27 Noviembre - 2017

Ciudad y Paz, 28 años

Las opiniones de esta revista estarán con nosotros en la sección opinión, todos sus artículos son valiosos, trascienden en la opinión, hoy incluiremos varios, con fotos, ustedes pueden opinar aquí mismo sobre el contenido de ellos, igual lo podrán hacer en nuestro Facebook Cesáreo Herrera Castro, Facebook Actualidad quindiana. No se le cambiará ni una sola coma a su contenido, será tal cual.

Ciudad Paz, edición  28 
ciudad.paz@prodignidad.com
 
Hola...
 
Recibe un cordial saludo de quienes colaboramos en CIUDAD PAZ.
 
Nuestra revista completa 28 ediciones, durante las cuales hemos publicados informes periodísticos y opiniones (formuladas desde diversas posiciones conceptuales y pleno respeto a las diferencias). Igualmente, presentamos visiones gráficas y una encuesta ciudadana sobre el sueño de un país en paz.
 
Te invitamos a leer, compartir y -si lo consideras pertinente- comentar las opiniones expresadas por nuestros (as) colaboradores (as)... ¡Sólo tienes que seguir los enlaces!
 
Puedes descargar la EDICIÓN No. 28 -PDF- (16–30 de nov./2017) de la revista desde nuestra web:
https://docs.wixstatic.com/ugd/4de54a_1225adc4f99a4bb7ad0d58468da5d4d9.pdf
 
O leer el informe, las columnas de opinión y visiones siguiendo los enlaces...
 
* INFORME ESPECIAL (en nuestra portada):
2.420 MUJERES, VÍCTIMAS FATALES DURANTE 2017
* ‘NO ME MIRE…’. Historia de una mujer víctima de violencia doméstica.
* LESIONADAS. Estadísticas de mujeres lesionadas en desarrollo de disputas.
* ‘LA VIDA NO VALE NADA…’. Números de violencias en Colombia.
* FORMAS DE VIOLENCIAS CONTRA LAS MUJERES EN COLOMBIA. Lo que dice la legislación nacional.
* DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. Historia de las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, asesinadas en República Dominicana, en 1960.
 
Sigue el enlace: https://www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/2420-MUJERES-v%C3%ADctimas-fatales-durante-2017
 
...........
 
* OPINIONES:
Carmen Peña Visbal: UNAS Y OTRAS VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/Unas-y-otras-violencias-contra-la-mujer
 
Fernando Martínez Cure: ESTÁN POR AYUDAR
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/Est%C3%A1n-por-ayudar
 
Juan Carlos Guerra: MUERTE POR DESNUTRICIÓN INFANTIL: VERGÜENZA Y RESPONSABILIDAD MUNDIAL
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/Muerte-por-desnutrici%C3%B3n-infantil-verg%C3%BCenza-y-responsabilidad-mundial
 
Claudia de la Espriella: CON OJOS DE GENEROSIDAD
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/Con-ojos-de-generosidad
 
David Andrés Grajales: DEFENSOR DE DERECHOS HUMANOS = MILITANTE DE IZQUIERDA
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/Defensor-de-derechos-humanos-Militante-de-izquierda
 
Orlando de la Hoz García: LA POLA: SINÓNIMO DE VALENTÍA Y AMOR PATRIÓTICO
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/La-Pola-sin%C3%B3nimo-de-valent%C3%ADa-y-amor-patri%C3%B3tico
 
Eduardo Tito Gómez – Dr. Jekill: QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/Que-alguien-me-explique
 
Rafael González Richmond: “NI UNA SOLA COMA”
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/11/16/%E2%80%9CNi-una-sola-coma%E2%80%9D
 
..........
 
* VISIONES:
Luís Alberto Rincón: 'FRÍO Y CALOR’
https://docs.wixstatic.com/ugd/4de54a_99cd9c12fea547d98d8995af952a5ac3.pdf
 
La pregunta de Cleo:
https://docs.wixstatic.com/ugd/4de54a_baed9cc1e895471997887e7dbbca1fb8.pdf
 
...........
* PREMIO NACIONAL DE CRÓNICA CIUDAD PAZ
Si eres escritor (a), periodista o comunicador (a) social te invitamos a participar en el PREMIO NACIONAL DE CRÓNICA CIUDAD PAZ.
www.ciudadpaz.com/single-post/2017/09/22/Premio-Nacional-de-Cr%C3%B3nica-Ciudad-Paz
 
 
También puedes leer y descargar la revista siguiendo el enlace de la plataforma ISSUU:
https://issuu.com/ciudadpaz/docs/ciudad_paz_edicion_28
 
Cordialmente,
 
ISIS BELEÑO RODRÍGUEZ
Editora
CIUDAD PAZ
www.ciudadpaz.com
 
 
_____
Nota: si no deseas seguir recibiendo las ediciones de CIUDAD PAZ, por favor escribe DAR DE BAJA a: ciudadpazapd@gmail.com para eliminar tu correo electrónico de nuestro listado.
 
.
Unas y otras violencias contra la mujer
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
La discriminación es una forma de violencia contra las mujeres, las adolescentes y las niñas, como también son formas de violencia los gritos, los insultos, los empujones, los golpes, las lesiones físicas y psicológicas y la muerte.
 
Las violencias contra la mujer se reproducen sin mucho disimulo.
 
Fue violencia por discriminación que excluyeran (entiéndase invisibilizaran) a las jugadoras profesionales de fútbol a la hora de presentar y lucir las nuevas camisetas y prefirieran sólo a una bella reina y modelo (que, por cierto, es barranquillera y es la imagen de Adidas en Colombia –ella sólo cumplió su papel), en lugar de quienes han dado y dan todo su esfuerzo físico para dejar en alto el nombre del país. En cambio, jugadores de la Selección masculina sí pudieron hacer parte de la hora promocional: vimos a los queridos héroes del balompié nacional James Rodríguez y a su ex cuñado David Ospina luciendo, muy orgullosos, la nueva casaca. También la vistieron viejas gloria del deporte, como ‘El Pibe’ Valderrama y el Tino Asprilla.
 
Fue violencia por discriminación que en la delegación de diez hombres que representaron a los escritores y escritoras de Colombia en el evento Colombia-Francia –realizado desde el 15 de noviembre en la Biblioteca del Arsenal en París– no hubiese ninguna mujer.
 
