18 Junio - 2020

Fuerzas vivas de Armenia reaccionaron con fuerza frente a despropósitos del alcalde encargado, Jorge Fernando Ospina Gómez

Quería privatizar todo: Edua, EPA ESP, conseguir en calidad de préstamo sesenta mil millones de pesos, reestructurar la planta de personal de la alcaldía y generar una masacre laboral. El Representante del Ministerio Público o de La Procuraduría General de la Nación, El Procurador Provincial del Quindío, Juan Carlos Sandoval Izquierdo, calificó como gallarda la decisión de los concejales que pidieron revocar los artículos 35 y 36, 13 en total de 19, que le otorgaban facultades extraordinarias al alcalde encargado, nombrado y sacado como de un sombrero de circo por el gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas,Jorge Fernando Ospina Gómez El representante del Ministerio Pseguró que desde el primer momento la entidad tiene el ojo encima del tema “Desde el momento en que se cerró el debate, la Procuraduría está haciendo valoración de todo lo que pusieron sobre la mesa”, agregó el procurador.

Por fin los armenios reaccionaron
 
La Presidenta del Sindicato de empleados del municipio de Armenia, María Nidia Alonso Solorzano: “Darle esos poderes al alcalde era una idea descabellada, con las que él podía hacer todo lo que quisiera. No solamente con la planta de personal, con todo el presupuesto de la ciudad. Era increíble cómo iba a acabar con la EPA ESP y con la Edua.” ( Alcalde encargado irrespetuoso e irresponsable).
 
Buenos días a todos mis compañeros de esta página, hoy es jueves 18 de junio de 2020, la situación en el municipio de Armenia y el Concejo pasaron de castaño a oscuro, pueden opinar.
 
Procuraduría estudia actuación de los concejales durante aprobación del plan de desarrollo
En manos del alcalde encargado, la sanción del plan de desarrollo 2020-2023.
El representante del ministerio público calificó como gallarda la decisión de revocar los artículos 35 y 36, que le otorgaban facultades extraordinarias al alcalde encargado.
 
Luego de la reacción negativa que provocó entre la ciudadanía la aprobación y posterior revocatoria de los artículos del plan de desarrollo que le otorgaban facultades extraordinarias al alcalde encargado para reestructurar la administración y endeudar al municipio, el procurador provincial de Armenia, Juan Carlos Sandoval Izquierdo, participó este miércoles de la sesión plenaria del concejo donde reconoció la decisión de los cabildantes de cambiar lo aprobado inicialmente.
 
“De cara a la representación ciudadana que ejerce, esta procuraduría considera como un acto valiente el haber tomado una determinación favorable para la ciudadanía, de no aprobar el trámite de esos 2 artículos, que de cualquier manera son claramente lesivos de los intereses de la ciudad”, señaló Sandoval Izquierdo.
 
El representante del ministerio público aseguró que desde el primer momento, la entidad tiene el ojo encima del tema.
“Ahora lo que hay que entrar a establecer en estricto derecho es si ese era el trámite formal para revocar o no, pero también hay que mirar la aprobación original del día viernes 12 de junio, donde aparentemente hay un trámite extraño, que no guardó ninguna ritualidad propia de las aprobaciones de los debates en los concejos municipales”.
 
Acusaciones y señalamientos
 
El procurador provincial participó de toda la sesión, en la que durante más de 6 horas fue testigo de los señalamientos de los veedores ciudadanos y de las acusaciones mutuas entre los cabildantes, de un lado aquellos que votaron sí a la revocatoria y por el otro aquellos que le dijeron no, por considerar que el procedimiento no era el indicado para revertir una decisión ya tomada.
“Desde el momento en que se cerró el debate, la Procuraduría está haciendo valoración de todo lo que pusieron sobre la mesa”, agregó el procurador.
 
En los temas expuestos por los concejales salieron a la luz varios argumentos sobre la aprobación inicial de los 2 artículos.
Entre ellos, lo que sucedió el viernes 12 de junio, cuando se leyó el artículo 35, el presidente de la corporación, Bryant Naranjo Raigoza, tomó muy poco tiempo para aprobar dicha propuesta, sin dar chance a que se analizara el texto que apenas había sido presentado en la mañana de ese mismo día a la corporación, como plan de última hora de parte del alcalde encargado de Armenia, Jorge Fernando Ospina Gómez.
 
