18 Julio - 2018

Alcalde de Quimbaya, Jaime Andrés Pérez Cotrino, explica su posición frente a EPQ

En los cuatro municipios adscritos a la antigua Esaquín, Empresa Sanitaria del Quindío, hoy EPQ, Empresas Públicas del Quindío, hay inconformidad en sus usuarios, los habitantes de Quimbaya, Circasia, Montenegro y La Tebaida se han pronunciado, buscan una desobediencia civil por el incremento de las tarifas de acueducto y alcantarillado. El primero en oponerse fue el alcalde de Quimbaya.

Así habló Jaime Andrés Pérez Cotrino
 
El municipio de Quimbaya a través de mi representación como alcalde, procedió a participar activamente dentro de la Junta Directiva de Empresas Públicas del Quindío durante el año inmediatamente anterior, siendo muy crítico en la elaboración del nuevo esquema tarifario, el cual fue aprobado en diciembre del año 2017.
 
La entidad la cual represento, procedió a dar un voto negativo dentro del actual esquema tarifario, ya que con este mecanismo solo se beneficiaba la empresa, pero en ningún momento la comunidad en general, puesto que de entrada el ente territorial cumplía con las diferentes metas establecidas en el artículo nueve frente a los estándares de servicio de calidad, continuidad, y cobertura tanto de acueducto como de alcantarillado en la resolución CRA 688 de 2014 y la resolución CRA  735 de 2015, los cuales se constituyen en las metas a tener en cuenta para la definición de los proyector de inversión frente al Poir.
 
Para nuestro municipio el mayor impacto de la tarifa se presenta en los costos medios de inversión, es decir, las obras a realizar por parte de la empresa (en un período de diez años), y los cuales son recuperables vía tarifa. Es decir, el precio de las obras a realizar por EPQ, ascienden a un costo aproximado de $27.500.000.000.
 
Dentro de los aportes realizados por el municipio de Quimbaya para la no aprobación al esquema tarifario, y no tenidos en cuenta por la Junta Directiva, se tiene la escasa capacidad financiera de la empresa en mención, para ejecutar las obras dentro de los términos establecidos dentro de la resolución CRA 688 de 2014 y la Resolución CRA 735 de 2015, las cuales para los cuatro municipios estarían por el orden de los $100.000.000.000. 
 
Dentro de las obras a realizar en el sector alcantarillado, se debe de dar cumplimiento al plan de saneamiento y manejo de vertimientos en el orden de cinco años, empezando a partir del 01 de julio de 2016. Dentro de las obras contempladas para el municipio de Quimbaya en este documento se encuentra la construcción de la Planta de tratamiento de aguas residuales y la fase II de la construcción de colectores, las cuales están por un orden aproximado de los $20.000.000.000.
 
Pero dentro del documento aprobado en el año 2009, entre la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y Esaquin S.A. ESP, hoy día EPQ, estaban contempladas la realización de estas obras en el período correspondiente al año 2012-2017, sin que se diera cumplimiento por la empresa.
 
Siendo así, como este incumplimiento conlleva a incluir estas obras al esquema tarifario, impactando la tarifa de los usuarios del servicio de acueducto y alcantarillado.
 
Retomando el tema de la capacidad financiera, se evidenció en el análisis realizado en el esquema tarifario, como se incumplía lo dispuesto en las resoluciones anteriormente mencionadas, ya que el plan de saneamiento y manejo de vertimientos no se cumplirá dentro de los primeros cinco años como lo establece la norma, sino que para el caso del municipio de Quimbaya estas obras se ejecutaran a partir del año siete.
 
De la misma manera, dentro de las cifras aportadas por las empresas públicas del Quindío (EPQ), se pudo evidenciar que la plata recaudada por concepto de los costos medios de inversión, la cual debe ser destinada por la empresa para la realización de las obras, sería destinada a financiar los costos medios de operación, es decir el personal operativo de la entidad, encontrándose un desfinanciamiento dentro del modelo.
 
Como se expuso anteriormente, el único miembro de la junta directiva que presentó observaciones al proceso de determinación de la tarifa al presente esquema tarifario fue el municipio de Quimbaya, donde en todas las Juntas el voto fue negativo, a través de la realización de un análisis serio frente a la aprobación del esquema, sin contar con el apoyo de los diferentes miembros.
 
Frente a lo anterior, la Administración Municipal procederá a incrementar los subsidios de acueducto y alcantarillado del 40% al 45%, con el fin de minimizar el impacto generado en el incremento tarifario.