También han generado violencia por discriminación las explicaciones suministradas por el Ministerio de Cultura cuando afirma que “lejos de invisibilizar el quehacer literario de las mujeres, este programa pone de relieve la existencia y la excelencia de la producción de las autoras colombianas en todos estos ámbitos”. No entiendo cómo se “pone de relieve la existencia y excelencia de las autoras…”, simplemente ignorando la existencia de las mismas.
 
Hay discriminación contra la mujer, es decir hay violencia de género, cuando se le excluye de ser parte de algo o se restringe su participación en un evento por el sólo hecho de ser mujer. Esa discriminación se da por acción y también por omisión. Por la omisión del deber de cumplir la Carta Magna y leyes que reglamentan el ordenamiento constitucional.
 
Hubo discriminación en la Cámara de Representantes cuando –a finales de octubre– hundió (negó) la proposición aditiva de equidad que buscaba fortalecer la participación de las mujeres en la política. Discriminación que va en contravía de preceptos de equidad. Tal vez la explicación de la falta de mayoría para impulsar la proposición sea la –esa sí– apabullante mayoría de hombres que actúan como 'Representantes', y que seguramente no quieren perder ese privilegio. De los actuales 166 Representantes a la Cámara, apenas 29 son mujeres. En el Senado de la República tampoco se marca diferencia. De las 102 curules, apenas 23 son ocupadas por mujeres.
 
Por cierto, Naciones Unidas ha sostenido que "la promoción del liderazgo y participación política de las mujeres es fundamental para fortalecer la democracia y la gobernabilidad".
 
Hay discriminación y violencia cuando esas acciones u omisiones tienen como finalidad impedir el ejercicio de los derechos a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.
 
Claro. Muchas personas dirán que esas violencias ‘no son graves’… Pero si lo son. Reconozco que hay otras violencias menos sutiles. Como el gran número de mujeres que en Colombia fueron lesionadas o asesinadas durante 2016 y durante los meses transcurridos de este año. Y las que optaron por el suicidio para huir de una realidad que las oprimía.
 
Este año –entre el primero de enero y el 30 de septiembre– fallecieron a causa de lesiones fatales de causa externa 2.420 mujeres, 413 de ellas eran menores de edad, y 2.007 eran mayores de 18 años.
 
660 mujeres fueron asesinadas, 319 se suicidaron, 870 fallecieron a causa de accidentes de tránsito y 571 en ‘forma accidental’, según reporte del Instituto de Medicina Legal revelado por CIUDAD PAZ.
 
De esas 660 mujeres asesinadas, 496 eran mestizas, 54 eran de raza negra, 22 de raza blanca, 16 eran indígenas, siete eran mulatas y de 65 no revelaron datos.
La justicia determinó que de esas 660 mujeres asesinadas, 95 era feminicidios. Mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas. Además, 25 victimarios eran familiares de quienes resultaron víctimas.
 
El otro resultado de la violencia contra la mujer es el del suicidio. 119 mujeres prefirieron quitarse la vida a continuar con la cotidianidad que las afectaba física y mentalmente. Según Medicina Legal, 39 de las mujeres se suicidaron a causa de conflicto con pareja o expareja, 22 por desamor, 13 por razones económicas y 45 a causa de enfermedad mental, entre otras razones. ( María del Rosario 'Nena' Arrázola).
 
Ah… Ignorar esas cifras de violencias, esa realidad, también sería un acto de discriminación. La historia se vive y escribe a diario, aun cuando ignoremos el desarrollo de sus páginas.
 
Creo, como afirmara la filósofa Hannah Arendt, en su magistral texto La Condición Humana: “Contra la subjetividad de los hombres se levanta la objetividad del mundo hecho por el hombre”.
 
Y como expresara la joven actriz Emma Charlotte Duerre Watson: “Feminismo significa igualdad política, cultural, social y económica. Eso es bastante sencillo”.
 
Unas y otras son violencias. Si. Así de elemental.
 
Tags:
Violencia contra mujeres
Ciudad Paz
Carmen Peña Visbal
 
Están por ayudar
November 16, 2017
|
Opinión
 
¿No les ha pasado que a veces se convierten ustedes en sus peores enemigos? Esos momentos en los que se auto-sabotean, hacen dieta y compran una pizza en la noche, o se ponen a decir estupideces delante de la persona que les gusta, etc. Creo que todos han sentido esto una u otra vez. También ocurre en el grupo, queremos seguir con nuestro camino, pero alguno de los del carro se pone a ofender al policía, el tío ya dio permiso y alguno le sigue peleando. ( Sergio Ocampo Madrid, jurado del concurso).
Ojalá todos los casos en los que esto ocurre fueran así de pendejos e insignificantes, sin embargo, en nuestro día a día los grupos oprimidos, en desventaja, o simplemente mal representados; están siendo constantemente cooptados por las mismas estructuras que los oprimen, o mal-representan. El clásico ejemplo es el de la marcha pacífica, digamos para este ejemplo, que es de unas (mal llamadas) barras bravas que quieren poder entrar al estadio visitante, y que en mitad de la marcha, se comiencen a matar unas barras con las otras, por el color de sus camisetas. En vez de legitimar sus puntos de vista, y plantear soluciones pacíficas a quien no los deja entrar de visitantes, ratifican la posición de quien ya los estigmatizaba.
 
Un caso típico en el que vemos este patrón repetirse en secuencia, es en el feminismo. No me cabe ninguna duda que las mujeres quieren ser respetadas y que se les otorguen las mismas posibilidades que a los hombres; quieren el mismo salario (por hablar de una arista del feminismo) por el mismo cargo, y poder tener la misma posibilidad de ser escogidas que los hombres.
 
Sin embargo, es triste ver la cantidad de mujeres que sabotean su género, con comentarios como “Que mamera trabajar con viejas, son complicadísimas”, “Mi jefe es una arpía”, “Ya va por su segunda licencia de maternidad completa… ¿Qué tal la floja?”, en fin, estoy seguro que alguno de estos comentarios los habrán escuchado en algún momento, con el agravante de que son ideas patriarcales, impuestas por los mismos hombres, limitados a entender la realidad desde su ombligo. Es tanta la opresión ejercida, que algunas mujeres creen estas tesis.
 
