14 Enero - 2016

Colombia es el patrio trasero de las multinacionales

No encontramos ninguna justificación por parte del presidente de los colombianos que ferió en una forma vulgar a Isagen, no le valieron los plantones, marchas, protestas e infinidad de notas editoriales para demostrar que es más importante el agua, la energía eléctrica que las vías de tercera o cuarta generación.

Un solo proponente

Como retaliación a la postura antinacionalista de Juan Manuel Santos Calderón, los colombianos no votarán a favor del plebiscito por la paz entre el gobierno y las Farc. Los colombianos se siguen preguntando para dónde van esas utilidades pírricas, para las Farc, para la aspiración a la presidencia de su vicepresidente Germán Vargas Lleras.

Isagen daba réditos, era una de las mejores empersas para comprar acciones, contrarias a Ëxito, Pacif Rubiales, entre otras, que mostraron unos indicadores que dejan apsamados a todos, nadie volverá a comprar allí una acción, igual pasa con Ecopetro.

¿Por qué el presidente no sacó otras empresas con comportamientos atípicos a subasta? ¿Por qué un solo proponente? ¿Cuánto se ganó él por este pésimo negocio? ¿Qué se le ocurrirá de ahora en adelante? ¿Qué otras personas e instituciones lo persionaron para que vendiera a Isagen?.

Si tuviera vergüenza debería renunciar, igual su pésimo ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, quien se atrevió afirmar que son más importantes las vías que el agua y la energía eléctrica.

¿Seguimos en manos de las mismas 25 familias colombianas que toman decisiones absurdas a nombre de 50 ó 52 millones de colombianos?.