31 Octubre - 2019

Los ecologistas del Quindío

Además del voto en Blanco, de la alta abstención registrada en los pasados comicios locales, otro hecho novedoso para resaltar en la participación electoral de los quindianos es su apoyo a las listas de la Colombia Humana-UP a la Asamblea departamental en la que figuraron destacados activistas y líderes ecologistas de la región.

Los ecologistas del Quindío
 
Por Horacio Duque Giraldo
 
 
Fueron casi 18 mil sufragios en una lista abierta con voto preferente del cual salió favorecido Luis Carlos Serna Giraldo, un reputado ambientalista de larga trayectoria por quien se depositaron casi 5 mil votos de conciencia y cívicos, al margen de amarres clientelares y de las viciadas maquinarias electoreras de los partidos asociados con la corruptela y la manipulación de votos.
 
La mega minería, las pequeñas centrales hidroeléctricas, la contaminación de las aguas en Armenia, el saneamiento básico, la defensa de las 54 quebradas de la capital departamental, el cuidado de la fauna, la flora y otros recursos naturales es una temática que preocupa y afecta la vida cotidiana de miles de seres humanos, pues el modelo de desarrollo neoliberal depredador realmente existente, con una falsa idea del progreso, ha conllevado el daño permanente y estructural de la naturaleza y de la biosfera en la cual se desarrollan todos los seres vivos.
 
Los derechos de la madre tierra, de la naturaleza es una preocupación constante de las nuevas ciudadanías que en el Quindío ha sido acogida por los jóvenes, por las mujeres, por los niños, por los campesinos y por los ciudadanos, y allí la sabiduría, la experiencia, la formación científica de Luis Carlos Serna ha sido crucial.
 
Serna ha trabajado con paciencia y persistencia en la constitución de un sujeto y una subjetividad ecológica que es realmente un gran avance en nuestra sociedad regional.
 
Su trabajo en la Asamblea departamental y en el campo abierto de la sociedad civil será de gran importancia para todos y para el territorio.
 
Le damos nuestro apoyo desinteresado y estaremos atentos a sus convocatorias en el marco de experiencias tan novedosas como la Marcha Carnaval.
 
La defensa de la naturaleza es otro aporte a la paz y la convivencia con nuestro entorno y sus componentes.
 
Esperemos que su presencia contribuya al necesario debate que vendrá con las reformas prioritarias a los Planes de ordenamiento Territorial, incluido el de Armenia, para que allí se haga valer el paisaje Cultural Cafetero seriamente vulnerado con decisiones tomadas en tiempos recientes para favorecer la voracidad y acumulación de los negociantes ligados a la industria inmobiliaria. Eso hizo parte de los turbios negocios de quienes se alzaron con los dineros de la valorización.