16 Abril - 2017

La religión sí es el opio del pueblo

Para nuestro director de colombiaparatodos.net y Actualidad Quindiana, comunicador social y periodista de la universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, la religión, la política y el deporte son alienantes. Muchos de sus seguidores en su muro de Facebook Cesáreo Herrera Castro opinan lo mismo, aquí analizarán varias opiniones de los participantes en el tema ¿Han sido saludables para la humanidad las religiones?. Religión, sinónimo de alineación, frustracción y pobreza.

¿Han sido saludables para la humanidad las religiones?
 
Con el Domingo de Pascua de la Resurrección, termina la Semana Mayor. Son 7 días en los cuales se congregan los católicos alrededor de rituales para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret o la pasión de Cristo.
 
Es una evocación con dudas sobre su veracidad histórica y solo la fe sigue moviendo a miles de personas que no son mayoritarias en el mundo; porque según datos del Vaticano reportados a finales del 2013, había 1.254 millones de católicos en todo el mundo, de una población total de 7.137 millones.
 
Los inicios de este acto religioso tienen varias fechas. Para algunos estudiosos, la semana de la pasión se remonta a la época de Teodosio II (401-450 d. C), emperador romano de oriente, siendo él quien en el año 438 decretó en el documento llamado Codex Theodosiamus, que las actividades de gobierno serían suspendidas durante los días santos. Aunque pueden haber dudas de este relato por cuanto este código no es bien conocido.
 
Se dice también que la pasión de Cristo viene desde el siglo X, cuando en el monasterio suizo de Saint Gall, los monjes comenzaron a acompañar los ritos de la Semana Santa con música y dramatizaciones de escenas como la ultima cena. Así que estos días solemnes para los creyentes, han sido creados por personas que han institucionalizado la fe cristiana.  
 
Las religiones han dejado una estela de muertos
 
Respetando las creencias de quienes profesan - de buena fe - una religión, hay que indagar la historia para darnos cuenta del gran número de muertos que ha dejado el paso de los siglos bajo la espada y los fusiles de un dios o salvador. La Puta de Babilonia, de Fernando Vallejo, es un ensayo histórico en el que el autor enseña los crímenes de los últimos mil setecientos años del fanatismo religioso, tanto de la iglesia católica como de la musulmana, judía, protestante, etc. 
 
El estudio del pasado religioso muestra que no hay religiones libres de haber practicado y padecido la violencia. Todos los credos han sido perseguidos, en todas las religiones ha existido el fanatismo. Representantes de las iglesias han patrocinado el crimen de gobernantes. Es decir, “quien esté libre de pecados que tire la primera piedra”. 
 
La religiosidad, exceptuando algunos casos,  no ha sido refugio de paz y amor; más bien ha sido combustible para avivar rencores, destrucción y muerte. Y la misma Biblia, de acuerdo con algunas traducciones en lengua castellana, también enseña la violencia. Por ejemplo, Moisés irritado con los guerreros israelíes les grita: “¿Por qué habéis dejado la vida a las mujeres? Matad a todas las que han conocido lecho de varón y a todos los niños”.
 
No ha sido suficiente tanta muerte y dolor en todos los siglos pasados, porque en casi dos décadas del XXI, el odio sigue cabalgando en la mente de los fanáticos religiosos. Según el informe “International Religious Freedom” presentado por EE. UU., en cualquier lugar del mundo, millones de cristianos, musulmanes, hindúes y creyentes de otras religiones y sectas, han tenido que abandonar sus hogares por sus creencias religiosas. 
 
En nombre de un dios se comete crímenes 
 
El estudio demuestra que no hay religiones libres de practicar o padecer la violencia, y que si pareciera que los credos cristianos son los más perseguidos a nivel mundial, también pueden ser implacables en la opresión y el asesinato, como ocurre en la República Centroafricana. Ese fanatismo religioso, encubriendo tal vez intereses económicos, tiene a los pueblos de Sudán, Siria e Irak sumidos en el miedo y huyendo de la muerte. 
 
Si el fanatismo religioso, además de ‘montañas’ mueve armas, ejércitos, siembra el odio, pasa por encima de cadáveres para llegar al reino de los cielos, ¿por qué la humanidad no ha pensado en otras alternativas de llegar al paraíso de la felicidad que está acá en la Tierra, en ese escaso tiempo que tenemos para disfrutarlo? ¿No es escalofriante que un supuesto mandato divino sea una de las principales causas de muerte? 
 
