08 Octubre - 2017

Comfenalco Quindío no le comentó a Javier Darío Restrepo que su peor oso fue haber comprado una clínica quebrada

Mientras el periodista Javier Darío Restrepo le contaba a uno de los periodistas de elquindiano,com que el 2018 será un año de mentiras por todas partes, porque es electoral, ninguno de los miembros de la junta directiva de Comfenalco Quindío le contó que también le mintieron a los 180 mil afiliados de esta caja, compraron hace varios años las instalaciones de la antigua clínica del ISS, Instituto de los Seguros Sociales y todavía no han podido estabilizarla, le han metido más plata que a un barril sin fondo y esa no es la filosofía de ninguna caja de compensación en Colombia. Dicen que se invirtieron allí más de 16 mil millones de pesos, eso le costó la salida al señor Julían Salazar Arias.

Comfenalco Quindío cambió su filosofía
 
En la gráfica, de izquierda a derecha, el nuevo director ejecutivo de Comfenalco Quindío junto a Javier Darío Restrepo 
 
El próximo año será un año de mentiras por todas partes, porque es un año electoral, afirmó en Armenia el connotado periodista Javier Darío Restrepo
  
Habló en el quindiano.com de sus recuerdos en Armenia, de los valores de la quindianidad y de los retos que enfrenta el periodismo en Colombia.
 
El maestro de periodismo Javier Darío Restrepo dijo que en ninguna parte del mundo tiene tantos recuerdos como en Armenia. El destacado periodista visitó la capital de Quindío invitado por Comfenalco al relanzamiento de la revista Así Somos, con motivo de los 50 años de la Caja de Compensación familiar.
 
El veterano comunicador, en dialogo con elquindiano.com, afirmó que cuando llega a Armenia encuentra recuerdos de su infancia, de su juventud, de sus hermanos, de sus padres, por lo tanto venir, es venir a espantar recuerdos; algunos tristes, pero la mayoría muy amables y así los quiere.
 
¿De qué está hecho un quindiano?
 
Un quindiano está hecho de religiosidad, está hecho de avidez por la riqueza, está hecho de espíritu de trabajo, está hecho de mucha dignidad.
 
¿Y de eso, qué tanto tiene usted?
 
Pues lo que heredé en la familia, tengo mucho de religiosidad, que estimo que es algo que ha madurado; ahora estoy dirigiendo una revista que es de información religiosa, entonces me permite estudiar y reflexionar mucho sobre eso.
 
De laboriosidad, yo trabajo a todas horas, porque amo mi trabajo y porque sé que el trabajo a mi edad es un reconstituyente, yo estoy vivo porque trabajo mucho, el día en que yo deje de trabajar me voy para el suelo.
 
El sentido de la dignidad que heredé de mis padres, porque ser de una familia muy pobre, en la que todo podía faltar menos la educación y el orgullo de ser persona.
 
¿Qué opinión le deja la revista Así Somos?
 
Yo creo que esta revista que acaban de publicar es de lo mejor que se ha publicado en el Quindío.
 
Periodísticamente hablando, es muy valioso que se proponga rescatar personajes con los que el quindiano se identifica particularmente, no el quindiano moderno, sino el tradicional, el que ha hecho la historia de esta región.
 
A mí me parece emocionante encontrar en la revista a los que manejan el tiple, lo mismo que a la partera, lo de la partera me parece bellísimo, venía conversando con ella y me dijo que son como 300 personas las que están aquí porque ella las trajo al mundo, eso no lo dice cualquier persona. Es ese tipo de personas, con esa generosidad, sin recursos técnicos mayores, las que han hecho este departamento, entonces la revista se anota un verdadero hit al hacer ese tipo de exploraciones y al entregarle a los lectores unos grandes motivos de orgullo por ser quindianos. Es decir, es una revista que reafirma la identidad de los quindianos y eso es valiosísimo.
 
Frente a los medios virtuales, 'cuál es el futuro de los impresos? hay quienes creen que van a desaparecer los de papel.
 
(Piensa un momento el maestro Javier Darío Restrepo para hablar sobre el particular y reflexiona)
 
“Esa es la pregunta que hoy se está haciendo el mundo ¿hasta cuándo subsistirá el periodismo escrito?
 
Desde hace rato, se le está decretando la defunción y permanentemente se está desmintiendo esa defunción. Hay un dato muy significativo relacionado con el hombre de Amazon, Jeffrey Preston, que fue el hombre que demostró el negocio de la digitalización de todo, acaba de inaugurar unas librerías de papel. Yo creo que es un signo que él puede estar avizorando: que el papel no va a desaparecer, luego está la influencia que tiene el papel en el conocimiento, los medios electrónicos tienden a reducir el conocimiento o a darle menor densidad, el papel le da mayor profundidad y mientras la humanidad necesita del conocimiento -concluye uno- la humanidad necesitará de lo impreso, porque hay mayor reflexión, mayor trabajo y sobre todo mayor perdurabilidad.
 
Como ve el periodismo de whatsapp, de redes ¿ya no se va a la fuente?
 
Sí, los periodistas tienen demasiados desafíos por delante, la tecnología es uno de ellos, pero también la economía, la política y la estructuración del mundo son un desafío permanente para los periodistas, no hablemos de si los periodistas de hoy son buenos o malos, mejores o peores, ese es un juicio que uno no puede hacer, lo que uno puede hacer es ver a un grupo de profesionales que trata de responder a esos desafíos.
 
¿Y sobre las noticias falsas usted qué piensa?
 
El problema de la posverdad me parece que está planteando un reto muy serio para los periodistas, primero los está obligando a reexaminar sus prácticas, para llegar a la conclusión por la cual llegamos a la posverdad, en razón de las deficiencias profesionales de los periodistas, pero que al mismo tiempo, nos está urgiendo para ser mucho más estrictos y severos en materia de la verdad.
 
Las noticias falsas se han multiplicado por una razón, los políticos descubrieron que la noticia falsa les da votos, y por eso la están utilizando y por eso, el año próximo va a ser un año de mentiras por todas partes, porque es un año electoral en Colombia.
 
¿Usted cree que las noticias falsas pueden cambiar el rumbo de una nación?
 
Lo pueden cambiar, de la misma manera que la verdad puede cambiar el rumbo de una nación, al fin y al cabo, el hombre se maneja y se guía por mentiras o por verdades. Cuando una nación se guía por la verdad, es una nación respetuosa del ser humano, cuando se guía por lo contrario, por lo falso, el ser humano es el primero que pierde, porque se lo desestima y se le irrespeta sistemáticamente.
 
¿Colombia por cual se inclina?
 
Yo la veo muy inclinada por lo falso y ese es tal vez, uno de los mayores desafíos y amenazas que tenemos en este momento.