27 Diciembre - 2018

EL POT de Armenia podría aplicarse en el 2020 - 2023

Contundente y seria la respuesta al POT de Armenia por parte del director de Planeación, Fernando Arias Romero. Quienes pensaron que uno de los problemas del POZ y POT en la avenida Centenario sería por arte de birli birloque se equivocaron, lo de Arias Romero es similar a las 60 recomendaciones del POT de Bogotá.

Armenia estudia un POT y POZ acorde con las exigencias del siglo XXI
 
Por Cesáreo Herrera Castro, director
 
Buenos días a los lectores de colombiaparatodos.net, hoy es jueves 27 de diciembre, mañana es viernes 28, mucho ojo para que no caigan en el día de Los santos inocentes, mas en Armenia y el Quindío que nos echan tantos cuentos irrealizables y lo que voy a decir hoy es como si fuera una gran inocentada por lo que acaba de afirmar el director de Planeación de Armenia, Fernando Arias Romero, sobre el POT, Plan de Ordenamiento Territorial, pero que al fin y al cabo son informaciones contundentes por la cantidad de problemas que se generaron en la ciudad con el sismo del lunes 25 de enero de 1999, vinieron las recomendaciones de expertos, pero no se cumplieron al pie de la letra, antes del terremoto Armenia había crecido desordenadamente, se notaban las violaciones de sus hilos, niveles y paramentos.
 
En cualquier barranco se construía un edificio de cinco, seis o siete pisos, no se hacían cumplir con rigor las normas de sismoresistencia, varios edificios del centro de la ciudad se cayeron, cantidades de muertos, heridos, incluso si vuelve a temblar los muertos no serán 1.500, la cifra se duplicará porque las fallas están, para la muestra la alteración del POZ y POT en la avenida Centenario, nada más allí y para resolver ese grave problema se demorará el director de Planeación y sus magos todo el año 2019.
 
Lo de Carlos Mario fue aplaudido en su momento, Armenia algunos constructores la querían ver como una selva de cemento, les importó una higa el Paisaje Cultural Cafetero, PCC. Lo que comentó Arias Romero es casi similar a lo de Bogotá, la diferencia está en que allí no tienen el encarte que hay en Armenia en la avenida Centenario, voy a copiar textualmente aquí lo que tiene presente Bogotá para un verdadero POT, más de 60 recomendaciones:
 
Calidad de vida en el plan de ordenamiento territorial. Expertos explicaron que la prioridad del POT debe ser la calidad de vida. Si los tiempos de socialización con las comunidades de la ciudad avanzan, si luego la Corporación Autónoma Regional da su visto bueno y después el Concejo discute durante tres meses y aprueba la propuesta de la Secretaría de Planeación, Bogotá podría estrenar Plan de Ordenamiento Territorial (POT) a finales del 2018, o a más tardar en el primer trimestre del 2019. Así lo precisó el secretario de ese despacho, Andrés Ortiz, tras recibir las 60 recomendaciones que elaboró el programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’ (BCV), con el apoyo de 80 académicos y expertos de las universidad Javeriana y los Andes, así como la Cámara de Comercio de Bogotá, para que sean tenidas en cuenta en la construcción del documento.
 
La Administración lleva meses construyendo la propuesta, que una vez sea aprobada marcará la hoja de ruta del Distrito –y por extensión de la región metropolitana– durante los siguientes 12 años. Remplazará el vigente, que data del año 2000. Al observar los seis renglones en los que dividieron los planteamientos (movilidad, medioambiente, hábitat, ruralidad, seguridad e integración regional) se encuentra que se enfocaron en la calidad de vida como eje del desarrollo de la capital.
 
Dan 60 propuestas para que nuevo POT mejore la calidad de vida
 
Hay que definir “hacia dónde debe crecer la ciudad, cuál debe ser el modelo de ocupación del suelo y en qué zonas serán posibles la expansión, la densificación, la renovación urbana y la revitalización”, explicaron los miembros del equipo técnico de BCV”. Así mismo, hay que definir el tipo y cantidad de equipamiento urbano que se requiere en materia de servicios públicos, educación, movilidad, seguridad y medioambiente.
 
Estas preocupaciones resultan fundamentales no solo para orientar y priorizar las inversiones del sector público, agregaron, sino para regular la inversión privada en el desarrollo de proyectos de vivienda, comercio, servicios e industrias”, precisaron. El Tiempo revisó el documento con las recomendaciones y les muestra a los lectores los puntos esenciales.
 
