectados por constructores y negociantes a los que la ley y la ética les importan un pito.
 
Insistimos en la urgencia de hacer cambios y reformas al actual POT de Armenia que ya se tornó obsoleto.
 
En ese sentido nuestra sugerencia es a orientarse por los lineamientos del Conpes 3870 de octubre del 2016 que plantea un Programa de Pot Modernos mediante el cual “el Gobierno dotará a las entidades territoriales con instrumentos y capacidades que les permitan enfrentar adecuadamente los desafíos urbano-rurales en cuanto a crecimiento poblacional y urbanización, competitividad, uso eficiente y sostenible del suelo, diseño y ejecución de sistemas viales y de transporte modernos, expansión sostenible de redes de servicios públicos, gestión de riesgos de desastres, adaptación al cambio climático, protección y conservación de los recursos naturales, fortalecimiento fiscal, aumento de la eficiencia de la inversión pública y atracción de la inversión privada.
 
El programa contempla dos componentes de asistencia técnica. El primero, de alcance nacional, incluye articulación y apoyo técnico a dependencias del orden central en el perfeccionamiento de los instrumentos y metodologías de ordenamiento territorial.
 
Así se garantizaría la incorporación de parámetros técnicos y tecnológicos de última generación para ordenar el territorio y apoyar, con óptimos instrumentos, a los gobiernos regionales.
 
El segundo componente, focalizado en las entidades territoriales, contempla apoyo técnico y financiero condicionado a la adopción de los estándares y metodologías del programa por las entidades territoriales elegibles. Para esto, las mismas y el Gobierno nacional, a través del Departamento Nacional de Planeación (DNP), complementarán esfuerzos técnicos y financieros para formular los planes de ordenamiento con acompañamiento de operadores externos y asistencia de expertos nacionales e internacionales.
 
En este componente, el programa incluye la capacitación y certificación académica, por parte de la Universidad de Nueva York (NYU) y el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP), entre otros. El programa prevé la intervención de entidades territoriales bajo un enfoque de focalización y demanda, en dos fases iniciales entre 2016 y 2018, y en fases subsiguientes según los requerimientos de actualización de los municipios y departamentos.
 
En la primera fase se intervendrán los planes de ordenamiento de 108 municipios, 12 departamentos y 5 áreas metropolitanas. En la segunda fase se contempla la participación de 145 municipios y 10 departamentos” (Ver https://bit.ly/2O3FOis ).
Programa que demanda de la actual administración de Armenia la mayor diligencia para acceder a estos apoyos técnico científicos.
 
Nota: Un verdadero golpe de Estado es el proyecto de ampliar el actual periodo de alcaldes y gobernadores hasta el año 2022. Es la vieja clase política muerta del pánico a raíz de los resultados de la consulta anticorrupción. Quieren impedir que coaliciones cívicas, verdes, humanas y alternativas accedan democráticamente a las alcaldías y gobernaciones. Terrible otros cuatro años del cura inepto, corrupto, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, quien mangonea como le da la gana a la gobernación del Quindío. Se trata de un golpe a la Constitución y a la soberanía popular.