23 Junio - 2020

Ante la Procuraduría General de la Nación, PGN, veedurías y auditorias sociales de Armenia y el Quindío invocan Control de Advertencia para defender los bienes públicos. Armenia: ¿Qué pasó con la terna?

Después de la suspensión por tres meses de José Manuel Ríos como Alcalde de Armenia y de su incriminación por la Fiscalía, que lo llamó a indagatoria y dictó medida de aseguramiento, tras los escándalos por las irregularidades en la contratación por valor de 1600 millones de pesos, era necesario pasar a definir la persona que se encargaría de la administración de la ciudad. Dicho proceso está previsto en la Constitución y la ley electoral de tal manera que el partido o movimiento que avalo la candidatura de Ríos en las elecciones del pasado 27 de octubre, debe presentar una terna de la cual el superior jerárquico en la administración, en este caso el Gobernador Jaramillo, nombre la persona que se encargue de los asuntos del municipio mientras se define la situación jurídica y disciplinaria del titular.

Carta a Martha Peralta, presidenta de Mais, sobre la terna  y al senador del Mais Feliciano Valencia
 
Unidad Investigativa de colombiaparatodos.net, el portal La otra voz, Montenegro Estéreo Nacional e Internacional , agoraqradio.com.co; AIR, Alianza Internacional de Radio; Facebook Cesáreo Herrera Castro y el periódico físico Actualidad quindiana enviaron misivas a Los 3 Mosqueteros, demandan más acciones puntuales en Armenia y el Quindío
 
La Procuraduría, Fiscalía y Contraloría General de la Nación anunciaron investigaciones de 3 altos funcionarios del Quindío,  gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas en total hermetismo 
 
Por Horacio Duque Giraldo
 
Entre tanto era menester suplir el vacío y el Gobernador designo su Secretario de Hacienda, el señor Ospina Gomez, como Alcalde encargado, a quien acompaño en sus tareas iniciales como la reunión del Consejo de Gobierno y la aprobación de los planes de acción de corto plazo, presencia que ha sido cuestionada por los medios de comunicación regional argumentando indebida injerencia en una órbita que no es de su competencia legal.
 
En los pocos días de gestión, Ospina Gomez, ha mostrado que no es la persona idónea para administrar la ciudad, pues por falta de criterio y autonomía, ha sumido el municipio y sus instituciones en una grave crisis desatada por el insano propósito de plantear, con dos artículos, un programa neoliberal de privatizaciones, masacre laboral y endeudamientos onerosos, cuando aún no hay claridad sobre el cuadro financiero y presupuestal del municipio afectado por los robos de valorización.
 
Ospina Gomez se ha revelado como otra ficha más de los clanes politiqueros y las mafias que rondan la Alcaldía para perpetuar y ampliar sus privilegios.
 
Ospina Gomez es la pandemia neoliberal y el simulacro politiquero para retomar la corrupción.
Tal circunstancia hace preguntar por la terna pendiente.
 
Marta Peralta Epeayiu, presidente del Mais, ha dicho que aún no determinan la composición de tal lista, aunque descarto los nombres remitidos desde el Mais del Quindío, contaminados por las nefastas influencias de Cambio radical y del directorio liberal tradicional.
 
Decisión que se debe aplaudir, pero demandando una más ágil decisión para superar la actual interinidad de la ciudad, que al único que le conviene es al gobernador Jaramillo, quien de la mano de la Dirección liberal y del Senador uribista, parapolítico y liberal Mario Castaño, avanza en la repartija burocrática y contractual tanto de las alcaldías de Armenia y Calarca y el departamento.
 
Ese es el verdadero conglomerado al acecho del poder político en el Quindío que se debe advertir y con el cual no se debe contemporizar desde el campo democrático y progresista.
 
Es el mismo clúster (aglomerado) político que presiona para mantener la indefinición y parálisis en la dirección nacional de Mais.
Gaviria, Jaramillo y Castaño, han montado en Bogota un cerco de presiones, amenazas y chantajes sobre Mais para que no presenten la terna y así ellos poder disponer por largo tiempo y a su amaño de todos los recursos del poder político regional, como efectivamente lo estan haciendo.
 
Es por tal razón que nos parecen oportunas las convocatorias de los sindicatos y de diversos sectores de la sociedad civil para adelantar las acciones sociales de masas correspondientes mediante cacerolazos, plantones y tendencias en las redes que permitan desenmascarar estas mafias oscuras que acechan los derechos democráticos y sociales de los quindianos.
 
