08 Enero - 2021

La revocatoria del alcalde José Manuel Ríos es indispensable

Uno de los principales propósitos de los ciudadanos que amamos la ciudad para el 2021 es la revocatoria del incapaz alcalde José Manuel Ríos Morales, debe ser rescatarla de las manos de las empresas electorales que se apoderaron de ella para saquear el erario a través de la contratación. La revocatoria del alcalde José Manuel Ríos es indispensable para impedir que continúe el desgreño administrativo, el atraso y la corrupción que venimos padeciendo hace más de 20 años. Además, para impedir que dentro de 1 año con la maquinaria clientelista y los contratistas elijan senador y representante a la cámara, y dentro de 3 años el dueño de la alcaldía nos monte el sucesor y la siga manejando como una finca privada.

Revocatoria del mandato del alcalde de Armenia
 
Escrito por Gilberto Zaraza
 
Foto del economista y veedor Gilberto Zaraza Arcila
 
Las razones para hacer uso de este mecanismo de participación ciudadana contemplado en las leyes 134 de 1994 y 741 de 2002 son abundantes. El alcalde le mintió a la ciudadanía al asegurar que no tenía ninguna relación y financiación de la campaña de parte de sus ex patrocinadores y amigos Cesar Augusto Pareja y Sandra Paola Hurtado; quien fue destituida e inhabilitada para ejercer cargos públicos por malos manejos de los dineros públicos.
 
La mayoría de sus más cercanos colaboradores y contratistas, fueron integrantes del gabinete de la exgobernadora. Por eso en las redes sociales cambiaron su lema por el de “Armenia es pa` Toto”. En su primera campaña a la alcaldía se burlaba del “filosofín” Carlos Mario Álvarez, porque sería el títere de Luz Piedad Valencia; el destino le cobró caro esa imprudencia la ciudadanía dice que es el “titiritin” de los fucsia.
 
De igual manera, en más de un año de gestión incumplió parte de las promesas de su programa de gobierno, que es un simple catálogo de buenas intenciones y pocas concreciones. Prometió gestión transparente y con altos criterios de ética pública, pero hizo lo contrario al incurrir en irregularidades en la contratación, por lo que fue suspendido 107 días por la Procuraduría y tiene imputación de 4 graves cargos por la Fiscalía. Por ese motivo salieron varios funcionarios de la alcaldía encargados del manejo de la contratación. Prometió derogar el acuerdo de valorización, y por el contrario empezó los cobros jurídicos de la contribución, y para eludir la solución definitiva a este problema, hizo un pacto de incumplimiento con el Juzgado Primero Administrativo, que los dos próximos alcaldes no cumplirán y las obras tampoco serán hechas en el 2031. Como es tan incoherente, dice que las decisiones frente a valorización serán tomadas por todos.
 
Propuso una ciudad con oportunidades y promover la creación de 20.000 empleos. Por el contrario se incrementó el desempleo y les quita la oportunidad a los armenios al nombrar y contratar funcionarios de otros municipios y departamentos. Y no hay continuidad y estabilidad laboral, por el permanente cambio de colaboradores; demostrando fallas en la selección de los mismos, o falta de independencia en los nombramientos ante presiones políticas.
 
Prometió recuperación e inclusión de zonas deprimidas de la ciudad dentro de nuevos espacios de turismo; pero ni siquiera ha podido recuperar el entorno del CAM y la Plaza de la Quindianidad. Ni ha retornado al Centro Comercial del Café y a la Placita Cuyabra a los vendedores ambulantes y estacionarios que allí se encontraban; para dar cumplimiento al fallo del Tribunal Administrativo que ordenó despejar el espacio público y reubicar a los vendedores.
 
Se comprometió a fortalecer el Cuerpo Oficial de Bomberos. Pero el abandono en que se encuentran y su precaria dotación, le impidieron controlar un incendio menor que dejó en la ruina a una empresaria que recién empezaba; por falta de atención oportuna y adecuada de este organismo de socorro. También a poner en marcha el Sistema Estratégico de Transporte Público. A mejorar la malla vial, la movilidad y la seguridad, que cada día empeoran.
 
No puede haber gobernabilidad cuando se ha perdido la confianza y la credibilidad, que se comprometió a recuperar. No hay control político, porque con puestos y contratos tiene a los concejales de aliados. El único control es el de las veedurías ciudadanas que denunciaron las irregularidades en la contratación y los micos en el Plan de Desarrollo.
 
lo anterior, como hay justicia, ni fiscalía, ni control disciplinario, ni fiscal, que le pongan fin al secuestro y saqueo de la ciudad; es necesario que las veedurías ciudadanas, los movimientos cívicos y los ciudadanos libres comprometidos en la lucha contra la corrupción, conformemos el comité que se encargue de recolectar las 11.653 firmas que representan el 40% de los votos obtenidos por el alcalde (de acuerdo a lo establecido por la ley), para presentar la solicitud de revocatoria ante la Registraduría Municipal. No podemos ser indiferentes ante la anarquía y falta de liderazgo en la ciudad.