En seguridad, facilitar el acceso a servicios
 
Uno de los principales señalamientos que se hace es que se modifiquen algunas normas urbanas y se impulse la instalación de más equipamiento en temas de seguridad y justicia. O sea, que se eliminen restricciones para edificar, por ejemplo, centros de traslado de menores, o de denuncia, más cercanos a los barrios, o dentro de los mismos, y así facilitar procesos de denuncia y otros trámites. Otro punto en el que enfatizaron fue el de la densificación, para concentrar el recurso humano y económico de la seguridad en un solo lugar; e incluir criterios de diseño urbano innovadores en iluminación, visibilidad y mobiliario urbano, entre otros. Ciudad para andar y no para los carros
 
Sin duda, el concepto transversal a las recomendaciones en el tema de hábitat fue que el nuevo POT apueste por la construcción de manzanas pequeñas en los futuros planes de renovación urbana. Esto para estimular a los ciudadanos a desplazarse a pie. La mezcla de usos de suelo también fue protagonista, pues sugieren que se cambien los modelos de conjuntos cerrados que solo sirven como espacios residenciales a otros donde el comercio y los servicios puedan ubicarse allí mismo. Esto apunta a reducir la necesidad de desplazamientos motorizados. También hicieron un llamado a fortalecer medidas para desarrollar más planes de renovación urbana.
 
El hombre que les apuesta a las ciudades para caminar
Medioambiente, en conexión territorial
 
Sugieren que lo ambiental sea el articulador de la calidad de vida, y en ese contexto apuntaron que se deben generar instrumentos efectivos para contener la expansión urbana en los bordes sur y norte del Distrito, pues estas dinámicas ponen en riesgo activos como cauces de agua y fuentes hídricas. Además, generar mayor conexión entre humedales.
 
Se debe vincular el existente plan de manejo del río Bogotá con el nuevo POT, para que ambos tengan coherencia y faciliten las acciones de conservación y desarrollo. La protección de los espacios ecológicos debe ser en asocio con los demás actores de la región metropolitana. Esta es la propuesta para cambiar el trazado de la Van der Hammen
Distrito dice a juez que Lagos de Torca cumple normas ambientales
Área metropolitana, indispensable
La integración territorial de Bogotá con los municipios que la rodean está presente en todos los capítulos de recomendaciones, haciendo de la capital el eje que articula a las demás. Para eso se necesita buscar de forma insistente la figura jurídica que permita esa unión de intereses, que hoy por ley tiene dificultades. Cada decisión que se tome y se incluya en el POT debe tener en cuenta las repercusiones en la región, ya no se puede desarrollar la ciudad aislada.
 
Invitan a desarrollar un sistema de transporte multimodal regional, que garantice acceso y cobertura. Debería contemplar metro, corredores férreos regionales y fluviales.
Transporte público y sostenible, clave
Priorizar y promover los desarrollos orientados al transporte sostenible, agregando redensificación y renovación urbana en los corredores de transporte masivo nuevos y actuales de la ciudad.
 
Los proyectos de vivienda tanto de expansión urbana como de densificación deben garantizar una buena infraestructura y equipamientos en movilidad, en particular aquellos destinados al transporte público, zonas especiales de carga y movimiento masivo de pasajeros, patio talleres zonales, áreas de espera, etc.Fortalecer la interconexión de vías exclusivas para viajar en bicicleta y a pie, con equipamiento para parqueo en vía y zonas de descanso.
 
Sugieren fortalecer la interconexión de vías exclusivas para viajar en bicicleta y a pie, con equipamiento para parqueo en vía y zonas de descanso
 
Ruralidad protegida para desarrollarse
 
En el tema de ruralidad sugieren incorporar la figura de Zona de Reserva Campesina en algunos territorios del campo bogotano, a fin de frenar la expansión de la frontera urbana y desarrollar territorios. Dotar a más localidades y barrios con plazas de mercado para la distribución y venta de la producción campesina en relaciones comerciales justas.
 
E incorporar infraestructura dotacional para el acceso a servicios públicos que aseguren el bienestar y la calidad de vida de las viviendas rurales. Preservar la red de acueductos veredales como figura de ordenamiento comunitario especial en el acceso al recurso hídrico. 
 
Esto fue lo que comentó Fernando Arias: No se cumplirá plazo para revisión a mediano plazo del POT de Armenia
 
El director de Planeación en la ciudad, Fernando Arias, dijo que la meta será dejar lista la propuesta, que se presentaría al concejo para la próxima administración.
 
La alcaldía entrante deberá apropiarse de la propuesta de revisión de mediano plazo para presentarla ante el concejo y realizar la de largo plazo que tiene como periodo de ejecución desde el año 2020 hasta el 2023.
 
Fernando Arias Romero, director del Departamento Administrativo de Planeación de Armenia, en entrevista con La crónica afirmó que los tiempos para realizar la revisión de mediano plazo del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, de la ciudad no van a lograr cumplirse. (En contexto: Aún no se cuenta con estudios de gestión del riesgo para revisión a mediano plazo del POT)
 
“El mediano plazo se acabó. El otro año no se alcanza a presentar la revisión ante el concejo municipal. Ya no tenemos tiempo”. 
 
Dijo que el gobierno nacional ha puesto sobre la mesa disposiciones que exigen que el primer punto de toda revisión sea adoptar el plan de gestión del riesgo por fenómenos del cambio climático y prevención en materia de desastres y para eso se fijaron unas escalas de detalle de la cartografía que presenta inconvenientes debido a que es muy costoso para cada municipio hacer el cambio y que además es muy complicado.
 