El tema resulta aun más curioso, teniendo en cuenta todas las implicaciones de la propuesta, ya que facultaba al mandatario, por un periodo de un año, para “modificar la estructura de la administración municipal y las funciones de sus dependencias en las escalas de remuneración; crear, suprimir o fusionar entidades descentralizadas, constituir sociedades de economía mixta para adecuar la administración a los requerimientos señalados en el plan de desarrollo, crear sociedades para la prestación de servicios de operación catastral, informaciones catastrales, catastro multipropósito de gestión y aprovechamiento de información geográfica, formalización y normalización de tierras, conservación catastral, actualización catastral, crear sociedades para la gestión de recaudo y fiscalización de tributos, adelantar todas las actuaciones, proferir los actos administrativos, pactar las condiciones correspondientes y suscribir documentos que se requieran para la intervención de esquemas societarios o asociación de que tratan estas facultades.
 
Para celebrar contratos o celebrar cualquier modalidad de asociación con entidades o sociedades de naturaleza pública o privada en el que se garantice la mayoría accionaria en cabeza del municipio. Suscribir convenios y contratos cuya finalidad sea el cumplimiento de programas y metas del plan de desarrollo para celebrar contratos de empréstito, de acuerdo con los recursos del crédito establecidos en el plan financiero”.
 
Es decir, que en pocos segundos y de pupitrazo, el concejo le entregaba gran parte de su responsabilidad como coadministrador de la ciudad al alcalde.
 
También llama la atención que, a pesar de que la plenaria del concejo había avalado los impedimentos de varios concejales para participar de la discusión del artículo 15, por ser familiares de funcionarios de carrera administrativa de la alcaldía; puesto que el proyecto original plantea la modernización de la estructura de la administración municipal, cuando se llegó a la lectura del artículo 35, que también llevaba a la discusión la estructura de la administración, no se tuvo en cuenta que, por ende, había un grupo de concejales impedido para debatir y votar.
 
Otro hecho que salió a flote en el debate de este miércoles es que en el mismo proyecto de acuerdo del plan de desarrollo, en un artículo precedente, los mismos concejales habían aprobado que para poder contratar un empréstito, la administración municipal debía pedir autorización al cabildo, situación que no se tuvo en consideración al momento de elevar la propuesta en la plenaria del artículo 36, que autorizaba al alcalde encargado a endeudar el municipio.
 
El proyecto para sanción
 
Durante la discusión de este miércoles también quedó la duda sobre si la mesa directiva presentó para sanción del alcalde, el acuerdo que incluía los 2 artículos o aquel en que se derogaron. Puesto que el presidente Naranjo Raigoza consideró que el procedimiento adelantado para revocarlos había estado por fuera del reglamento de la corporación.
 
Sindicato: “Darle esos poderes al alcalde era una idea descabellada”
 
María Nidia Alonso Solorzano, presidenta del sindicato de empleados del municipio de Armenia, dijo:
“La situación era muy compleja porque le daba facultades al alcalde, con las que él podía hacer todo lo que quisiera. No solamente con la planta de personal, con todo el presupuesto de la ciudad. Era increíble cómo iba a acabar con la EPA, con la Edua. Esa era una idea descabellada”, dijo.
 
Señaló que gracias a los propios trabajadores de planta y carrera administrativa se pudo advertir de la situación. “Estuvimos atentos y por eso no nos quedamos quietos y empezamos a funcionar, consultando al departamento administrativo de la función pública, al mismo ministerio del Trabajo. Luchamos por los empleados, pero también en contra del endeudamiento. Venimos de una cantidad de alcaldes que fueron catastróficos y no vamos a seguir en el mismo problema”.
 
La funcionaria señaló que los empleados sindicalizados están de acuerdo con una modernización, en el sentido de que se amplíe la planta de personal para aliviar la sobrecarga de trabajo.
 
“De hecho, en las anteriores reestructuraciones se ha sacado mucha gente y la planta de la alcaldía es muy pequeña, de ahí que no se pueda prestar un buen servicio, porque existe una sobrecarga laboral. No estamos en contra de la modernización y actualización, pero sí con que vayan a sacar empleados. Si ellos dicen que van a crear oficinas, no debe ser para sacar la gente”.
 
Advirtió que cada 4 años en la alcaldía se repite la misma historia. “Llega una administración nueva a buscar a los de carrera administrativa a sacarlos, no entiendo por qué tienen tanta rabia contra ellos, lo cual es una falta de respeto para funcionarios que llevan más de 20 años trabajando. Los que estamos en carrera administrativa no estamos por política y nos mantenemos por buenos”. Me pueden leer en colombiaparatodos.net