21 Septiembre - 2020

Armenia es la ciudad más pobre entre las otras dos del eje cafetero: Pereira y Manizales

No haremos aquí una cátedra magistral para descubrir las principales causas, todos sus habitantes saben las circunstancias de orden político que ha rodeado esta ciudad capital desde el año 1992, clientelas politiqueras se tomaron Armenia, hoy pagamos las consecuencias. ( Concepto de la dirección).

Armenia es la capital con mayor pobreza y desigualdad en el Eje Cafetero
 
Escrito por Rubiela Tapazco Arenas
 
En Armenia la incidencia de la pobreza para 2018 fue de 22,5%, la más alta de las tres ciudades del Eje Cafetero, mientras que la pobreza monetaria ha mostrado una tendencia al descenso que pasó de 25.1% en 2016, a 22.7% en 2017 y a 22.5 en 2018; así como de la pobreza monetaria extrema, que pasó de 5.7% en 2016 a 5.0% en 2017; sin embargo, estas cifras muestran variaciones muy bajas y siguen siendo muy superiores a las reportadas por ciudades como Manizales o Pereira.
 
Según la Alerta Temprana de la Defensoría del Pueblo esta situación se presenta en mayor medida en las Comunas 1, 2 y 3 de la capital quindiana, sectores que tienen mayor presencia de asentamientos informales, y una baja presencia institucional que expone a los habitantes de estos territorios al influjo de actores y grupos armados.
 
A su vez, la ciudad presenta, al igual que Pereira, incremento de la desigualdad que se refleja en la cifra del coeficiente Gini, a su vez, los datos del Dane para las tres ciudades del Eje Cafetero, señalan una mayor incidencia de la pobreza de las mujeres, frente a los hombres.
 
En este sentido se debe señalar, que el “índice de feminización de la pobreza” refleja el porcentaje de mujeres pobres, o bajo pobreza extrema con respecto al de hombres pobres o en extrema pobreza, y se interpreta como la cantidad de mujeres pobres por cada cien hombres pobres.
 
Para el periodo 2010- 2017 el índice de feminización de la pobreza de Pereira y su área metropolitana fue 134, y de pobreza extrema 145; mientras que en Armenia fue de 125 y 151 respectivamente; y en Manizales, la cifra de pobreza equivalió a 124 y de pobreza extrema a 143; valores todos muy superiores a los evidenciados en hombres.
 
Este hecho muestra la especial situación de desventaja social de las mujeres, y refleja el impacto de factores asociados a la inequidad de género como: el peso de la carga del cuidado -trabajo no remunerado, tradicionalmente asignado a las mujeres-el desmedido impacto de las violencias sobre esta población; la falta de oportunidades educativas, laborales, de seguridad y protección que respondan a sus necesidades, entre otros, factores que constituyen barreras para el ejercicio de sus derechos humanos.
 
Por su parte, Armenia que concentra el 60.3% de la población urbana del departamento del Quindío, pasó de tener una tasa de desempleo de 14.0% en 2018 a 14,4% en 2019, y a junio de 2020, el índice de la ciudad llegó a 33,5%, lo que la posiciona como una de las ciudades capitales con mayor índice de desempleo del país, con cifras muy superiores a las registradas para Manizales y Pereira.
 
Vale también indicar que la cifra refleja el impacto de la epidemia del Covid -19. De acuerdo con la Encuesta de Calidad de Vida (2017), de las cerca de 137.000 personas que a 2017 en Armenia se encontraban ocupadas, 56% lo estuvieron mediante empleo informal.
 
Así mismo, en 2019, ocupó el tercer lugar en las ciudades con mayor desempleo juvenil, con una incidencia del 25%, y a junio de 2020 representa el 41,3%, que la deja en el sexto puesto en esta materia.