Otro caso que me hiere el alma y orgullo es el de mi bello Caribe colombiano. En días pasados los gobernadores de los departamentos del Caribe (excluyendo al Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina) aprobaron La Región Administrativa y de Planificación del Caribe (RAP Caribe). La figura es avalada por la constitución del 91 y con el propósito de apuntar hacia la descentralización del país, permite la creación de entidades territoriales que abarquen dos o más departamentos, con el fin de que estas cuenten con personería jurídica, autonomía y patrimonio propio.
 
Volvemos al mismo análisis, la mayoría de los caribes concuerdan en que Colombia es un país sumamente centralizado, pregúntenle a cualquier servidor público si puede hacer una vuelta sin venir a Bogotá; además, la mayoría concordaría con que nos sentimos mal representados en muchas de las decisiones que se toman en el país, un dato, no ha habido un presidente del Caribe desde Rafael Wenceslao Núñez Moledo ¡Hágame el favor!
 
Desde 1894. Pónganse la mano en el pecho ¿Creen que es gratuito que no haya habido un presidente caribe en más de un siglo? ¿Simplemente no se ha presentado la oportunidad? ¿No hay mujeres ni hombres dignos de ocupar ese cargo, y que hayan sido nacidos y criados de Montería pa’ arriba? Claramente sí, responde a un sistema opresor que dicta que los del Caribe somos unos ladrones y corruptos, que nuestros pueblos están vueltos nada, porque no somos capaces de manejarnos limpiamente; en nada tiene que ver el centralismo selectivo (guiño).
 
Sin embargo, y volviendo a la RAP Caribe, me entristece que sean los mismos caribes quienes desconfíen de esquemas autónomos, con comentarios que indican la desconfianza a nosotros mismos, “Claro, esas son las familias de acá que quieren robárselo todo”, “Le están haciendo el agosto a los políticos costeños”, y después nos quejamos de que los cachacos nos estigmatizan de corruptos, y que no tenemos representantes nacionales.
 
Así no se puede.
 
Amor y paz
 
Muerte por desnutrición infantil: vergüenza y responsabilidad mundial
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
“Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros,
sería oportuno saber si no se está muriendo de hambre.”
León Tolstói
 
En el mundo hay voces que se apagan en el más recóndito de los silencios, personas que claman por ayuda, pero nunca reciben ni migajas de compasión. Vidas que no alcanzan a florecer, infancias sin risas, mesas sin alimento y familias en llanto. Un claro ejemplo de ello es el caso de niñas y niños, que diariamente mueren en el mundo por hambre y desnutrición.
 
Abordar este problema tan común en todas las naciones, pero del que se habla poco y causa incomodidad para el gobierno, es una obligación moral para quien lo conoce o ha vivido de cerca la impotencia de no poder hacer nada para solucionarlo.
 
En una época donde se habla tanto de derechos humanos, se presumen los avances sociales y autoridades y medios de comunicación, tratan de convencernos de que todo está bien, no es posible que las cifras de muerte por desnutrición infantil vayan en aumento.
 
Sin duda, al hablar sobre el tema la primera referencia que se nos viene a la mente es África o los niños de La Guajira, en Colombia, pero esta problemática afecta a la mayor parte de las regiones del mundo y hoy, mi intención es aprovechar el espacio que este medio me brinda para visibilizar la situación que viven dos etnias emblemáticas del estado de Chihuahua, México: tarahumaras y tepehuanos, delimitándome de manera específica al municipio de Guadalupe y Calvo, lugar del que soy originario.
 
Como parte de los antecedentes, considero importante señalar que el día primero de febrero del 2012, la Secretaría de Marina emitió el comunicado 029/2012, en el que daba a conocer la entrega de casi once toneladas de despensas a la comunidad Rarámuri de la Sierra Tarahumara en Chihuahua, como respuesta al problema de sequía y alimentación que enfrentaba este grupo indígena. Asimismo, el día tres de diciembre del año 2014, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto en el que se emitía la Declaratoria de Zonas de Atención Prioritaria para el año 2015, señalando a Guadalupe y Calvo como una zona con marginación y rezago social con niveles “muy altos” y 25% o más de la población en pobreza extrema.
 
Los eventos y datos referidos constituyen un llamado de atención urgente que se incrementa al observar los ingresos de menores con problemas de desnutrición severa al Hospital Comunitario del Municipio, sumando veintidós casos en el año 2014, veintiséis en 2015 y treinta y seis hasta noviembre del 2016.
 
Como es de esperarse, al enfrentar un problema tan delicado, se han presentado situaciones en las que han fallecido niñas y niños, siendo el caso de cuatro menores, de iniciales BSR, EGR, CDC y MAR, de cinco, uno, tres y dos años de edad, respectivamente.
 
Considero importante mencionar que la mayoría de las niñas y niños son procedentes de comunidades correspondientes a la sección de Barbechitos, una población muy retirada de la cabecera municipal y de difícil acceso por su condición geográfica, lo que impide a las personas recibir los servicios de salud y lleva a suponer la existencia de una cifra negra mucho mayor -de menores que padecen desnutrición o han fallecido- que no figura en ningún registro.
 
Cuando hablamos de los derechos fundamentales, los tratados internacionales y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, nos dicen que toda persona deberá gozar de ellos por el simple hecho de ser persona, pero ¿qué sentido tienen estás palabras cuando vemos que hay personas muriendo de hambre, sin merecer siquiera el derecho básico a la vida y la alimentación?
 
Mucho mejor sería que los legisladores dejaran las palabras bonitas para los poetas y las autoridades se pusieran a trabajar, pues como irónicamente lo señaló el poeta costarricense, Jorge Debravo: “Un millón de niñitos se nos muere de hambre y un silencio se duerme contemplándolos”.
 
 Con ojos de generosidad
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
Colombia es un país con unas desigualdades sociales que producen vergüenza. Mientras los grandes capitalistas y las entidades financieras tienen ganancias descomunales; los campesinos, los obreros, los artesanos se mueren de hambre, no pueden educar a sus hijos, no tienen un sistema de salud eficiente, carecen de viviendas adecuadas, la justicia cojea constantemente y se vive en contradicción con los más elementales requerimientos de su población.
 
Del mismo modo, se carece de carreteras para comunicarse con los centros de abasto, los servicios públicos son obsoletos o no existen, conseguir un empleo requiere estar dispuestos a soportar una prueba de paciencia cercana a la actitud del santo Job y la seguridad social casi que se trata de una utopía. Es evidente que esa amplia mayoría ha sido olvidada por el Estado. 
Los diferentes gobiernos del país, partiendo desde la historia del siglo XX y lo que va del XXI, han legislado de espaldas a las necesidades reales de la gran mayoría de colombianos. Piensan siempre en aquellos negocios que son rentables para el gobernante de turno y jamás se preocupan por darle bienestar a la mayoría.
 
