16 Febrero - 2020

La presencia de organoclorados y organofosforados en las aguas del río Quindío no se puede descartar como lo ha hecho la CRQ. Las aguas están contaminadasdas, afirma ambientalista

Dijo con vehemencia el líder del sector ambiental y diputado del Quindío, Luis Carlos Serna Giraldo, asiduo colaborador de este medio virtual y el físico Actualidad quindiana. Dijo que la conclusión del subdirector de la CRQ es terrible porque se convierte en aval para que sigan fumigando como lo están haciendo en el Quindío, causando envenenamiento de aguas, lo que se convierte en un delito que atenta contra la salud de las personas.

El ambientalista y diputado del Quindío desmiente a la CRQ, asegura la existencia de tóxicos en aguas del departamento
 
La presencia de organoclorados y organofosforados en las aguas del río Quindío no se puede descartar como lo ha hecho la Corporación Autónoma Regional del Quindío en un reciente reporte, afirmó una vez más Luis Carlos Serna.
 
Como una ligereza del subdirector de Gestión Ambiental de la CRQ, Edgar Ancízar García, calificó Serna Giraldo las afirmaciones hechas por el funcionario, quien descartó la presencia en las aguas del río Quindío de dichas sustancias químicas usadas en actividades agrícolas y ganaderas.
 
Explicó Serna que la información entregada por el subdirector no corresponde a un trabajo hecho por la corporación, sino por la secretaria de Salud, en una época distinta a la de fumigaciones de cultivos, es decir, en temporada de lluvias, además que la toma de muestras no presentó la condición de custodia requerida, lo que no permite dar una conclusión seria como la expuesta por García.
 
Agregó que para entregar una información definitiva en ese sentido se requiere un estudio continuado, como el del trabajo doctoral presentado por la Universidad del Quindío que incluye seguimiento y permite establecer la contaminación de la vertiente, no solo por organoclorados sino por sustancias prohibidas hace más de 60 años, como el DDT, Dicloro Difenil Tricloroetano.
 
El diputado y ambientalista conminó a la CRQ para que establezca un proceso de seguimiento donde se tomen muestras de al menos dos épocas secas y dos de lluvias en forma continua a todas las bocatomas del departamento, particularmente a las de la cordillera, lo que permitirá evidenciar el estado real de las cuencas hídricas de la región.
 
Dijo que la conclusión del subdirector de la CRQ es terrible porque se convierte en aval para que sigan fumigando como lo están haciendo en el Quindío, causando envenenamiento de aguas, lo que se convierte en un delito que atenta contra la salud de las personas.
 
Nota de Rubiela Tapasco Arenas