06 Noviembre - 2020

Los armenios han pagado en intereses 12.000 millones de pesos por unas obras que no se han ejecutado

Los armenios somos cumplidores de los pagos de valorización, de los 126 mil millones de pesos para 12 obras la alcaldía ha recaudado 70 mil millones y en intereses a las entidades crediticias ha cancelado 12 mil millones de pesos, hay 3 obras ejecutadas, las demás están abandonadas. El alcalde José Manuel dijo que había recuperado 1.400 millones de pesos, que los destinaría a la obra de la estación, ha pasado el tiempo, este año se acaba y no ha inicia.

Veedurías a trabajar por la ciudad
 
Por Cesáreo Herrera Castro, director
 
 Hago un llamado a todas las veedurías para que trabajemos en llave, presionemos para que se reactiven esas obras y que el señor Ríos Morales se abstenga de nuevos empréstitos, que los haga una vez se concluyan estas obras o devuelva los dineros que fue lo prometido en su campaña. ( Foto del alcalde José Manuel, en sus manos está resolver ya este viejo lío).
 
Valorización: armenios siguen pagando por obras que no se
han ejecutado
 
Autor: Carlos W. López R.
 
Los armenios todavía están ‘volando’ por el desfalco.
 
El municipio todavía está obligado a cancelar los intereses de los préstamos que se tramitaron para financiar el ‘desarrollo’ vial de Armenia. En 2014, para poder financiar la construcción de 12 obras viales en el municipio de Armenia, la entonces alcaldesa Luz Piedad Valencia Franco recurrió a la figura de la valorización —una contribución económica que hacen los propietarios de predios que están cerca de obras públicas porque supuestamente dichos bienes se valorizan cuando estas entran en operación—, pero como el recaudo de los $126.107 millones que costaban las 12 vías se demoraba 5 años, Valencia Franco tramitó ante 2 bancos de la ciudad 3 créditos por un total de $55.000 millones —2 de ellos por $20.000 millones y 1 por $15.000 millones— para poder empezar la construcción.
 
Hoy, 5 años más tarde, pese a que de ese dinero $24.000 millones se perdieron en los bolsillos de los corruptos, y solo 3 obras fueron ejecutadas, los armenios todavía están obligados a pagar la contribución, pero no para poder ver hechas las 9 vías restantes, sino para cancelar los préstamos que los 2 bancos le hicieron al municipio.
 
En rueda de prensa adelantada este jueves, la contralora municipal de Armenia, Isabel Cristina Carvajal Ramos, mostró su preocupación por este hecho y llamó la atención para que el alcalde José Manuel Ríos Morales enfile sus esfuerzos para poder encontrar una alternativa a este problema.
 
De acuerdo con el informe presentado por el ente de control, entre 2016 y 2020 el municipio ha abonado $24.178 millones al capital de la deuda y $12.964 millones por concepto de intereses —corte al 30 de septiembre—.
 
“Esto es lo más delicado que la ciudadanía tiene que conocer. Esa deuda está generando unos intereses cuantiosos para los ciudadanos que somos los que finalmente debemos pagarla. En 2016, por solo intereses, se cancelaron $3.882 millones; en 2017, $3.872 millones, en 2018 $2.114 millones; en 2019, $1.800 millones y en 2020, $1.233 millones”, señaló.
 
El municipio todavía le debe a los bancos $22.306 millones. Del primer crédito por $20.000 millones, que se tramitó el 17 de junio de 2015, el saldo es $8.749 millones; del segundo, que se realizó en septiembre de 2015 por $15.000 millones, el saldo asciende a $7.905 millones; mientras que del tercer empréstito también de $20.000 millones, que se tramitó en noviembre de 2015, el restante está en $5.652 millones, debido a que este préstamo no se desembolsó por completo.
 
A pesar de todo lo que han tenido que enfrentar los armenios con el escándalo de la valorización, la contralora Carvajal Ramos resaltó la cultura de pago, en este 2020 —con la pandemia de la Covid-19 y la subsecuente crisis económica— han pagado casi $3.000 millones de la valorización.
 
“Obviamente en la medida que fue disminuyendo la confianza institucional por el escándalo, fue disminuyendo el monto del recaudo. En 2016 se recaudaron $37.007 millones, en 2017, $16.641 millones; en 2018, $9.055 millones, y en 2019, $5.119 millones”, explicó la funcionaria.
 
De acuerdo con la contralora, al recaudo de 2020 se le deben sumar los $1.049 millones que devolvió Luz Piedad Valencia Franco, que se comprometió a pagar $2.049 millones, pero todavía está debiendo $1.000 millones; además de los $40 millones que pagó Sebastián Congote, exgerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Armenia, Edua, y los $1.342 millones recuperados en el proceso jurídico adelantado por la administración por el incumplimiento del contrato.
 