Por eso, urge insistir en la responsabilidad social que deben tener los gremios económicos del país. Esa práctica común del empresariado nuestro de recibir toda clase de prebendas a cambio de nada debe acabar casi que de manera inmediata. El entender que el progreso de un país viene de la mano de darle un nivel de vida digno a la clase trabajadora es un compromiso que los industriales y financistas tienen que comenzar a considerar. Saber ver a los empleados con ojos de generosidad hace que, contrario a lo que se piensa, el rendimiento productivo sea mayor, pues las posibles tensiones desaparecen y se crean relaciones más armónicas entre patrones y asalariados.
 
En este orden de ideas, por lo tanto, es preciso terminar con los nocivos contratos temporales y volver a la práctica de contratos a término indefinido, con el consecuente pago de las prestaciones sociales indispensables. La estabilidad laboral trae como consecuencia que al empleado le disminuye la tensión sicológica de sentirse siempre “en la cuerda floja”, lo cual hace posible un mejor rendimiento; se convierte igualmente en un estimulo para auto-superarse, ejecuta su labor con mayor compromiso y siente a su empresa como suya, siendo ésta, en últimas la gran beneficiada.
 
Hay que considerar también el factor salarial. Cuando se devenga un sueldo justo, se genera un mayor poder adquisitivo y, por lo tanto, todos los sectores de la economía se reactivan y empieza a sentirse un ambiente de armonía general que hace posible una convivencia más pacifica. La ausencia de conflictos permite que los inversionistas perciban un clima de seguridad para sus intereses financieros, puesto que, casi de manera inmediata, se da una notoria disminución de la violencia.
 
No es mentira que en un hogar, donde los padres se sienten satisfechos con sus labores cotidianas hay un espacio abierto al diálogo y una menor incidencia de las agresiones, tanto verbales como físicas. Dicha estabilidad conduce, sin duda, a abonar el camino para una paz a largo plazo. Las familias felices educan para un porvenir lleno de acciones positivas en pro de la comunidad donde no hay cabida para la guerra. El bienestar social se deriva por añadidura.
 
En este orden de ideas, es bueno tener en cuenta que para construir una paz verdaderamente estable y duradera , los grupos poderosos del país deben hacer una clara conciencia de que es urgente dejar atrás los nocivos postulados de la mentalidad neoliberal. Es una prioridad ponerse en los zapatos del otro.
 
Ese observar a los demás con “ojos de generosidad” se convierte en el requisito indispensable para disminuir la amplísima brecha económica existente entre ricos y pobres. Dicha actitud supone un cambio en las propuestas educativas que les trasmita, de generación tras generación, a los hijos de los empresarios una concepción de vida donde siempre se mire al otro como su igual, con el concepto de que se está frente al prójimo y no de una especie de siervo de gleba, sobre el cual se puede disponer a su antojo. Es tomar conciencia que mucha de la rebeldía de los grupos al margen de la ley, proviene de los continuos abusos de poder de las clases dominantes. Si se mira a través de las carencias sistemáticas que padece el pueblo asalariado, es fácil de entender que se hayan tomado caminos desesperados como el narcotráfico, el paramilitarismo, la guerrilla y la delincuencia común.
 
Los financistas y empresarios deben pensar que sus empleados tienen las mismas necesidades básicas que tienen aquellos que poseen bienes de fortuna. Es indispensable aceptar que la lucha por un país más equitativo no es una conducta unilateral de ‘x’ o ‘y’ gobierno sino de todos los colombianos.
 
Resulta fundamental despojarse de posturas netamente mercantilistas y egoístas, para adquirir una conciencia de que se trata de un compromiso con nuestra sociedad que es indispensable e impostergable. Buscar, de la mano del poder político, soluciones que impliquen diseñar proyectos educativos, de salud, de creación de empleo, ofrecer un reajuste a las pensiones de jubilación, para que todos aquellos que llegan a la tercera edad, puedan disfrutar de su descanso sin depender de otros, sin pasar grandes necesidades y contando con gran eficiencia en lo que respecta a su salud. Deben estar dispuestos a colaborar con programas innovadores dirigidos a la capacitación rural, establecer incentivos, para que los pobladores del campo estén en condiciones de conseguir, a futuro, empleos bien remunerados y estables, que frenen el desplazamiento hacia las grandes ciudades.
 
Se deben establecer parámetros conducentes a proteger a la infancia para que no esté obligada a dedicarse al rebusque. Igualmente es necesario esforzarse por establecer conductas conciliatorias, dejando atrás la intolerancia y la exclusión. Urge detenerse a pensar en este tipo de soluciones no es ni mucho menos, entrar en el camino de las propuestas descabelladas. Es invertir en el verdadero futuro de la nación. Y es entender que se gana más cuando van despareciendo las desigualdades y se formulan las condiciones más idóneas   para proyectar un futuro más próspero para sus propias inversiones.
 
La estabilidad de un país es también garantía de grandes beneficios a corto, mediano y largo plazo. No se está proponiendo fortalecer el hipócrita sistema de aparentar hacer “dádivas generosas” pero lo que en realidad se pretende es evadir impuestos. Se está pensando en generar cambios que lleven a políticas duraderas en pos del bienestar de todos. Es comprender que se debe abandonar la conducta esa que considera que el lucro debe verse rápidamente e ir acompañado de ganancias absurdamente desproporcionadas.  De esta manera se puede lograr un mayor crecimiento económico, no de pocos, sino de todos. Se busca es cimentar al país con raíces efectivas y solidas. El resultado será encontrarnos con una nación que este andando, con paso firme, hacia el progreso.
 
Defensor de derechos humanos = Militante de izquierda
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
No termina uno de preocuparse y de asombrarse por la clase de personas que integran el Congreso de la República. Todos los días nos dan nuevos argumentos para concluir que dicha célula legislativa requiere unos cambios profundos que deben empezar por renovar a la gran mayoría de quienes hoy son nuestros ‘HONORABLES SENADORES’ u ‘HONORABLES REPRESENTANTES’.
 
