02 Febrero - 2019

Indeseables. ¿Qué existe una oficina de interceptaciones liderada por Héctor Marín Ríos?

Buenos días a todos, hoy es sábado 2 de febrero, voy a revisar esta mañana el estado de las calles céntricas de Armenia, lo haré porque hoy se reúne lo más refinado de la iglesia católica en la plaza de Bolívar por la posesión del nuevo obispo de la diócesis, me imagino que no habrá ninguno de esos desadaptados que ayudó traer el mandatario seccional Carlos Eduardo Osorio Buriticá para engrosar el presupuesto de Faro y el de la fundación Shambalá, dineros que terminan en compra de fincas, chalets, carros de alta gama, ya lo dijo en su momento el medio virtual Las2orillas, artículo que repetiré en la próxima edición de Actualidad quindiana para que nadie, absolutamente nadie, vote por el candidato de este monaguillo.

Indeseables
 
La expresión Indeseables que está al comienzo de mi participación es el titulo que puso hoy sábado 2 de febrero el columnista Émerson Castaño sobre el peregrino Osorio Buriticá, quien para mi nació torcido, espurio, es muy difícil que se enderece y menos rigiendo los destinos del Quindío, donde hay mucho dinero, tanto que no le dio la gana de traer los 170 mil millones de pesos que le correspondían al Quindío de las regalías del petróleo. Aquí va el artículo, también lo subire a colombiaparatodos.net, pueden opinar libremente. Helo aquí:
 
Indeseables
 
Por Émerson Castaño
 
El agua había caído en su cabeza. Ya estaba bendecido por el todo poderoso. Su madre lo había matriculado en un colegio morista. Un modelo de educación religiosa perverso que también llegó a países latinoamericanos. Pasaron muchos años, y él, adulto, decidió hablar de los abusos que tuvo en su infancia por parte de un sacerdote en el sótano del centro educativo.
 
Guillem Sánchez, periodista español del diario El Periódico, ha denunciado los cientos de casos de pederastia que se han presentado en España. E incluso, Netflix, presentó un documental titulado “Examen de conciencia”. Allí, hablan las víctimas que habían sido silenciados durante muchos años por el poder sacerdotal. Afortunadamente, gracias al periodismo, hoy se sabe cuál es la realidad al interior de la iglesia católica. 
 
La investigación periodística de Sánchez arrojó que un hermano marista “Adolfo Fuentes”—en el país de Chile—, había violado a sus estudiantes. Años después, una de las víctimas describe lo que para él ha sido difícil de superar, a saber relata: “Eneas vivió en 1979, mientras estudiaba en el Alonso Ercilla, un episodio parcial con Adolfo Fuentes que nunca comentó con nadie.
 
Es el siguiente. Cuando tenía 6 años, el hermano lo sacó de clase y se lo llevó al cubil, una habitación sin ventanas ubicada en un sótano del colegio, debajo del gimnasio, que usaban habitualmente los Boy Scouts para reunirse. Allí el profesor se sentó a Eneas en las rodillas y comenzó a manosearlo.
El pequeño se resistió, forcejeó con el profesor, alcanzó la puerta y logró escapar. Así termina el episodio”. (https://www.elperiodico.com/…/testimonios-victimas-abusos-s…). El poder sacerdotal ha intentado por todos los medios limitar el trabajo periodístico con tan solo amenazar a las víctimas para que no hablen.
 
Y cuando hay curas en el poder, se les facilita silenciarlos ofreciéndoles contratos y altos cargos de gobierno. Los periodistas que continúan investigando, o todo aquel que intente desestabilizar el poder de Dios en la tierra, son considerados indeseables. Indeseables dizque porque amenazan la fe que les ha servido como instrumento para acceder a los cuerpos frágiles. En el Quindío la fe ha sido un instrumento para conseguir votos.
 
Y como no han podido levantar vuelo en cuanto a resultados de gobierno, intentan sobornar periódicos del departamento para decapitar la opinión libre peligrosa para sus intereses de aguacate hass. 
 
Invitan a periodistas a desayunar para señalar cuáles son los enemigos del cura. Pero el cobarde del gobernador, difícilmente podrá silenciar está columna que le seguirá metiendo la mano con un alicate sotana arriba. 
 
Adenda sacra: ¿Qué existe una oficina de interceptaciones liderada por Héctor Marín Ríos? ¿A quién quieren matar?. Grave lo que afirma Émerson Castaño, ojalá Osorio no recuerde la época de la violencia política y que el clero ayudaba desde sus púlpitos a que se mataran Liberales.