09 Abril - 2018

Copa Davis: El Parque de las Raquetas de Barranquilla se hizo un fortín para que Colombia por primera vez venciera a Brasil.

En medio de un ambiente quizá extraño para los primeros días de abril el ‘bochorno’ se hacía presente, afectado en cierto grado por el cambio climático, todo estaba dado para que por primera vez en la capital del Atlántico, Barranquilla, con su aura cosmopolita que la hace más atractiva, se dieran cita los equipos de tenis de Colombia y Brasil, 22 y 18 en el ranking ITF respectivamente, en el contexto de la Copa Davis del grupo I de la zona de las Américas.

Copa Davis: El Parque de las Raquetas de Barranquilla se hizo un fortín
para que Colombia por primera vez venciera a Brasil.
 
Por Diego Urrea, director de deportes de colombiaparatodos.net y Actualidad quindiana.
 
Abril 7 de 2018
 
El premio mayor de la contienda se lo había llevado ya Barranquilla anticipadamente con la designación como sede
para el combinado patrio, y la retribución por el reconocimiento recibido no fue inferior, un imponente escenario
deportivo que estuvo a la altura de los circuitos más conocidos de la región, el ‘Parque de las Raquetas de
Barranquilla’ estaba preparado para abrir sus puertas al público, el mismo que con júbilo guarda un folclor único;
en donde la ausencia de protocolo se impone como una marca que representa la felicidad, pues sin jactarse de
preservar la ‘etiqueta’ se escondía entre el público una ‘papayera’ y grupo de ‘millo’ que fueron el motor del equipo,
entonando ritmos caribeños que no dejaron bajar nunca el ánimo.
 
La serie tuvo un inicio no previsto, el día viernes Brasil empezó con pie firme, Thiago Monteiro arrasó con Santiago
Giraldo 6-1, 6-2 en set corridos, mostrando que su ‘para’ de cerca de seis meses le pasó factura. En segunda
instancia Daniel Galán fue en encargado de recuperar la esperanza para Colombia e igualo 1-1 la serie, después de
perder el primer set ante Guilherme Clezar 3-6, de manera contundente y muy concentrado, logró revertir la
pizarra y marcar un 6-2, 6-1 para ponerle fin al primer día de competición.
 
El segundo día de prometía ser un buen plato tenístico, las hojas amarillas se desprendían de los árboles
circundantes y parecían adornar la escena con un desparpajo único, así como lo hacían las mujeres que desfilaban
en el tablado; pero a los asistentes del parque les minó el ánimo el clima, una borrasca que nadie esperaba, ni se
avistaba en ninguna predicción climática, se hizo presente sobre la hora programada, lo que retrasó el inicio del
primer juego del día por algo de mas hora y media.
 
En lo deportivo, todo como al inicio: ningún equipo se había sacado ventajas y llegaba el momento cumbre para la definición. Pasadas las 4:38 de la tarde el cielo se acordó que era el cumpleaños de ‘Curramba’ y nadie se podía perder la fiesta. Luego de haber secado la cancha sintética hard-plexicushion outdoor a la usanza local, usando ‘toallas playeras’ después de que el ‘balet’ de ayudantes no coordinara esfuerzos entre espumas y escobas por sacar el agua de la superficie, finalmente saltaron a la cancha los protagonistas.
 
El acto de apertura corrió por cuenta de Fedecoltenis quien reconociendo la carrera deportiva de Alejandro Falla le entrego una placa conmemorativa, el cual dejo entrever su deseo de ser el próximo capital del
equipo en Copa Davis.
 

El campeón y subcampeón de Grand Slam, Juan Sebastian Cabal y Robert Farah, respectivamente, se dejaron
sorprender por sus rivales Marcelo Demoliner, con su 1.93cm parecía bajo en estatura al lado de su compañero
Marcelo Melo de más de 2 metros.
 
Se sabía que iba a ser todo muy parejo, quizás el duelo más equilibrado de la ronda, y así fue como se dio el curso del encuentro. En los primeros cuatro games no hubo quiebres, ni riesgo de ello, cada equipo defendió su turno al saque. Todo hasta que un punto largo obligo a Farah a un error no forzado para dar el quiebre.
 
El primero se definió en tie brake 7-5, los locales sostuvieron como pudieron, pero las pequeñas desconcentraciones se pagan y en un mini quiebre, el único del tie brake, tomaron la ventaja los Brasileros. Demoliner estuvo muy sólido sirviendo durante todo el encuentro lo que a la postre fue decisivo.
 