Pero hoy no nos vamos a referir a los constantes casos de corrupción en la que la mayoría de estos congresistas se ven involucrados día a día, ni al insaciable apetito burocrático que les caracteriza, como tampoco a sus acciones despóticas que se ven reflejadas en situaciones tan aberrantes como saber que a sus mismos funcionarios de la UTL asignada les solicitan parte de su sueldo como peaje para poder pertenecer a las mismas.
 
Tampoco nos vamos referir a los casos en que muchos de ellos se han visto envueltos en relaciones delictuales con grupos armados de este país que han causado dolor y muerte a muchas personas humildes en diferentes regiones.
 
Hoy nos vamos a referir a la actividad primigenia para la cual han sido elegidos. Esto es: legislar, en pocas palabras crear las leyes que como Estado de Derecho nos guían y permiten, supuestamente, una convivencia pacífica entre todos los habitantes de este país.
 
Lamentablemente, la mayoría de nuestros congresistas no realizan dicha labor con la finalidad antes mencionada y, por el contrario, debemos decir que cada vez que estos legislan lo hacen atendiendo sus particulares intereses o los intereses de los grupos de presión con los que ellos quieren estar en buenos términos y de esta forma garantizar su permanencia en el Congreso.
 
Toda ley o acto legislativo que pasa por la mano de esos señores siempre contendrá una agenda oculta de parte de ellos que busca su propio beneficio o el beneficio de sectores no muy santos.
 
En esta época, cada Ley o Acto Legislativo que es aprobado en el congreso tiene como finalidad poder asegurar a dichos parlamentarios regresar en el próximo periodo a sus curules, por tal motivo muchas de estas leyes y actos se encuentran marcadas por una demagogia y politiquería sin precedente.
 
Y lo aquí manifestado se ha visto de forma clara reflejado en los últimos días con lo sucedido en el Senado de la Republica en el trámite de la Ley con la cual se pretende implementar la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz).
 
Partamos diciendo, que en estos últimos días la tan anhelada y buscada paz con el grupo subversivo de las FARC a estado viviendo sus horas más difíciles y que como nunca, se puede decir que, hemos estado al borde de que todo se arruine.
No es un secreto y quienes hemos estado atentos al proceso somos conocedores de que ha sido más difícil y tortuoso el proceso de implementación de los acuerdos de paz que la consecución de dicho acuerdo, que si bien tuvo sus momentos difíciles, ninguno comparado con lo sucedido en esta etapa de la implementación.
 
Y esto se debe a que dicha implementación se debe hacer a través de leyes, las cuales deben ser discutidas y aprobadas en el Congreso de la República y allí tenemos a unas personas pensando a todo momento y en todo instante en sus particulares intereses.
 
Como el interés inmediato es hacer demagogia que les permita garantizar su reelección pues bienvenida la oportunidad de torpedear la Ley de implementación de la JEP, la cual les brinda la oportunidad de ejercer nuevas presiones al gobierno y de llevar adelante discursos con una marcada base populista, veamos.
 
No fueron pocas las sesiones de plenaria que se frutaron en el Senado de la Republica por falta de quorum ya que a los ‘Honorables Senadores’ no se les daba la gana de reunirse para adelantar el debate de dicho proyecto de Ley, siendo conocedores que el tiempo avanzaba y que estamos a pocos días de dar por terminado el procedimiento especial de aprobación de estas leyes conocido como ‘fast track’.
 
Hasta los mismos senadores amigos del Gobierno no asistían al hemiciclo legislativo con el fin de no permitir que se integrara el quorum, lo que posibilitaría avanzar con el estudio del proyecto de Ley. Se rumora que esta táctica se empleó por parte de ellos con el fin de garantizar más mermelada por parte del Gobierno, mermelada que en este momento es muy necesaria por eso de los gastos recurrentes de las campañas.
 
Si esto lo hacían los amigos del Gobierno, qué se podía esperar de los marcados enemigos no sólo del Gobierno sino del mismo proceso de paz.
 
Solo la velada amenaza del Procurador General de la Nación, en el sentido de que el ausentismo parlamentario podía conducir a la pérdida de la investidura, sumado a la decisión de la Corte Constitucional de declarar exequible el acto legislativo de la JEP, logró desentrabar el proyecto en el Senado, pero en ese momento empezaron otros problemas que le aguardaban al tránsito de dicho proyecto de Ley por el Senado.
 
El debate se abordó con la presión por parte de algunos senadores en el sentido de que el proyecto no sería aprobado como fue presentado por el Gobierno, sino que ellos llevarían a cabo algunos cambios al mismo, situación que tuvo que ser aceptada por el Gobierno con el fin de que se iniciase el debate.
 
Y allí afloraron esos intereses tan particulares que mueven a muchos senadores, obligando a tener que presenciar un verdadero espectáculo politiquero y de demagogia que sólo busca satisfacer dichos intereses.
 
Nos vamos a referir a uno en particular que, a nuestro parecer, evidencia la lamentable preparación por parte de los senadores y como son sus intereses particulares los que los mueve al momento de legislar.
 
Pero antes digamos, que es un hecho público y notorio que en cumplimiento de los acuerdos de paz y siguiendo los cronogramas previamente establecidos y aceptados, una comisión especialmente creada para tal fin procedió a escoger a los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz, al igual que la escogencia de otros altos funcionarios que en desarrollo de dichos acuerdos deberán en los próximos años adelantar labores muy importantes en el marco de la consolidación del proceso.
 
Para el momento de la escogencia de dichos magistrados se tenían claras las inhabilidades e incompatibilidades que no les permitían a algunas personas que estuviesen incurso en las mismas participar en dicho proceso de selección.
 
Dichas inhabilidades e incompatibilidades estaban previamente establecidas en la Constitución como en la Ley y son iguales a las que se tienen para poder acceder a cargos de magistrados en las jurisdicciones ordinarias de nuestro país. 
 
No es un secreto que varias de las personas que fueron nombradas como Magistrados de la JEP, no son de la querencia de algunos políticos, y el principal argumento en contra de estos es que pertenecen movimientos o son de ideología de izquierda.
Pues bien, con base en dicha argumentación a última hora y ya elegidos dichos Magistrados los Senadores en el estudio del proyecto de la ley que implementa la JEP no tuvieron ningún reparo de incluir un artículo en dicho proyecto que contiene nuevas inhabilidades para aquellas personas que quieran acceder a dichos puestos de Magistrados.
 
