29 Septiembre - 2017

Alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo, perdió en primera instancia

La pregunta que miles de pereiranos se hacen es qué pasará con el principal cargo político de la ciudad. ¿Continuará el alcalde? ¿Habrá nuevas elecciones? ¿Dará un paso al costado para enfrentar su defensa? Son algunas de las preguntas que la ciudadanía tiene en este momento.

¿Está de acuerdo con que el alcalde Juan Pablo Gallo pierda la investidura por sus actuaciones como concejal? Me es indiferente 12%, sí 37%, no 51%.
Alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo, perdió en primera instancia
 
Fuente: Diario del Otún 
 
Abogados, docentes, líderes comunitarios y gente del común hablan de este suceso que tiene en shock a la ciudadanía.
Es de aclarar que la pérdida de investidura decretada es por un caso de conflicto de intereses, cuando el hoy Alcalde de Pereira fungía como concejal de la ciudad y participó en la elección del Contralor de la época.
A pesar de que la demanda fue por su accionar como concejal, esto afectaría al burgomaestre en su actual cargo por lo que si en el Consejo de Estado ratifica la decisión de primera instancia, el alcalde deberá dejar su cargo.
Teniendo en cuenta que el fallo es en primera instancia, el mandatario local puede instaurar el derecho de apelación ante el Consejo de Estado, para que allí se estudie el caso y se ratifique o revoque la decisión del Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda.
Los juristas consultados por este medio de comunicación afirmaron que el Alcalde Juan Pablo Gallo puede continuar en su cargo hasta que el Consejo de Estado emita un fallo de segunda instancia. De ahí se deriva un nuevo interrogante: ¿Cuánto tiempo se tarda el Consejo de Estado en emitir fallo de segunda instancia?
La respuesta a esta pregunta es que no hay tiempo determinado y hay quienes aseguran que se pueden tardar entre 6 y 8 meses, no obstante hay quienes señalan que la decisión podría demorarse poco más de un año.
Posibles escenarios
Aunque no hay un tiempo específico para conocer la decisión en segunda instancia, en caso de que se ratifique la decisión de primera instancia habría dos opciones.
La primera es que si faltan más de 18 meses para que culmine el periodo del actual Alcalde, el Gobernado de Risaralda deberá convocar a elecciones atípicas para elegir al nuevo mandatario.
La segunda se aplicaría si al momento del fallo en segunda instancia faltaran menos de 18 meses. En este escenario se deberá escoger al reemplazo de una terna conformada por integrantes del mismo partido político al que representa el actual alcalde, que en este caso es el partido Liberal.
Gerardo Bernal, presidente del Colegio de Abogados de Risaralda, aseguró que “ahora vienen las apelaciones, supongo y debería ser así, que los abogados del Alcalde interpongan los recursos de ley que en este caso corresponden a la apelación. El expediente se remite al Consejo de Estado, allí hacen un reparto interno y de ahí se va para la sección primera que es la que toca este tipo de temas. Será el Consejo de Estado el que revoque la decisión, se mantenga en firme o que de alguna manera se modifique”.
Como se dijo anteriormente, sí el mandatario local interpone el recurso de apelación, continuará en su cargo hasta que se dé un fallo de segunda instancia.
Para William García, director del programa de Ciencias Políticas de la Fundación Universitaria del Área Andina, el burgomaestre tiene dos caminos actualmente, el primero es continuar en su puesto hasta que se dé el fallo en segunda instancia o nombrar un alcalde encargado mientras el mandatario adelanta su defensa ante el Consejo de Estado.