Explicó que en el caso puntual de Armenia, el POT tiene en sus 103 planos escala 1:100.000 y esta se utiliza solo para el nivel regional, no para el urbano. 
 
“Hay una contradicción respecto de que queremos aplicar algo, pero la escala no lo permite y ese cambio para tener planos escala 1:20.000 o 1:10.000 es lo que, mediante convenio con la gobernación del Quindío, todos los municipios van a tener, con base en un proyecto que es muy costoso, que se presentó en regalías por parte de la administración departamental”.
 
Propuesta se dejaría lista
 
El director de Planeación de Armenia aclaró que en cualquier momento se puede hacer la revisión de mediano plazo si se justifica el retraso. Dijo que la situación que se presenta ahora es que el largo plazo del POT debe ser en el periodo 2020 – 2023. 
 
“El objetivo ahora será adelantar lo que más se pueda en 2019 para que se deje planteada la propuesta de revisión para que el próximo alcalde se apropie de ella y la presente al concejo con la condición desafortunada de que no se van a cumplir los proyectos estratégicos ni del corto ni del mediano plazo”.
 
“Yo recibo un departamento de Planeación, lo analizo, mido dónde me metí y puedo afirmar que el nuevo alcalde va a tener que echarse en la maleta los proyectos viales del corto, mediano y lo que corresponderá en su periodo del largo plazo”, añadió.  
 
Arias Romero precisó que este será un gran compromiso para la nueva administración municipal porque todo plan de desarrollo tiene que arrancar por cumplir con el POT. 
 
Retos del POT de Armenia
 
El director de Planeación, Fernando Arias, argumentó en días pasados que “Armenia está en un momento de caída libre y los conceptos económicos modernos ya no defienden aquello de que tocar fondo es importante porque ya no se puede estar más abajo, hay que tomar impulso”. (En contexto: Armenia está en un momento de caída libre: Fernando Arias)
 
Dijo que las normas de ordenamiento territorial y los conceptos han variado mucho, pues todos los días se encuentran reglas nuevas como el caso de la ley 1523 de 2012, donde se le obliga a los municipios tener un plan de manejo de riesgos por el cambio climático;  el decreto 798 de 2010, donde se adoptaron estándares mínimos para vías; el acuerdo 13 de 2013, donde articulaban el Paisaje Cultural Cafetero, PCC, con el POT;  la ley anti Space, que exige que todas las obras de más de 2.000 metros cuadrados tengan un supervisor y garante de que es de calidad y que va a ser recibida por el permiso de ocupación que se volvió obligatorio, entre otras.
 
En 2017, el entonces director del Departamento de Planeación de Armenia, Carlos Alberto Mendoza, advirtió que se adelantaba una revisión a corto plazo con la que se ajustarían los parámetros del POT, de acuerdo con las nuevas leyes y con las dinámicas de las ciudades y afirmó que no se realizarían modificaciones de zonas de expansión urbana y que se adaptarían a las nuevas condiciones del cambio climático. (Lea: “No se incluirán tierras al perímetro urbano de Armenia”: Planeación)
 
En el último debate realizado sobre ordenamiento territorial en el concejo de Armenia se informó que el documento de la revisión de corto plazo se evaluaría y a partir de eso se presentarían los ajustes a la corporación en diciembre de 2017, pero el trámite nunca se surtió.
 
Camacol planteará propuestas para reformas estructurales
 
Gloria Milena Arango Peláez, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, seccional Armenia, indicó que continúan participando de las mesas de trabajo que se conformaron en agosto para la revisión de mediano plazo del POT, en la que participaron el gremio, delegados de la academia, la autoridad ambiental y profesionales expertos en desarrollo sostenible y medio ambiente, para acercar posiciones en relación con los estudios que posee el gobierno local.
 
“Nuestro propósito siempre ha sido aportar al municipio en materia de ordenamiento territorial y con el cambio de administración hemos querido continuar con las tareas que se habían venido adelantando. Ya tuvimos dos reuniones muy satisfactorias donde quedó manifiesta la intención de apoyarse entre la administración municipal, el departamento de Planeación  y el gremio para continuar en las mesas de trabajo”. 
 
La agenda se encuentra en pausa debido a las festividades de fin de año y será retomada durante el mes de enero.
 
“La revisión de mediano plazo del POT no se va a alcanzar, pero posiblemente si se va a empezar a trabajar con las reformas estructurales que son las que van al límite del tercer periodo administrativo, por lo que vamos a poder trabajar en algunos planes intermedios”. 
 
La gerente del gremio indicó que aún no se tienen planes concretos sino que se está trabajando al interior, tanto de Camacol como de la alcaldía, para construir las propuestas que se harán y trabajar en temas puntuales. 
 
“Se deben mirar los tiempos, todas las posibilidades y lo más importante es pensar en el desarrollo de la ciudad, que estén las reglas claras, que haya estabilidad jurídica, y que podamos sacar adelante a Armenia entre todos”, puntualizó Arango Peláez.