28 Noviembre - 2019

Alcaldes quindianos dberían exigir una planta de tratamientos de residuos sólidos y no más escombreras

Absurdo que después del fallido viaje del gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Oosorio Buriticá, con varios alcaldes a Barcelona, España, para conocer las plantas de tratamientos de residuos sólidos y luego instalar varias de ellas en esta zona del país, todavía se insista en continuar con escombreras.

Parque Nacional del Café apoyó esa fallida visita
 
Las directivas del Parque Nacional del Café aprobaron el auspicio o apoyo con los tiquetes de ida y regreso del gobernador y varios alcaldes a Barcelona, España, a principios del año 2016, la cual no arrojó ningún resultado importante para la región toda vez que varios alcaldes siguen pensando en tener escombreras para botar toda clase de basuras. 
 
Los constructores del Quindío y la gobernación con los dineros de las regalías deberían instalar aquí la primera planta de tratamiento de residuos sólidos, pero esa no es la voluntad de los alcaldes y menos del mandatario seccional. 
 
Consenso de alcaldes para tener una escombrera regional
 
Los alcaldes de los municipios de Génova, Montenegro, Salento, Buenavista, Pijao, Quimbaya, Circasia y Filandia concluyeron que es viable consolidar la propuesta de escombrera regional para solucionar la situación de depósito de residuos de demolición y construcción y evitar impactos ambientales negativos para el departamento.
 
En el marco del cumplimiento de la sentencia de acción popular proferida por el Tribunal Administrativo del Quindío, TAQ, en relación con la escombrera o sitio de disposición final, la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, dará celeridad a las visitas técnicas requeridas para evaluar los predios que se presenten como posibles lugares para esta destinación.
 
De acuerdo con Juliana Orozco Holguín, profesional especializada de la Subdirección de Regulación y Control de la CRQ: “El plazo del fallo indicaba que se tenía un mes para concluir qué tipo de solución se le daría a la situación si regional o individual que es el punto que ya se surtió con los alcaldes. Luego plantea un plazo de 12 meses para la consecución de los sitios y la evaluación de las determinantes ambientales. Por último un mes más para surtir los temas administrativos que se requieran para concretar la escombrera”.