Tenemos que comunicarnos con el Senador del Mais, Feliciano Valencia cuyo teléfono es 3174266974 y con Marta Peralta, Presidente del Mais, cuyo teléfono es 3104371577, para que se pronuncien y remitan la terna al gobernador Jaramillo con los nombres para reemplazar al defenestrado José Manuel Ríos.
Armenia no se puede rendir ante estos poderes oscuros e insensibles frente a los destinos de la ciudad.
La prensa y sus columnistas tienen un enorme desafío en esta coyuntura, su papel fue crucial en la suspensión de Ríos. Igual las Veedurías ciudadanas y las Auditorias de control social.
Veedurías y auditorias sociales invocan Control de advertencia para defender a Armenia.
Por Horacio Duque.
No la tiene fácil la rosca que pretende imponer a como dé lugar un esquema de reforma administrativa de la Alcaldía de Armenia en los términos del regresivo modelo neoliberal que es el gran cuestionado en la actual crisis sanitaria que golpea a millones de colombianos. Esa nueva rosca integrada por Jaramillo y su Alcalde encargado señor Ospina Gómez, que está en camino de reemplazar a las desgastadas élites políticas comprometidas con el atraco a las finanzas públicas del municipio, acudió a diversas artimañas en el Concejo de la ciudad para infiltrar a ultima hora en el Plan de Desarrollo 2020-2023, los artículos 35 y 36 con disposiciones de alto calibre, orientadas a privatizar las Empresas Publicas, a ejecutar una masacre laboral y endeudar la tesorería local, comprometiendo el futuro de los habitantes de la capital del Quindío. Lo que demanda la actual situación del municipio, articulada con este deterioro de las prácticas políticas plagadas de criminalidad y desconocimiento de las normas mínimas de una ética de la responsabilidad, es entender que detrás de todo esto está una facción política con epicentro en la Dirección Nacional Liberal, de Cesar Gaviria, y en las oficinas del Senador Mario Castaño, de Manizales, dotado de una gran voracidad burocrática, reflejada en su asalto a puestos estratégicos de la administración departamental, en donde con el consentimiento del gobernador Jaramillo, ha colocado reconocidas fichas de dicho parlamentario liberal, uribista y parapolítico de Caldas, derrotado masivamente en las pasadas elecciones tanto en Manizales como en Caldas.
Por fortuna en Colombia y en el Quindío hemos asistido en fechas recientes a un despertar de la conciencia popular y democrática, reflejado en la gigantesca votación en la Consulta anticorrupción y en la elevada votación depositada por el candidato independiente Gustavo Petro. El Quindío no ha sido la excepción en tal tendencia politica nacional y esto se ha reflejado en diversos fenómenos como el voto en blanco y la abstención que en su saldo neto no es más que un franco repudio por las costumbres politiqueras de las viejas maquinarias electoreras del bipartidismo oligárquico regional.
La acción de la Procuraduría con los procesos disciplinarios y la gestión de la Fiscalía con las acciones penales que han llevado a la cárcel a los responsables del robo a los dineros de valorización han sido histórica para nuestro caso.
Por supuesto, la movilización ciudadana adelantada a través de los medios de comunicación, los analistas de opinión, las veedurías ciudadanas, las auditorias sociales, los plantones y cacerolazos, quedan registrados como instrumentos fundamentales del rechazo popular a la irresponsabilidad de los estamentos directivos del gobierno y los denominados partidos politicos.
La potencia de la multitud se ha sentido en Armenia haciendo efectiva una guerra de posiciones contra la casta politiquera y su hegemonía.
La potencia de la multitud ha sido clave para crear una nueva correlación de fuerzas que nos ha permitido poner en retirada esta delincuencia de cuello blanco experta en la depredación y el despojo.
En ese sentido, frente a lo que está ocurriendo con el Plan de Desarrollo 2020-2023, está a disposición otro repertorio de la acción fiscalizadora como la “función de advertencia”, invocada por las Veeduría cívica de Mejía y Jaramillo, la cual permite a la Contraloría General, señalar al ente controlado que la realización de ciertas actividades, situaciones o hechos pueden llevarlo a generar un daño al patrimonio del Estado. Por lo que hace necesario que revalúe la forma como está ejercida la gestión, que es lo que se pretende con todas las denuncias realizadas hasta el momento.
En la implementación de esta función de advertencia es importante saber que aún se dispone de un amplio plazo para consolidar un Plan de desarrollo acorde con los problemas más grave de Armenia, pues en el decreto 683 de 21 de mayo de 2020, artículo tercero sobre la aprobación excepcional, se establece un plazo hasta el 15 de julio de 2020 para la aprobación de los planes de desarrollo.
Aún hay más recursos a disposición de la sociedad civil. Hemos hablado de una Red de cuidadores de lo público y de otras formas de intervención de las comunidades y sus asociaciones previstas en la Ley Estatutaria 1757 de 2015 que establece disposiciones en materia de promoción y protección del derecho a la participación democrática, cuyo objeto es promover, proteger y garantizar modalidades del derecho a participar en la vida política, administrativa, económica, social y cultural, y así mismo a controlar las gestiones de los gobiernos en todos sus niveles. Nos pueden leer en colombiaparatodos.net y Facebook actualidad quindiana.