Y acá viene lo verdaderamente bochornoso e inaceptable de que ocurra en un medio como el senado de un país, y es la argumentación que se utilizó como base para sustentar estas nuevas inhabilidades.
 
Se dijo por parte de los senadores proponentes de esta modificación que quienes ejercieran actividades de defensa de los derechos humanos y perteneciesen a ONG’s que tuvieran como actividad principal la defensa de dichos derechos humanos eran personas con marcada ideología de izquierda y con por tanto no podían ejercer como Magistrados de la JEP.
 
Es la más aberrante y disparatada analogía que se pueda realizar y mucho más grave que provenga de la ‘inteligencia’ de nuestros senadores, el querer equiparar la defensa de los derechos humanos a la militancia en la ideología de izquierda, nadie en su sano juicio puede pensar que la realización de una determinada actividad puede llevar a concluir que esa persona ya profesa una ideología en particular.
 
Si ser defensor de los derechos humanos lo marca a uno como de izquierda, déjenme decirles que soy de izquierda, y que nada importa que haya militado en el partido conservador colombiano del cual en representación de este fui concejal en algún momento de mi vida en mi Ciudad de origen.
 
Es absurdo que un grupo de senadores quieran imponer esta clase de analogías con el único fin de impedir que unas determinadas personas puedan posesionarse como Magistrados en dicha Jurisdicción, eso sin entrar a analizar que es una inhabilidad creada con posterioridad a la elección de estas.
 
Aceptar este adefesio legislativo, sería tanto como admitir que el año entrante entre el momento en que se elija al próximo o a la próxima presidente, y el momento de su posesión el senado tramite una ley en la cual se establezca una inhabilidad por ejemplo de este calibre: “no podrá ser presidente aquella persona a la que falten algunos dedos de su mano…o no podar ser presidente aquella persona que tenga como pareja sexual a alguien de su mismo sexo... o no podrá ser presidente el que haya señalado Uribe”.
 
Pero como están las cosas, tal vez suceda.
@DAGRAMAR2010
Tags:
David A. Grajales Marín
Ciudad Paz
JEP
 
La Pola: sinónimo de valentía y amor patriótico
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
El 14 de noviembre de 1817, hace 200 años, las fuerzas realistas (léase los españoles que intentaron mantener la dependencia de la monarquía española en tierras americanas) fue fusilada una joven de 21 años, seria militante de los independentistas criollos, su nombre fue Policarpa Salavarrieta Ríos, cariñosamente llamada ‘Pola’.
 
Esta joven mujer desarrolló una sólida participación en la gesta independentista colombiana, movida por el impulso que su familia brindó a la misma, por ello, a los 14 años participó del grito de independencia el 20 de julio de 1810 y posteriormente fue parte activa de la gesta libertadora, muy cercana a personajes como Antonio Nariño.
 
Su accionar político, junto con su compañero de lucha  Alejo Sabaraín, su captura y posterior fusilamiento en 1817, fue un factor motivador entre la población para el éxito de los criollos independentistas, pues muchos de ellos usaron su figura para realzar el alzamiento contra los españoles teniendo en cuenta su juventud, su belleza y que era una mujer ‘berraca’, como se pudo comprobar cuando camino al patíbulo y ante la inminencia de la muerte, gritó a sus verdugos:
 
“Viles soldados, volved las armas a los enemigos de vuestra Patria. ¡Pueblo indolente! ¡Cuán distinta sería hoy vuestra suerte si conocieseis el precio de la libertad! Pero no es tarde. Ved que, aunque mujer y joven, me sobra valor para sufrir la muerte y mil muertes más. No olvidéis este ejemplo [...] Miserable pueblo, yo os compadezco. ¡Algún día tendréis más dignidad! [...] Muero por defender los derechos de mi Patria [...]”
 
La Pola fue una heroína de la revolución independentista, hoy las actuales generaciones que están pendientes de saber con cuantas mujeres se acuesta Maluma en una canción, desconocen conceptos como Revolución (le temen a este concepto), Independencia o independentistas, y se asustan al ver que Cataluña quiere hacer lo mismo que la Nueva Granada hace dos siglos.
 
Es clave pensar hoy, sobre la necesidad que tiene nuestro país de una nueva independencia. Ya no estamos subyugados por crueles realistas como Juan Samano, pero diariamente vemos que persiste la subyugación y el esclavismo; evidenciamos que los vulnerables de la Patria son cada vez más. Por ello es clave recordar a mujeres como la Pola, que haciendo gala de su oficio de costurera, unió voluntades para enfrentar al imperio español.
 
La Pola sabía que es más lo que nos une, cuando se trata de enfrentar a la opresión y a la miseria. Es importante encontrar en las esquinas de la Colombia de hoy, muchas Polas y muchos Sabaraines, que nos conviertan en costureros del nuevo país, que garanticen que algún día tengamos dignidad.
 
Tags:
Orlando Miguel de la Hoz G.
Ciudad Paz
La Pola
Reconciliación
 
Que alguien me explique
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
Después de casi dos años de administración, el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa continúa haciendo anuncios que yo realmente no entiendo. Es probable que el problema de comprensión sea mío, pero realmente siento que el alcalde es realmente un ‘incomprendido’, no porque sea un urbanista visionario, sino porque se contradice diariamente.
 
No entiendo cuando dice que es imposible técnicamente hacer un metro subterráneo en Bogotá, por las características del suelo, además que "a los ciudadanos les parece muy sexy el metro subterráneo porque no lo han usado. Pero cuando ya tienen que meterse bajo tierra como una rata todos los días, en unos túneles que huelen a orines con mucha frecuencia...", además dijo "en cambio, el metro elevado es mucho más agradable, es casi un sobrevuelo bajo por la ciudad, con luz natural, se puede ver el cielo azul, la sensación de seguridad y además es mucho más económico". Pero a renglón seguido nos anuncia que construirá en la Calle 63 una avenida subterránea desde las montañas orientales hasta el aeropuerto. ¿Alguien me puede explicar?, ¿tienen que ver las ratas y los automóviles?, ¿los automovilistas si aguantan el olor a orín?
 
