04 Noviembre - 2014

Marcela Aristizabal una mujer emprendedora

Marcela Aristizabal es una manizalita que luego de sufrir un ataque con boxer en el cabello se dedicó a investigar sobre los beneficios de los frutos que brinda la naturaleza para la salud del cuerpo y fue así que después de muchos años de investigación nació Fruto salvaje un producto que a través del voz a voz ha llegado a ser bastante reconocido como uno de los tratamientos naturales mas completos para el cabello.

Marcela Aristizabal es una manizalita que luego de sufrir un ataque con boxer en el cabello, se dedicó a investigar sobre los beneficios de los frutos que nos brinda la naturaleza para la salud de nuestro cuerpo y fue así que después de muchos años de investigación nació  Fruto salvaje,  un producto que a través del voz a voz ha llegado a ser bastante reconocido como uno de los tratamientos naturales  mas completos para el cabello.

Marcela asegura en su propio canal de You Tube que no esta en contra de las banalidades ni las cirugías plásticas como mucha gente piensa, pero después de pasar por la adversidad se ha dado cuenta que es mejor llevar una vida saludable, por esa razón afirma que decidió retirarse sus prótesis y convertirse en una deportista de alto rendimiento amante de la buena alimentación y de la vida sana.

Marcela es una campesina que viajo a la ciudad de Medellín con su hijo en busca de una nueva oportunidad de vida y fue en la ciudad de la eterna primavera donde creó su empresa familiar Grupogypsys,  en la que trabajan mujeres cabeza de hogar y hoy cuenta conuna amplia gama de productos, fruto salvaje, su producto emblemático, hoy cuenta con champú para cada tipo de cabello y línea infantil, mascarilla nutritiva para el cabello y aceite fortalecedor para el cabello; colfrutas, frutas deshidratadas; frutos de la Montaña la última creación, colágeno biotina y aloe vera en polvo que combate radicales libres, ayuda al metabolismo apoya el  crecimiento celular y favorece la circulación.

Estos productos cuentan con distribución en todo el país y su exitosa comercialización se ha logrado a través de las redes sociales como facebook, instagram, watsaap, esta empresa se ha consolidado a pasos agigantados gracias al esfuerzo de toda una familia unida y al coraje de una mujer que supo sobreponerse a un momento de dificultad en su vida y vió justo ahí en su drama una oportunidad de cambiar su vida por completo emprendiendo con su propio negocio que hoy no solo le brinda el bienestar a ella y a sus seres queridos sino también a las más de veinte mujeres cabezas de hogar que trabajan en la fábrica empacadora en Medellín.