02 Noviembre - 2018

Gobernador del Quindío sigue con su programa de pintar escuelas y sacar pedazos de chicles de los andenes de Armenia

Dan ganas de seguir llorando frente al mono de la pila, ladrarle a la luna y arar en el desierto por las pésimas acciones del gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, quien no ha podido presentar un solo proyecto macro en la DNP, Dirección Nacional de Planeación, se están perdiendo más de 170 mil millones de pesos de las regalías del petróleo.

Estará con el alcalde de Armenia en el parque de los sueños de Armenia

Por Cesáreo Herrera Castro, director

Nombreperfecto para esta nueva jornada de extraer pedazos de chicles de las aceras de los barrios que integran La comuna 8 de Armenia, jornada que bien puede desempeñar el presidente de esa comuna y sus habitantes, pero Carlos Eduardo contagió el alcalde de Armeniam, economista Óscar Castallenos Tabares, quien recibirá tarros de pintura, brochas gordas, overoles y espátulas de Osorio Buriticá.

El departamento del Quindío cumplió 53 años de segregación del Viejo Caldas, pero es el más quedado de los tres que integraban esta región o territorio, Risaralda y Caldas son los más pilas, su desarrollo, progreso y crecimiento no se puede comparar con el Quindío, más quedado o atrasado porque Osorio Buriticá en sus tres años no fue capaz de presentar ningún proyecto macro a la DNP, Dirección Nacional de Planeación, dejó perder 170 mil millones de pesos de las regalías del petróleo.

De esos recursos hay en caja 44 mil millones de pesos para regalías, se habló de 33 mil millones de pesos de cien mil que el concesionario o concesionaria Autopistas del Café le entregó a Caldas, Risaralda y Quindío, pero el señor Osorio no habla de eso, si los recibió o no, todo es un misterio por este inepto, inútil, incapaz e ingenuo en lo público, político y administrativo.