Es de mencionar que en la alcaldía de Armenia actualmente se está adelantando otro proceso por incumplimiento de un contrato con las aseguradoras —por haber sido garantes del proceso—, por valor de $18.764 millones, resolución 223 del 27 de agosto de 2020.
“Esto es solo una expectativa porque las aseguradoras cuentan con abogados que hacen su defensa judicial y en este momento interpusieron su recurso de reposición contra ese acto administrativo, además cuentan con otras estrategias de defensa como solicitar la revocatoria o incluso pueden llevarlo a la jurisdicción del contencioso administrativo en acción de nulidad y restablecimiento del derecho, entonces eso podría tardar”, enfatizó Carvajal Ramos.
 
Sobrecostos en las obras ya terminadas
 
Las 3 vías que se alcanzaron a construir con los recursos de la valorización: el paso a desnivel del parque de La Constitución; la intersección vial en la salida del barrio Los Kioskos y la renovación de la calzada de la avenida Centenario valieron $14.441 millones.
“Estas 3 obras están dentro de los contratos cuestionados y que tienen en la cárcel a varias personas, además hay procesos de responsabilidad fiscal en curso, pero esto es un tema que puede tardar varios años. Sobre estas obras calculamos que hubo un sobrecosto de $3.441 millones”.
 
Cabe mencionar que las otras 9 vías que se iban a construir se proyectaron en $113.000 millones, monto que hoy se ha multiplicado, teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado, el incremento de los costos en insumos, materiales y mano de obra, además de tener en cuenta factores como la implementación de protocolos de bioseguridad.
 
Se agota el plazo
 
Cabe recordar que, según el acuerdo municipal 020 de 2014, la alcaldía de Armenia tiene plazo hasta diciembre de 2022 para comenzar la ejecución de todas las obras financiadas por la valorización, razón por la cual, a través de un proceso de participación ciudadana, la contralora presentó propuestas, que puede o no tener en cuenta el alcalde Ríos Morales, con el fin de apostar por una salida del problema.
 
“No se trata de coadministrar, es solo que, en nuestro ejercicio de control fiscal y al amparo de la nueva normatividad, queremos dejar una lluvia de ideas. Primero, creemos que se debe resolver la situación jurídica de los contratos en cuestión —eso es algo que ya se está haciendo—”, dijo.
 
Segundo, propuso continuar con el plan de obra, replanteando el diseño y el presupuesto para, de ser necesario, asignar recursos de otras fuentes y llevar el acuerdo al concejo municipal para modificar el plazo de entrega.
 
“Tercero, otra opción es reestructurar el plan de obras, no hacer las 9 que faltan de acuerdo con el presupuesto y los plazos, pero dándole prioridad a las que son obligadas según el plan de conectividad vial. Entre otras cosas porque el mismo alcalde dio a conocer que la obra del Yulima no se puede hacer porque generaría un problema ambiental. Esta opción también implica ir al Concejo a modificar el acuerdo”.
 
La contralora también se refirió a la posibilidad de que se devuelvan los recursos de valorización ya recaudados.
 
“No sé si estoy mal, pero el señor alcalde en un discurso en campaña dijo que tenía esa intención. Es una posibilidad, primero hay que contabilizar los recursos recaudados, aunque ahí tenemos otro problema que viene de 10 años atrás y es que la alcaldía no sabe qué recursos tiene, porque no se han conciliado las cuentas, un problema que no es de esta administración y que se debe solucionar para saber quién consignó y cuánto consignó. Sabiendo eso, habría que presentar un proyecto de acuerdo para derogar la valorización y ordenar la devolución del dinero”, dijo.
 
Propuso que, en tal caso, habría que vender bienes del municipio para responderles a los contribuyentes o cruzar cuentas con el impuesto predial. Por último, indicó que hay otros caminos como que el alcalde convoque a una consulta popular para saber qué desea la gente que pase con la contribución y el plan de obras.
 
Algunas vías se van a terminar
 
En varios escenarios, el alcalde de Armenia, José Manuel Ríos Morales, se ha referido a la necesidad de contratar a una firma especializada que adelante un diagnóstico del estado de las obras de valorización que se quedaron iniciadas, como la vía Montecarlo que conecta las comunas 1 y 2, en el sur de la ciudad, o la vía de la estación —que solo va en el 9 %—. Este jueves, en el marco del encuentro ‘Acercando metas’, indicó que se priorizará la construcción de 3 o 4 vías de valorización, un proceso donde recibe el apoyo de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría. Pueden opinar ya, también en colombiaparatodos.net haremos referencia este descarado robo a los armenios.