12 Junio - 2018

Este 15 de junio habrá un nuevo operador del PAE, el que estaba demandará el departamento del Quindío

Las críticas contra el gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, se agrandaron por la ruptura abrupta e injusta de dejar también de brazos caídos al operadoror del PAE, Francisco Javier Ramíerz Ospina, quien lleva varios días viendo como en una bodega se pudren más de $700 millones de alimentos que tenía listos para dos semanas consecutivas y para 28.000 niños estudiantes.

460 manipuladoras de alimentos sin trabajo

No alcanzó el operador del PAE estar 15 días, en menos de 10 días ya le había notificado el secretario de educación, Álvaro Arias, que no iba más en la prestación del servicio de refrigerios y almuerzos para los 28.000 niños que estudían en 260 centros, que corresponden a 11 municipios del Quindío.

El operador ha agotado todas las instancias para ser escuchado, lo último que hizo fue ir hasta la Asambela del Quindío para exponer el obstáculo con el gobernador y el secretario de Educación.

Como es apenas lógico entablará una serie de demandas contra la gobernación del Quindío, Francisco había constituido su póliza por $45 millones, también entregado en consignación la suma de $223 millones de la garantía líquida, la cual se demoró en hacerse efectiva mientras duraba el proceso de canje en el banco, pero que la gobernación no la tomó como un impedimiento.