Necesito ilustración urgente, pues celebro cuando ‘Kike’ en aras de viabilizar el transporte, cuidar el medio ambiente, promover la cultura física y bajar a la gente del carro, nos cuenta que incentivará la cultura de la bicicleta. Es más, por esos días enfrentó a un biciandante y le notificó que así como Geppetto había inventado a Pinocho, él se había inventado los ciclistas en Bogotá… (sin comentarios). Todo esto lo entiendo, lo mastico, lo digiero. Pero, cuando me cuentan que desmontaron el Servicio Público de bicicletas de Bogotá y que cientos de bicicletas se están pudriendo en bodegas quedo otra vez perdido.
 
Nos cuenta Peñalosa que el bolsillo de la Hacienda Distrital no aguanta con todo y por ello es fundamental buscar Alianzas Público Privadas (APP) que permita financiar nuevas obras. Es posible, no hay que descartar esa visión. Eso pensábamos muchos, hasta que nos enteramos que el proyecto de Metro Ligero por la Avenida 68 que estaba financiada en un 100% por recursos privados, fue desmontada para armar una Troncal de Transmilenio financiada por el Distrito, otra vez más perdido que Adán el día de la madre. ¿Será que cuando se trata de buses, losas y Transmilenio las arcas del Distrito no tienen fondo?
 
Ese insondable pensamiento peñalosista da como resultado que más del 80% de los bogotanos estemos convencidos que, en vez de incomprendido, es incoherente, incapaz e ineficiente. Solo lo apoya Uribe en un espacio de Canal Capital de las 11 pm.
 Así todos los días, me enredo al intentar descifrar el pensamiento peñalosista. Tan sólo he logrado deducir que una cosa es un “Urbanista Visionario que despeja verjas, hace parques y trasmilenios” y otra es un “Uribista que contrata con la Fundación Visionarios, enmermela a Vargas y vende buses de Transmilenio”.
 
 
Tags:
Eduardo Tito Gómez Cerón - Dr. Jekyll*
Ciudad Paz
Enrique Peñalosa
Bogotá DC
 
Share on Facebook20
 
Share on Twitter
 
 
“Ni una sola coma”
November 16, 2017
|
OPINIÓN
 
Los inmensos esfuerzos lanzados por el Gobierno y las Farc, dentro y fuera del Congreso, dentro y fuera de la Constitución y de las Cortes, han dado frutos: la Justicia Especial para ‘La Paz’ - JEP ha sido debatida, cuestionada, criticada, revisada y puesta en tela de juicio ante los colombianos, pero aún así ha sido declarada exequible por la Corte Constitucional.
 
Exequible quiere decir que está acorde con la Constitución Política de Colombia. Bueno, de lo que queda de ella. Lo cierto es que para nadie con una ética elemental puede entender que el mas alto tribunal en esa materia prefiera endosarle a una instancia inventada el chicharrón de absolver a las Farc y además le parezca muy constitucional autorizar a criminales de guerra y de lesa humanidad a asumir cargos públicos -incluso de elección popular- mientras el ladrón de caldos sigue pagando condena intramural.
 
La verdad, leyendo el comunicado de la Corte sobre el fallo del Expediente RPZ-003 todo indica que lo redactado por el magistrado Guerrero Pérez es apenas una peluqueada superficial a la mata de problemas que tiene el trámite de la JEP en el Congreso. Como dicen las señoras, una ‘despuntada’ estilo Norberto: no le recorta mucho y la deja bien presentada para el ‘fast-track’, pero eso sí nos va a salir carísima.
 
Conste eso si que la sentencia establece un “Régimen de Condicionalidad” integrado por la dejación de armas, la contribución efectiva al proceso de reincorporación a la vida civil, la obligación de aportar verdad plena, la consecuente garantía de no repetición de nuevos delitos o de delitos de ejecución permanente o de conductas asociadas con narcotráfico, la contribución efectiva a la reparación de las víctimas y la entrega de los menores de edad. Estos 6 puntos son los límites determinantes para “la pérdida de tratamientos especiales, beneficios, renuncias, derechos y garantías, según el caso.” ¿NO les suena conocido?
Gracias al Altísimo el fallo afirma endurecer el tratamiento de los delitos permanentes, como por ejemplo el secuestro y desaparición forzada, los cuales pasarán a la justicia ordinaria cuando “la JEP determine que se han incumplido las condiciones del sistema”. Más o menos en unos 20 años.
 
Por fortuna, la Corte reconoce el derecho al juez natural para todos los fueros políticos y civiles (con excepción del fuero militar, claro) y hay que agradecerle que los responsables y magistrados de la JEP queden bajo el régimen ordinario de responsabilidad fiscal, disciplinaria y penal. Y que los juristas extranjeros sólo podrán intervenir con sus opiniones expertas de lejitos, como amicus curiae. Sobrevivió de milagro la revisión de las sentencias por vía de tutela y la ‘independencia’ de las decisiones que resuelvan conflictos de competencia entre la JEP y otras jurisdicciones.
 
Por fortuna la Corte reconoció la intervención de la Procuraduría en la JEP, como mecanismo de garantía de los derechos de las víctimas y del orden jurídico. ¿Cómo será la incidencia en esa tarea de la Procuradora Delegada para las Víctimas, doctora Elena Ambrosi Turbay, mano derecha de Sergio Jaramillo a lo largo de toda la negociación en La Habana?
 
En todo caso la Corte autorizó la participación en política de los farianos que se comprometan en un formulario a someterse a la JEP y se mantengan así sea en la forma dentro de los límites del Régimen de Condicionalidad, eso sí otorgando a la JEP la facultad de “adoptar las medidas que hagan compatible el cumplimiento de tales funciones de las sanciones, en particular la restricción efectiva de la libertad, con las actividades económicas, sociales y políticas propias del proceso de reincorporación a la vida civil”. ¿Quién mas podría tomar tamaña decisión respecto de un prohombre como Santrich, el mismo que dijo que al acuerdo no se le puede cambiar “ni una coma”?
 
Y ya que hablamos de ‘verdad’, las Farc deben estar dichosas con la composición de la “Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la no Repetición” - CEVCR acordada en el Punto 3 de La Habana, que incluye algunos insignes como el biógrafo de Tirofijo, la odiadora profesional expareja de León Valencia y una paisita suspicaz que trina simpatías por los mismos que asesinaron a mansalva a tanto antioqueño, incluido un exgobernador. ¿Escaparán estos mechudos al tímido tijeretazo de la Corte cuando les autorice chuzo, chanfa, sueldo y buena pensión?
 