Así como en la Biblia hay párrafos que dan pánico al leerlos; otros son alentadores. El apóstol Pablo, sobre la celebración de la pascua expresa: Despójense de la vieja levadura, para ser nueva masa, ya que ustedes mismos son como el pan sin levadura. Porque Cristo, nuestra pascua, ha sido inmolado. Celebremos, entonces, nuestra pascua, no con la vieja levadura de la malicia y la perversidad, sino con los panes sin levadura de la pureza y la verdad”.
 
Antigua leyenda hindú da luces
 
​Esa nueva masa puede estar en nosotros mismos, en nuestro interior, muy cerca de nuestra sangre y nuestros nervios. Y la antigua leyenda hindú nos ha dejado mensajes al respecto. En “Brahma y la divinidad del hombre” se dice: “Hubo un tiempo en el que todos los hombres que vivían sobre la Tierra eran dioses. Pero los hombres abusaron tanto de sus divinidad que Brahma, el dios supremo, decidió privarlos del aliento divino que había en su interior y esconderlo en donde jamás pudieran encontrarlo y emplearlo nuevamente para el mal”.
 
Resumiendo, El gran problema fue encontrar el lugar apropiado y los dioses menores propusieron varios lugares: Esconderemos la divinidad del hombre en lo profundo de la Tierra, pero Brahama lo objetó porque el hombre escavaría y lo encontraría. Entonces lo esconderemos en las profundidades del océano; tampoco dijo el dios supremo, el hombre aprenderá a sumergirse.
 
Por qué no llevarlo a la montaña más alta, volvieron a replicar los dioses menores, pero el dios supremo consideró que algún día el hombre subiría a todas las montañas y capturaría de nuevo su aliento divino. Ya desconcertados, los dioses menores expresaron que no sabían dónde esconderlo, ni tampoco sabían de un lugar donde el hombre no pudiera encontrarlo algún día. 
 
Finalmente dijo Brahma: “Esconderlo dentro del hombre mismo, jamás pensará en buscarlo allí”, Y así lo hicieron. Oculto en el interior de cada ser humano hay un algo divino.
 
Y desde la noche de los tiempos, dice la leyenda, que el hombre ha recorrido la tierra, ha bajado a los océanos, ha subido a las montañas buscando esa cualidad que lo hace semejante a Dios y que todo el tiempo ha llevado siempre en su interior.
 
Otras formas de vivir son posibles
 
¿Hasta cuándo la humanidad seguirá sumida en las tinieblas del fanatismo, perdida en sus creencias y buscando el más allá, que lo tiene tan cerca? Sí las religiones han sembrado tanto odio, por qué no se piensa en otras alternativas de formas de vivir, en las que no se impongan credos, respetemos la forma en que piensan los demás, nos convenzamos de que acá en la Tierra todos podemos vivir en el Edén de leche, miel, fraternidad y cofradías sin sectarismos.
 
Mahatma Gandhi nos enseñó: “Tomen una sonrisa y regálenla a quien nunca la ha tenido. Tomen un rayo de sol y háganlo volar allá, en donde reina la noche. Tomen una lágrima y póngala en el rostro de quien nunca ha llorado…Descubran el amor y háganlo conocer al mundo…”. 
 
Son nuestras actitudes ante los demás, nosotros  mismos y el planeta sobre lo que debemos reflexionar, no solo en la Semana de la Pasión sino todos los días del año, No es el crecimiento económico - que está inherente a muchos grupos religiosos-  lo que debe orientar nuestro yo interior, el aliento divino, sino el crecimiento intelectual que nos dé luces sobre la manera en que debemos comportarnos, como padres, hermanos, amigos, educadores, médicos, gobernantes, empresarios, etc. 
 
Diego Arias Serna (*)
Profesor-investigador universidad del Quindío
darias@fis.ucm.es
darias@uniquindio.edu.co
 
Especial para La crónica y colombiaparatodos.net
 
Opinan nuestros lectores
 
Pepe Jaramillo ·
 
Cesáreo, buenos días. En lo que usted hace referencia a que la religión es alienante, recuerdo un caso ocurrido ahí mismo en Armenia. Corría por ahí el año 1961, había un jugador, Quindiano de nacimiento, quien jugaba como puntero derecho para el Deportes Quindío, excelente gambeteador y muy veloz, de regular estatura, cuyo nombre mejor me reservo porque es algo muy personal.
 
Empezaba a armarse el seleccionado nuestro para asistir al mundial de Chile 62, bajo la dirección del hoy fallecido ex-jugador de Millos y luego técnico del America de Cali, Adolfo Pedernera, quien tenía en la mira al susodicho jugador Quindiano, para llevarlo a Arica, Chile, donde fue la sede de nuestro seleccionado Patrio.
 
