31 Marzo - 2020

Máscaras para proteger al personal médico del coronavirus diseñaron profesionales quindianos

Así como aplaudimos a los médicos, enfermeras, camilleros, por su denodado trabajo para controlar el coronavirus también hay que hacerlo con aquellos profesionales que fabrican guantes, ventiladores, respiradores, máscaras, guantes, igual aprovechamos para aplaudir el noble gesto del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo que se vinculó con 80.000 millones de pesos del Grupo Aal y 22.000 más con la empresa Promigas.

Quindianos diseñaron máscara para proteger al personal médico del coronavirus
 
Autor : Héctor Javier Barrera Palacio
 
Quindianos diseñaron máscara para proteger al personal médico del coronavirus
 
En el diseño de la máscara de bioseguridad participaron, de izquierda a derecha, Andrés Felipe Alvarado, Juan Felipe Casadiego, Paula Andrea Duque Barón, Mateo Aldana, Santiago Rincón y Juan Diego Acevedo.
 
También serviría para personas que deben tener contacto permanente con la atención al público.
 
Los temores que algunos miembros del personal médico han expresado de contagiarse de la actual pandemia, podrán menguarse con la nueva protección que para ellos diseñaron los 6 integrantes de la empresa quindiana de ingeniería mecatrónica Inag.
 
Andrés Felipe Alvarado, Juan Felipe Casadiego, Paula Andrea Duque Barón, Mateo Aldana, Santiago Rincón y Juan Diego Acevedo, los mismos del proyecto Venus, aprovecharon estos días de cuarentena para diseñar una máscara de bioseguridad que ayudará a que el personal médico del departamento tenga una barrera protectora ante el mayor enemigo que en este momento tiene en jaque el planeta: el Covid-19.
 
A los policías, a los cajeros, a los socorristas, a los vigilantes y otras personas que trabajan en la atención de público también les será de utilidad este elemento.
 
La iniciativa fue avalada por la secretaría de Salud del Quindío y también por el servicio biomédico del hospital San Juan de Dios de Armenia. Además, contó con el patrocinio de diversas empresas privadas, como una forma de ayudar en la actual crisis. Paula Andrea Barón Duque, la única mujer del grupo que diseñó la mascarilla, dialogó con La crónica y contó detalles de esta nueva iniciativa.
 
¿Cómo surgió la idea de crear esta máscara de bioseguridad para el personal médico?
 
Existen varios modelos de mascarillas protectoras para el personal de la salud, una empresa en Medellín fabrica unas y es coordinada por la doctora Carolina Sepúlveda y su grupo Hacer para salvar, pero la idea es que cada región tenga su propio prototipo, esto a raíz de la crisis mundial que se está viviendo por el coronavirus. Desde hace una semana el grupo Inag diseñó un modelo que se envió a la secretaría de Salud departamental y al ingeniero biomédico del hospital San Juan de Dios. Ellos lo aprobaron y se reunieron patrocinios de diferentes empresas para producirlo en masa. Las máscaras van a ser donadas a los diferentes hospitales de la región.
 
Recomendado: Luchan contra las barreras económicas para presentar proyecto Venus en EE.UU.
 
¿De qué material está fabricada la mascarilla?
 
La estructura que sostiene la protección está hecha de Pla, que es un plástico biodegradable que se usa para la impresión 3D. La máscara protectora, que es transparente, está fabricada en acetato.
 
¿Cuántas máscaras van a fabricar inicialmente?
 
En este momento contamos con 7 equipos de impresión, que producen 25 máscaras en 12 horas cada uno. Esperamos que esta cifra aumente cuando podamos conseguir la donación de más material e identifiquemos otros equipos y personas que nos permitan ampliar la cobertura y la producción de estos elementos.
 
¿Cómo se puede asegurar que el personal médico va a estar protegido con esta máscara?
 
No es algo definido por nosotros, sino que existe a nivel mundial y se está utilizando para la protección contra el COVID-19. Lo que varía es el diseño de la máscara, pero el material que se utiliza para la protección es el mismo.
 
¿Quién les está ayudado con el proyecto?
 
La EAM nos apoya con la fabricación y producción. También con el médico David Concha, quien ayudó en las pruebas de seguridad biomédicas. El Comité Departamental de Cafeteros, la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, entre otras entidades y personas que aportaron recursos.
 
¿Proyectan distribuir las máscaras solo en el Quindío?
 
La idea es ayudar a proteger todo el personal que se pueda. Primero nos estamos enfocando en nuestra región porque en las otras hay proyectos similares.
 
Recomendado: El San Juan de Dios se prepara para atender pacientes con Covid-19
 
¿Cuánto cuesta producir cada máscara?
 
No tenemos el cálculo, todo se ha producido con donaciones y no todas las materias primas fueron compradas por las mismas empresas. Entiendo que un material llegó de Cali y otro de China. Nosotros no compramos la materia prima, sino que las empresas patrocinadoras las adquieren y las envían.
 
Si alguna empresa o persona quiere unirse con apoyos al proyecto de ustedes, ¿cómo lo puede hacer?
 
El apoyo de toda la sociedad es vital y este grupo colaborativo está en condiciones de donar el modelo a quien lo requiera de manera prioritaria, personal de primera línea —médicos y enfermeras— y de segunda línea —cajeros, celadores, domiciliarios, fuerza pública, organismos de socorro, entre otros— en la batalla contra la pandemia. Invitamos a entidades y personas que estén en capacidad de aportar recursos o material para producir masivamente estos prototipos de máscaras y tener la mayor cantidad posible.
 
Los aportes voluntarios se están canalizando por medio de Luz Patricia Hurtado en el celular 3218495351 y con David Concha Salazar en el 3163147331.