09 Septiembre - 2018

El Jardín Botánico del Quindío con las alas abiertas de sus mariposas para recibir a todos los turistas

El Jardín Botánico del Quindío ha logrado la cifra record de 60 mil visitantes al año, la mayoría provenientes de departamentos distintos a la sede, especialmente de Bogotá y a partir de la firma del acuerdo de paz, se pasó del 5% al 22% de visitantes extranjeros, dijo complacido el presidente de la entidad, Alberto Gómez Mejía.

El Jardín Botánico del Quindío logra colección de palmas de fama mundial y cifra record de visitantes
 
Por Rubiela Tapasco Arenas, columnista de elquindiano.com
 
El Jardín Botánico del Quindío ha logrado la cifra record de 60 mil visitantes al año, la mayoría provenientes de departamentos distintos a la sede, especialmente de Bogotá y a partir de la firma del acuerdo de paz, se pasó del 5% al 22% de visitantes extranjeros, dijo complacido el presidente de la entidad, Alberto Gómez Mejía.
 
Tras 40 años de actividades en la institución Gómez Mejía, señaló que el mayor logro es la consolidación de un sueño en el que se ha contado con la participación de mucha gente.
 
El Jardín Botánico del Quindío se ha convertido en un centro de turismo científico, turismo de naturaleza y sobre todo se destaca el valor que tiene la biota nativa que es admirada por visitantes y reconocida por científicos de todo el mundo.
 
El jardín cuenta con una colección de palmas de fama mundial, teniendo en cuenta que Colombia es un país muy rico en esa familia con 256 especies, de las cuales en el Jardín en Calarcá están 210 es decir el 83% de las palmas nativas, y se espera que luego de la expedición programada para finales del año se llegue al 90% y en tres años al 100%.
 
En términos de la potencialidad del jardín para el beneficio de la gente es enorme, debido a que las palmas constituyen el tercer grupo más usado por la humanidad, después de las gramíneas y las leguminosas, lo lamentable es que en Colombia la importancia de las palmas se desconoce, dijo Gómez Mejía.
 
Agregó que asombrosamente en el Quindío existen 21 especies de palmas nativas y no se conocen, entre las cuales se destaca la palma macana, con las que se construyeron las casas tradicionales del Paisaje Cultural Cafetero, aunque la gente no sabe de dónde salen las macanas.
 
El mayor sueño institucional es educar a la gente, que los quindianos aprecien su flora, para lo cual se presentó el proyecto a la gobernación, con el fin de ejecutarlo con recursos provenientes de regalías, mediante el cual se pueda enseñar a los estudiantes por intermedio de los profesores de ciencias naturales, sobre las plantas útiles, las que sirven para alimentación, artesanía y ornamentación.
 
El propósito es que la gente empiece a hacer emprendimientos, que se convierta en un potencial negocio para muchos y que se descubra lo que se tiene, en ese sentido en el Jardín se montaron eco-talleres para colegios y universidades, lo que han sido recibidos por más de 60 mil visitantes de todo el país.
 
El jardín botánico del Quindío cuenta además con otros valiosos logros, entre ellos se ubica en tercer lugar en visitantes, investigación y proyectos científicos, mientras que en materia de colecciones, es el primero en plantas nativas de Colombia por la presencia masiva de palmas.