Unos tales Pastores Evangélicos empezaron a mostrarle la Biblia, a enseñársela, le llenaron su cerebro de moscas, diciéndole que era pecado salir en pantaloneta ante el público. Lamentablemente él se dejó influenciar de los susodichos religiosos, colgó los guayos y desperdició una gran oportunidad de haber sido una gloria del fútbol Colombiano. Cordial saludo, ¿y cómo va su relación con Marcha Patriótica?
 
Pepe, es increible lo que le voy a decir, usted no me creerá, pero no tengo cercanía con Marcha Patriótica, llegará el momento en que entrevistaré a sus miembros o integrantes. Espero sí una larga entrevista o reportaje con el médico cardiólogo Rodrigo Londoño Echeverry, quien casi se muere, por eso el refrán ese: "Los médicos también se mueren". ¿Qué sabe usted de Marcha Patriótica, me podría ilustrar un poco?. Un abrazo desde la distancia.
 
Cesareo Herrera Castro · Owner at Autónomo
 
Estoy absolutamente seguro de que la religión, la política y el deporte son alienantes, no dejan prosperar a los pueblos, para no ir muy lejos asistir a un estadio de fútbol hay que estar dispuesto a que lo hieran a uno o lo maten. Cuando se habla de religión no falta el fanático que no deja hablar, tiene la verdad relativa y absoluta. Y en política menos, todos tienen fórmulas mágicas para sacar del estercolero a las sociedades y ninguna soluciona nada.
 
Luis Alfredo Jaramillo
 
Si ve lo que digo, vea la historia de Pepe, la culpa de no haber surgido fue la decisión del jugador, a usted le pueden hechar los cuentos que quieran, eso es libre, lo que hicieron los evangélicos, el tema es si usted se lo cree y se vuelve un Pobre Guevón.
 
Luis Alfredo Jaramillo
ajagagag, la religion no tiene nada que ver, cada quien progresa de acuerdo a su decisiones, puede creer y progresar o ser un mamerto arrancado o ser un rezandero vaciado
 
Pedro J Leon R · Director Comercial at Promotora Geoturística Quindío Infinito
 
La religiòn a socavado el progreso de los pueblos. Para el caso nuestro en America Latina, la poblaciòn creciò alrededor de una iglesia, mientras en Norteamerica, la poblaciòn creciò alrededor de una fàbrica. La diferencia econòmica asi lo demuestra, Para el caso nuestro, en Colombia, la poblaciòn crecio temerosa de todo porque todo era pecado. Carlos Marx bien lo dijo que la religiòn era el opio del pueblo. 
Saben porquè en nuestras poblaciones lo primero que sobresale es la altura de las iglesias....???. Les dejo esa perlita... històrica.
 
Alexander Londono · Works at Citi
 
La religion y la politica estan constituidas para ayudar al pueblo una moral y la otra economica.pero desde que se convirtio en robo y negocio esto quedo en declive...asi que ahora los pueblos solo son exclavos politicos y ciegos religiosos..
 
Jesus Escobar · Works at Self emploid
asi es Pedro, muchas torres y pocas chimeneas nos han llevado al lastre. ( Foto de Jesús Escobar).
 
Mónica Lisbeth Barbosa Serna
 
"La religión es el opio del pueblo", frase muy cierta. Puede construirse proyecto de vida desde la filosofía, la ética y la ciencia. Las religiones no permiten pensar, razonar libremente...solo creer. Los dogmas son indiscutibles y los mitos están a la orden del día. Estos dos llevan al fanatismo y la ceguera... bueno... qué cada uno escoja lo suyo.
 
Nota: Si quieren opinar sobre este asunto lo pueden hacen en conalcearmenia@gmail.com, en nuestro muro de Facebook Cesáreo Herrera Castro, todo esto saldrá publicado en la edición del próximo viernes de Actualidad Quindiana, también está en el virtual Faceboo Actualidad
Quindiana, nos pueden llamar al 316 4209649, tenemos nuestro noticiero en Montenegro Estéreo, dial 99.7, todos los días de 6:30 de la mañana a 7:00, lo pueden escuchar en internet, van a www.colombiaemite.com, luego a emisoras de Colombia, buscan las del Quindío y allí está el logo de Montenegro Estéreo, son variados los asuntos allí: farándula, economía, deporte, política, ciencia, tecnología, periodismo comunitario.