Ninguno de estos temas parece preocuparle al Presidente en su gira por Emiratos donde ferió el páramo de Santurbán a precio mas barato que Isagén. Tenemos que agradecerle que dejó pregrabado el discurso de celebración del fallo de la Corte, que trajo una sutil advertencia (mas parece una amenaza) para que los congresistas enmermelaos dejen de molestar y aprueben rápido lo que falta.
 
Pero si no les rinde, tranquilos, la culpa es del clima o de la opinión que no lo comprende y si toca nos vamos un ratico a Estado de Excepción. El poder es para usarlo como se le dá la gana.
 
Ñapa: ¿Usted ya firmó las tres planillas del Referendo tres Cambios? O ¿le basta con el despunte estilo Norberto?
 
 
Premio Nacional de Crónica Ciudad Paz
September 22, 2017
|
ESPECIAL
 
La revista CIUDAD PAZ y PRODIGNIDAD convocan a periodistas, comunicadores sociales y escritores, nacionales y extranjeros, residentes en Colombia al Premio Nacional de Crónica Ciudad Paz.
 
La palabra –como herramienta fundamental en la búsqueda de la paz– es clave para visibilizar los esfuerzos cotidianos de hombres y mujeres comprometidos con reconstrucción del tejido social en aras de lograr una Colombia incluyente, tolerante y respetuosa de los derechos de todos y todas.
 
BASES DEL PREMIO
1. Pueden participar periodistas, comunicadores sociales y escritores, nacionales o extranjeros, residentes en Colombia, con una crónica inédita relacionada con temas de: paz, convivencia, tejido social, tolerancia, inclusión o equidad social.
 
2. La crónica debe ser firmada con nombre y apellidos de su autor (a).
 
3. Pueden participar crónicas inéditas, escritas en castellano, que no hayan recibido premios ni menciones ni estén participando simultáneamente en otro concurso o premio. Cada participante sólo puede enviar una crónica.
 
4. La crónica puede tener una extensión máxima de cuatro (4) páginas, tamaño carta, en fuente Arial, 12 puntos, a espacio y medio. Puede incluir recuadros.
 
5. Quien participe deberá enviar su texto a: ciudad.paz@prodignidad.com
escribiendo en el asunto: Premio Nacional de Crónica
 
6. Quien participe deberá anexar breve biografía, fotografía suya en formato JPG (1500 mpx), facsímil de cédula de ciudadanía o extranjería, datos personales (dirección de residencia, ciudad, número de celular, correo electrónico, twitter).
 
7. No podrán participar colaboradores o contratistas de los entes convocantes del premio, ni sus familiares en primer grado de consanguinidad o parentesco.
 
8. La Revista CIUDAD PAZ y PRODIGNIDAD preseleccionarán diecinueve (19) crónicas que serán publicadas en las ediciones de la Revista CIUDAD PAZ, en el portal www.ciudadpaz.com y divulgadas a través de redes sociales durante marzo de 2017. Los finalistas cederán los derechos patrimoniales de sus textos a la Revista CIUDAD PAZ y PRODIGNIDAD para su edición, adaptación, difusión, promulgación, reproducción y publicación.
 
9. El jurado del premio seleccionará tres (3) crónicas, entre las que escogerá primer, segundo y tercer puesto. Estas y las crónicas finalistas serán incluidas en un libro, cuya presentación se efectuará en abril de 2018, en Bogotá DC.
 
10. Se otorgarán los siguientes premios: primer puesto: estatuilla, diploma, un millón de pesos ($1.000.000), un morral Venon Company y cinco (5) ejemplares del libro de crónicas; segundo puesto: estatuilla, diploma, quinientos mil pesos ($500.000), un morral Venon Company y cinco (5) ejemplares del libro; tercer puesto: estatuilla, diploma, quinientos mil pesos ($500.000), un morral Venon Company y cinco (5) ejemplares del libro. A los demás finalistas se les entregará diploma y cinco (5) ejemplares del libro publicado.
 
11. Se otorgará un premio especial a autor (a) de la crónica que reciba más ‘likes’ o ‘me gusta’ en la fan page Revista Ciudad Paz de Facebook, desde el momento de su publicación hasta el ventiocho (28) de febrero de 2018, consistente en estatuilla, un diploma, morral Venon Company y cinco (5) ejemplares del libro.Quien se haga merecedor de este reconocimiento de lectores cederá los derechos patrimoniales de su texto a la Revista CIUDAD PAZ y PRODIGNIDAD para su edición, adaptación, difusión, promulgación, reproducción y publicación.
 
12. En caso de probarse que un texto no es inédito, quien participe será descalificado.
 
13. Por vulneración de derechos de autor, todo caso de posible plagio será informado a las autoridades pertinentes.
 
14. Las crónicas serán recibidas a partir del primero de octubre y hasta el 15 de febrero de 2018, a las 23:59 horas.
 
15. El Premio no podrá ser declarado desierto. El fallo del jurado será inapelable.
 
16. La participación en el Premio presupone la aceptación de todas las bases del mismo.
 
17. La revista CIUDAD PAZ y PRODIGNIDAD se reservan el derecho de publicar los nombres e imagen de los finalistas con fines informativos, de publicidad y promoción del Concurso.
 
18. Serán jurados del Premio Nacional de Crónica Ciudad Paz: los periodistas y escritores Sergio Ocampo Madrid, Carmen Peña Visbal, María del Rosario ‘La Nena’ Arrázola y Fernando Martínez Cure..
 
LOS JURADOS
 
 
María del Rosario ‘Nena’ Arrázola. Comunicadora Social, de la Universidad de La Sabana.
Es periodista de Investigaciones de El Espectador y de Los Informantes (Canal Caracol).
Ha sido: editora política de la revista Cambio 16, reportera política de El Tiempo, periodista Judicial de Noticiero QAP (medio desde el cual hizo parte del cubrimiento del proceso 8000), editora política y judicial de la revista Cromos, periodista de Investigaciones Noticias RCN. Editora de Jet Set. 
Estuvo presente en los diálogos de paz en Caracas, Tlaxcala y San Vicente del Caguán. Informó sobre la persecución y captura de miembros de los carteles del narcotráfico de Cali y Medellín.
Ha obtenido el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en dos oportunidades.
 
 
Sergio Ocampo Madrid. Estudió Periodismo y Psicología en Bogotá.
Es coordinador del Taller de Crónica del Fondo de Cultura Económica. 
Trabajó como cronista y reportero en El Tiempo, y fue editor de El Colombiano