08 Octubre - 2015

La voz de Armenia podría ser sancionada

Ya la alcaldesa de Armenia, exrepresentante a la Cámara Luz Piedad Valencia Franco, instauró una demanda por injuria y calumnia contra Carlos Enrique Ramírez Jaramillo y Luis Fernando Henao, como también contra un concejal. Allí no se respetan los códigos de ética, los señores Jaramillo y Henao trabajan en pro de la campaña contraria a la de Carlos Marios Álvarez Morales y Carlos Eduardo Osorio Buriticá, aspirantes a la alcaldía de Armenia y gobernación del Quindío, respectivamente.

Palabras de grueso calibre contra la alcaldesa, Carlos Eduardo y Carlos Mario
 
Ya era hora de poner coto a estos bombardeos infames, desobligantes e irresponsables  de dos o tres escribidores de La Voz de Armenia que se encargaron de convertir a esta radiodifusora en el correveidile de los contradictores de la alcaldesa de Armenia, exrepresentante a la Cámara Luz Piedad Valencia Franco, como también de aquellos escuchas que se han atrevido a sugerir que un medio de comunicación no es una trinchera ni un escenario bélico para denostar, minimizar y ridiculizar a personas que hacen parte de la actual campaña política, distintas en la forma de pensar y de actuar de los candidatos del partido de gobierno seccional del Quindío, uno de ellos el filófoso, docente, catedrático, exfuncionario de la alcaldía Carlos Mario Álvarez Morales, quien ha sido insultado con sevicia, como si fuera uno de los delincuentes más perseguidos  por la justicia, igual su compañero de fórmula para gobernación del Quindío, padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá, un hombre sin mancha, sin mácula, que le ha servido a los quindianos desde hace más de 35 años, destacado en el proceso del Forec, en su misión pastoral, ha rescaatdo a cientos de jóvenes de las sustancias alucinógenas a través de la fundación Faro, hoy en más de 35 ciudades de Colombia.
 
En la revista Semana nuestros compañeros de este noble oficio, María Teresa Ronderos, Claudia García, Juanita León, Andrés Grillo, Mauricio Sáenz, escribieron un libro en el que hacen una profunda reflexión referente a cómo hacer periodismo, parte del prólogo enseña lo siguiente: "Mucho - a veces demasiado- es lo que escribimos los periodistas sobre los demás, pero poco es lo que nos atrevemos escribir sobre nosotros mismos. Criticamos, interpretamos, analizamos, divertimos y pontificamos sobre lo divino, lo humano.
 
La versatilidad de la pluma da para todo, pero cuando se trata de mirarse al espejo, de explorar cómo funcionan las entrañas del oficio, no es mucha la tinta que corre. Ahí, la pluma se seca. Quizá sea porque la naturaleza del oficio está en ser especialista del prójimo y no en intérprete de sí mismo. Lo cierto es que aquella 'casa de cristal' que debe ser el periodismo más parece un búnker de cemento. Es difícil concebir un periodismo que tira línea y pide transparencia en lo público y lo privado cuando no es capaz de abrirle sus propias puertas a los demás.
 
En Colombia los esfuerzos de la prensa por tender esos puentes con la sociedad se circunscriben a muy pocos medios. En algunos casos se han instaurado las figuras de los defensores del lector o del televidente, o se han elaborado manuales de redacción, que muestran cierto grado de madurez, honestidad y autoridad moral a la hora de informar. Pero son la excepción". Creo que nosotros nos hemos tomado muy a pecho opinar en La crónica virtual, unas veces escribimos de economía, otra veces de política, farándula, medio ambiente, pero destacamos primero que todo la ética porque no podemos ser unos manchapapeles irresponsables, que desconozcamos el abc o decálogo del periodista imperdible para no enredarse en causas innobles que perjudican en últimas a oyentes, lectores, internautas, televidentes.
 
Por eso en colombiaparatodos.net siempre tiene su correo electrónico, allí analizamos la procedencia de los comentarios, pongo filtro a quienes no se identifican, contrario en las redes sociales donde muchos con perfiles falsos se dedican a denigrar, acabar con la fama, honra y honor de las personas. Nos morimos de los deseos de saber quién o quiénes nos citaron a la Fiscalía para el martes 14 de octubre, me imagino que por injuria y calumnia. No podemos ir por incapacidad médica de nuestro dierctor, solicitamos trasladar la fecha para comienzos de noviembre, debe ser alguna situación relacionada con lo que escribimos y hablamos a veces en Nocturna RCN, Una voz en el camino, en nuestro muro de Facebook ( Cesáreo Herrera Castro), o en La crónica virtual.
 
Para concluir, los escribidores que pagan sus espacios al medio día en La voz de Armenia consiguieron alejar oyentes por más de setenta años de la decana de las emisoras de Armenia y el Quindío, como también afectar las aspiraciones de Sandra Milena y José Manuel. Eso de decir todos los días que la administración no tiene 'piedad' con los armenios por su masacre social, ola privatizadora y todo cuanto fenómeno perturbador ha tenido, tiene y tendrá la ciudad de Armenia, por culpa de su alcaldesa Luz Piedad Valencia Franca, llegó ayer miércoles 7 de octubre a su fin con las consecuencias que deben asumir sus protagonistas con una denuncia por injuria y calumnia.
 
Somos pocos los comunicadores sociales y periodistas que ejercemos con vocación, ética y estética esta profesión. Nos leen, nos creen, nos interrogan, no tiramos línea en favor o en contra de ningún candidato, tampoco nos metemos en sus vidas privadas, enseñamos sí a nuestros oyentes, lectores, televidentes e internautas sus programas de gobiernos para que tengan muy claro los nombres de aspirantes a concejos, alcaldías, Asamblea y gobernación.