21 Junio - 2020

Armenia: ¿Qué pasó con la terna? Recomendado del gobernador, Jorge Fernando Ospina Gómez, no es persona idónea

Después de la suspensión por tres meses de José Manuel Ríos como Alcalde de Armenia y de su incriminación por la Fiscalía, que lo llamo a indagatoria y dicto medida de aseguramiento, tras los escándalos por las irregularidades en la contratación por valor de 1.600 millones de pesos, era necesario pasar a definir la persona que se encargaría de la administración de la ciudad.

Gómez Ospina no es la persona idónea
 
Por Horacio Duque Giraldo, columnista
 
Dicho proceso está previsto en la Constitución y la ley electoral de tal manera que el partido o movimiento que avaló la candidatura de Ríos en las elecciones del pasado 27 de octubre debe presentar una terna, de la cual el superior jerárquico en la administración, en este caso el Gobernador Jaramillo, nombre la persona que se encargue de los asuntos del municipio mientras se define la situación jurídica y disciplinaria del titular.
 
Entre tanto era menester suplir el vacío y el gobernador designó su secretario de Hacienda, Jorge Fernando Ospina Gomez, como alcalde encargado, a quien acompañó en sus tareas iniciales como la reunión del Consejo de Gobierno y la aprobación de los planes de acción de corto plazo, presencia que ha sido cuestionada por los medios de comunicación regional argumentando indebida injerencia en una órbita que no es de su competencia legal.
 
En los pocos días de gestión, Ospina Gomez, ha mostrado que no es la persona idónea para administrar la ciudad, pues por falta de criterio y autonomía, ha sumido el municipio y sus instituciones en una grave crisis desatada por el insano propósito de plantear, con dos artículos, un programa neoliberal de privatizaciones, masacre laboral y endeudamientos onerosos, cuando aún no hay claridad sobre el cuadro financiero y presupuestal del municipio afectado por los robos de valorización.
 
Ospina Gomez se ha revelado como otra ficha más de los clanes politiqueros y las mafias que rondan la Alcaldía para perpetuar y ampliar sus privilegios.
 
Ospina Gomez es la pandemia neoliberal y el simulacro politiquero para retomar la corrupción.
 
Tal circunstancia hace preguntar por la terna pendiente.
 
Marta Peralta Epeayiu, presidente del Mais, ha dicho que aún no determinan la composición de tal lista, aunque descarto los nombres remitidos desde el Mais del Quindío, contaminados por las nefastas influencias de Cambio radical y del directorio liberal tradicional.
 
Decisión que se debe aplaudir, pero demandando una más ágil decisión para superar la actual interinidad de la ciudad, que al único que le conviene es al gobernador Jaramillo, quien de la mano de la Dirección liberal y del Senador uribista, parapolítico y liberal Mario Castaño, avanza en la repartija burocrática y contractual tanto de las alcaldías de Armenia y Calarca y el departamento.
 
Ese es el verdadero conglomerado al acecho del poder político en el Quindío que se debe advertir y con el cual no se debe contemporizar desde el campo democrático y progresista.
 
Es el mismo clúster (aglomerado) político que presiona para mantener la indefinición y parálisis en la dirección nacional de Mais.
 
Gaviria, Jaramillo y Castaño, han montado en Bogota un cerco de presiones, amenazas y chantajes sobre Mais para que no presenten la terna y así ellos poder disponer por largo tiempo y  a su amaño de todos los recursos del poder político regional, como efectivamente lo estan haciendo.
 
Es por tal razón que nos parecen oportunas las convocatorias de los sindicatos y de diversos sectores de la sociedad civil para adelantar las acciones sociales de masas correspondientes mediante cacerolazos, plantones y tendencias en las redes que permitan desenmascarar estas mafias oscuras que acechan los derechos democráticos y sociales de los quindianos.
 
Tenemos que comunicarnos con el Senador del Mais, Feliciano Valencia cuyo teléfono es 3174266974 y con Marta Peralta, Presidente del  Mais, cuyo teléfono es 3104371577, para que se pronuncien y remitan la terna al gobernador Jaramillo con los nombres para reemplazar al defenestrado José Manuel Ríos.
 
Armenia no se puede rendir ante estos poderes oscuros e insensibles frente a los destinos de la ciudad.
 
La prensa y sus columnistas tienen un enorme desafío en esta coyuntura, su papel fue crucial en la suspensión de Ríos. Igual las Veedurías ciudadanas y las Auditorias de control social.