Farah lució desconcentrado la mayor parte del mismo, por momentos encontraba su polo a tierra en Cabal que lo metía al partido, pero a pesar de que la pareja de brasileros apenas completaba su segundo partido juntos, mostraron su jerarquía para poner un segundo set en 6-4 definitorio, lo que permitió a Brasil adelantarse en la serio 2-1.
 
Luego de la derrota de las cartas más fuertes, nuestros doblistas, la pared lucía aún más empinada, pero esto no fue
impedimento para que saltara Galán al rescate del equipo, mostrando porque es la raqueta número uno en la
actualidad.
 
En frente el 125 del ranking del mundo según ATP el ya conocido Monteiro, el joven bumangués de tan
solo 21 años impuso su talla y desde los primeros games mostró que no había que subestimarlo. Seguro de sí mismo, quebró el saque en tres oportunidades, con un pundonor propio de su tierra, nos brindó un juego de
‘palazos’ con el tenista de Fortaleza, donde la que más sufría era la pelota Wilson, la misma que se emplea en el
Australian Open, ya que por momentos alcanzaba hasta 219km/hr cuando el medidor parecía funcionar; lo cual fue
bien valorado por la concurrencia, llevándolo a doblegar a su rival 6-3, 6-3, manteniendo con vida a Colombia, 2-2
la serie.
 
Así las cosas, llegaba la hora de definir el quinto y último punto, la responsabilidad finalmente recaía sobre los
hombros de Alejandro Gonzalez. Nunca antes habíamos podido salir abantes frente a Brasil en el contexto de la
Copa Davis, pero la presión no atierro a los nuestros para finalmente fijar al equipo nacional en el repechaje del
grupo mundial.
 
Joao Pedro Sorgi salto al campo presumiendo de su condición atlética y con una derecha muy fuerte intento apaciguar el temple de Gonzalez, pero este fue una ‘pared’ y devolvió todo, lo que fue un factor determinante para concretar el resultado. A diferencia de los juegos anteriores lograron quebrarse en repetidas ocasiones el servicio, pero la ventaja del primer set fue para el paisa 6-3.
 
Sin dejar bajar el fragor, así como tampoco lo hacia la ‘arenosa’ con cerca de 30 grados y 79% de humedad, ‘Alejo’
como coreaba la grada, salió con ímpetu y viento en la camiseta, mientras su rival lucia desconcertado y empezaba
sentir la presión psicológica tanto del momento como del público.
 
Se vino la jugada del partido con una bolea en malla tipo ‘superman’ de Gonzalez lo que termino de llenarlo de confianza y a los asistentes de material para redes sociales. El equipo en la ‘raya’ para el Paulista fue su sostén y con canticos propios del ‘Maracana’ lo metieron de nuevo al partido llegando a igualar 4-4.
 
El asunto se tuvo que resolver por tie brake para ponerle más emoción a la noche. El local retomo la curva ascendente y se adelantó a su rival que se veía ya diezmado física y mentalmente; coyuntura que no desaprovecho Gonzalez y fue infalible para llevarse el tie brake por 7-0. Pasadas las once de la noche y de repente como si una fuerza superior acentuara la cabeza, volvió la brisa, como si se hubiera prendido un abanico.
 
En adelante todo fue alegría, carrera en franca lid a fundirse en un abrazo grupal con el bastión del triunfo, cánticos, saltos, vuelta a la cancha, flashes y videos; reconocimiento al capitán del grupo Pablo Gonzalez. Así, todo
regreso a la normalidad, o bien digo, a la felicidad, porque así es como se vive en Barranquilla.
 
No todo fue destacable. La nota gris de la jornada la puso el público, cuando los ánimos estaban en su punto más
alto y los Brasileros hacían lo imposible por conseguir una épica remontada apoyados por un grupo cercano a 20
barristas, los locales empezaron con palabras fuera de tono, incluso para con los demás miembros de la Federación
extranjera y los que impartían justicia.
 
La cosa no paso a mayores, por suerte, pero ciertamente estuvo cerca, se notó la molestia en la visita, no acostumbrada a este trato en el deporte más elegantemente practicado. A manera de reflexión, si Barranquilla quiere seguir siendo la sede, y de correr con suerte el próximo miércoles 11 de abril en el sorteo que repartirá las cartas y las sedes para el fecha de 14 al 16 septiembre, debe entender que su idiosincrasia festiva no se puede confundir con irrespeto. Asignatura pendiente para la Federación en conjunto con la Alcaldía.