13 Junio - 2020

Gobernador nombró el indicado para la alcaldía de Armenia

Los seguidores del alcalde suspendido y él, José Manuel Ríos Morales, deseaban que fuera su exsecretario de Gobierno, economista Javier Ramírez mejíak, pero el mandatario seccional, odontólogo y pediatra Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas nombró a su secretario de Hacienda, contador público Jorge Fernando Ospina Gómez.

Buen acierto el del gobernador, periódico La crónica del Quindío un poco molesta
 
Como el órgano de difusión La crónica del Quindío quedó en deuda con sus lectores y anunciantes, no sacó uno o dos editoriales contundentes contra las dudosas acciones del alcalde encartado, quien hoy cumple  una suspensión provisional de 3 meses, José Manuel Ríos Morales, la emprendió contra el gobernador, odontólogo y pediatra Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, quien ha sorteado con alta filigrana lo que entregó su antecesor, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, cuestionado por las ías, no pudo cumplir con su Plan de Desarrollo, se quedó sin llevar a cabo el programa de bilingüismo, quedó en un 10%, Las CarPaz no se instalaron, eran 12, dicen que devolvió todo el dinero al gobierno central, sobre las regalías del petróleo nada de nada, ningún proyecto macro, de la Red Hospitalaria Nacional no pudo traer un peso de $ 950.000.000.000,oo, nadie supo se instaló las cámaras de vigilancia de los tres o cuatro municipios, le quedó debiendo a francisco valencia $ 2.000.000.000,oo para su campaña, dicen que dejó perder $ 170.000.000.000,oo, los bienes inmuebles y el parque automotor de la gobernación embargado por una vieja deuda a un grupo de docentes del Quindío, en cambio José Manuel Ríos Morales recibió la alcaldía con superávit, un presupuesto robusto en EPA ESP, $ 86.000.000.000,oo para arrancar en este 2020, recursos en Amable, Hacienda, Setta, grueso el presupuesto de la alcaldía de Armenia, por eso Ríos contrató el exalcalde de Manizales, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, le entregó en bandeja de plata todo, lo primero que hizo fue encargarlo de elaborar, presentar y que le aprobaran el Plan de Desarrollo, asistir a EPA ESP, Jurídica, Hacienda, Planeación, por poco le entrega su cargo y de sobremesa el exconcejal Gerson Obded Peña se puso de ruana el presupuesto, sin ningún escrúpulo jugó al nepotismo político, menos mal que Ríos terminó donde tenía qué estar, el gobernador nombró a uno de los suyos para que cuidara el erario. Señores de La crónica más sindérisis y objetividad.
 
El agujero negro está en la alcaldía, ojalá no pase como lo de Carlos Mario, después de él Armenia tuvo cuatro alcaldes, está pasando casi lo mismo con Ríos, está suspendido, ya hay uno encargado, falta el de la terna y después el que llegue del proceso electoral que se ve venir en el año 2021, serían por lo menos 4, es decir, en dos períodos 9 alcaldes, es en la única parte del mundo donde sucede esto, sería bueno sumar los que han estado en la alcaldía desde el período de la finada Alba Estella Buitrago Pérez, ella empezó en el año 1992, luego Efrén Tovar Martínez, Álvaro Patiño Pulido, Mario Londoño Arcila, David Barros Vélez, después la mujer del finado Mario, Ana María Arango Álvarez, no terminó, hubo otro que la reemplazó mientras terminaba el período constitucional, hay que contarlo, llegó Luz Piedad Valencia Franco, Carlos Mario Álvarez Morales, después de este hubo cuatro: Sandra Herrera González, jurídica de esa administración de Carlos Mario, la reemplazó la secretaria de Gobierno, vino Álvaro Arias Young, Óscar Castellanos Tabares, estuvo 18 meses, más que su sucesor, José Manuel Ríos Morales, a los 5 meses ya estaba super enredado.
 
¿Gobernador, cuál es el plan? Editorial incomprensible de La crónica del Quindío
 
Se avecina un oleaje de angustias sociales y económicas para todos los estratos y sectores productivos del departamento.
 
¿Gobernador, cuál es el plan?
Como era de suponerse los primeros meses de gobierno de Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas fueron de empalme y claro que es entendible que la pandemia le haya alterado su cronograma de trabajo durante el primer semestre del año. Evidentemente los planes de desarrollo, departamental y municipales, tendrán que dar cuenta de este giro del destino y en ellos debió quedar trazado un norte diferente al inicialmente contemplado. Desempleo alto y aumento de pobreza con coletazos previsibles como más hechos delictivos y por supuesto un trato diferente y preferencial al sector salud serán asuntos de la agenda permanente tanto del gobernador como de los diferentes alcaldes.
 
Ya va siendo hora de escuchar qué tiene en mente el gobernador del Quindío, en qué está pensado y cuáles son sus propuestas y proyectos. No hablamos del plan de desarrollo que es otra cosa y que debe contener los diferentes planes y programas con sus respectivos indicadores y metas. Lo que el presente exige, además del plan de desarrollo, es un plan estratégico para contener los efectos negativos de la emergencia sanitaria vivida. Los quindianos necesitan sentir al capitán del barco, conocer cuál es la estrategia pospandemia.
 
Del gobernador los quindianos están esperando acciones, traducidas en actos administrativos y no en discursos o titulares de boletines de prensa, que den tranquilidad sobre tareas que se deben emprender para capotear este encastado episodio económico, sanitario y social que vive el mundo. El departamento se siente como flotando en un mar picado, aunque las cifras de infectados y muertos por el virus no son las más altas en comparación con otras zonas del país, no quiere decir que las cosas están controladas y que el barco seguirá a flote. 
 
Ante la confusión que ha empezado a reinar con tantos y tan enredados anuncios presidenciales, con evidentes falencias en logística para cristalizarse, los quindianos —empresarios, comerciantes, trabajadores, desempleados y familias— necesitan escuchar la voz de su gobernador y conocer de él cuáles han sido las gestiones realizadas para quitarle peso al fardo de problemas que inoculó el coronavirus. 
 
¿En qué se ha innovado y en qué se puede innovar?, ¿qué alianzas ya se han cristalizado?, ¿cuáles serán los socios estratégicos para levantar el territorio?, ¿cuál es el escenario próximo de la economía local?, ¿cómo se puede mitigar la cifra de desempleo en el departamento?, ¿cuáles son los asuntos urgentes del territorio?, ¿qué alternativas conjuntas de trabajo y gestión de soluciones se han trazado de forma mancomunada con los alcaldes de los municipios quindianos?, son algunos de los interrogantes que están por resolver y exponer a los quindianos. Respetando la autonomía de los alcaldes, el gobernador es el llamado a proponer, coordinar y liderar acciones para atender la nueva realidad de este departamento. 
 
En Armenia, por los últimos acontecimientos, hay otro reto grande para el gobernador. La ciudad necesita de Jaramillo Cárdenas un acompañamiento especial, más no intromisión política, para que no se termine de descuadernar. Usted señor gobernador tiene que ser un garante de la soberanía administrativa de la capital quindiana y a propósito de la zozobra reinante, espantar tanta ave de rapiña que anda sobrevolando por estos días el edificio del CAM. Que no le vaya a pasar cuenta de cobro la vida por omisión, pasividad o complicidad con las acciones que pueden marcar para mal el destino de la ciudad que dice amar tanto.