20 Febrero - 2019

2.000 especies de plantas aproximadamente tiene el Quindío, dijo el presidente del Jardín Botánico Alberto Gómez Mejía

si hay un quindiano con sentido de pertenencia por su terruño es el exalcalde de Armenia, abogado Alberto Gómez Mejía, quien un día cualquier siguió las orientaciones del sabio Caldas, hoy expone con sencillez para todo el mundo el Jardín Botánico del Quindío y en donde está un maravillosos mariposario.

Medio ambiente / Febrero 20 2019 / 
 
“Quindianos no saben nada de su flora y fauna”: presidente Jardín Botánico
 
Propuesta busca que a estudiantes de grados 4 y 5 de colegios del departamento se les enseñe en ciencias naturales la riqueza ecológica que tiene la región.
 
“Quindianos no saben nada de su flora y fauna”: presidente Jardín Botánico
 
“Los quindianos no conocen nada de su flora y fauna”, señaló Alberto Gómez Mejía, presidente del Jardín Botánico del Quindío, quien a propósito de los 40 años del parque, presentó una propuesta con la que busca crear conciencia sobre la riqueza natural de la región.
 
“Estamos felices de llegar a esa cifra, pero sabemos que se debe crear una conciencia colectiva sobre la riqueza biológica y ecológica que tienen las montañas del departamento y sobre todo aprender a valorar esa biodiversidad, para de esa manera dejarle a nuestros hijos y nietos un Quindío mejor”, sostuvo Gómez Mejía.
 
Recomendado de archivo: Una mirada desde adentro del Jardín Botánico del Quindío
 
Invasión de especies
 
De acuerdo con el presidente, hay un caso muy particular con la flora de la región, de la cual se logra contemplar un gran porcentaje y es que son especies de otros países. Razón por la que reitera la importancia de crear una estrategia para acercar a los niños a la ecología quindiana. El proyecto consiste en implementar en el currículo de primaria, en grados 4 y 5 principalmente, la materia de biología con este énfasis regional, hacer capacitación de docentes y la adquisición de material en torno al tema.
 
“Si se le pregunta a cualquier docente de ciencias naturales, qué es chachafruto, le va a contestar que ni idea”. Se trata de una alternativa para crear conciencia individual y colectiva sobre nuestra naturaleza. 
 
“Si la gente cambia, las cosas cambian. Las personas tienen que aprender a depositar las basuras, a respetar la vida. Es muy importante que los niños conozcan cuál es la realidad ecológica nuestra, saber dónde está parado y esto significa conocer la flora, la fauna, el clima y la historia natural, lo que está ausente de las aulas hoy en día”, puntualizó Gómez Mejía.
 
Palmas locales y extranjeras
 
Agregó que si se lograra en el Quindío dar el paso adelante, se podría reconstruir el milagro de la restauración ecológica, y sería un ejemplo nacional. Porque en ninguna parte del país se conoce lo local. “A nosotros nos gusta lo de afuera, el departamento está sembrado de palmas de otros países y tenemos una diversidad de esta planta que suma las  21 especies y las personas no dejan de conocer, la de vino, de cera y la de corozo, esta última que no es originaria”.
 
Como otro ejemplo del desconocimiento, el directivo acotó que la palma macana, con la que se hicieron todos los corredores del Quindío, nadie la conoce. En la región se habla del café, que es una planta originaria de Etiopía, pero acá hay una diversidad florística cercana a las 2.000 especies y en especial el magnolia hernandezii, conocida por los campesinos como molinillo, porque al hueso central que tiene el fruto, le ensamblan un palo y se bate el chocolate, “un árbol muy bello que está en peligro de extinción”. Mencionó que tiene otra propuesta ya que lamentablemente la gente no lo conoce y por eso piensa que sería bueno que el árbol emblemático del departamento del Quindío sea ese.
 
 
Lily Dayana Restrepo
La crónica